Mi viaje a Cuba en noviembre de 2010

Queridos hermanos:

Mi esposa y yo somos de Rosario, Argentina. La experiencia alucinante que vivimos en vuestro heroico país aun perdura en nuestras retinas; ¡cuanta humildad, grandeza, hospitalidad!; no me alcanzan los términos para enumerar tantas cosas grandiosas que ustedes poseen en toda su gente.

¡Cuanta tristeza sentimos por tener que regresar, lloramos juntos muchísimo al dejar La Habana, pero también Santa María, Santa Clara, Cienfuegos, Trinidad, Matanzas, Varadero etc.

Cuarenta años soñé este viaje y volví muchísimo más conforme de lo imaginado; sé que es increíble soportar más de 50 años ese bloqueo inhumano impuesto por la inmunda potencia asesina que predomina el planeta sin importarle ni la más mínima condición de sus propios ciudadanos, pero allí está Cuba, un gigante a punto de incorporarse que creo sin equivocarme que es un ejemplo en el mundo, sin distinción de ninguna especie, de valor, abnegación y lucha y termino, porque si no le haría competencia a Fidel con sus discursos magistrales.

¡¡¡Viva la Revolución con el Che, Fidel y Camilo!!!

¡¡¡Gracias Raúl por tu continuidad y ese heroico pueblo que los acompaña!!!

¡¡¡Gracias por concientizar a toda América Latina a defender lo suyo!!!

¡¡¡Gracias por ser Cuba, siempre podrá, los amamos!!!

¡¡¡Hasta la victoria siempre compañeros!!!

¡Viva Cuba! ¡Viva Fidel! Viva Raúl!

¡Gloria eterna al Che y todos los compañeros que lucharon por esa Revolución ejemplar!!!

Silvia Aida Bolado y José Raúl Villarreal

Anterior

Siguiente

   

SubirSubir