Agradecimiento al pueblo de Cuba, desde
Mendoza, Argentina

Querido Pueblo de Cuba:

No sé si en mi vocabulario encontraré las palabras adecuadas para expresarles el cálido trato que me han dispensado mientras tomé mis vacaciones, primero conociendo La Habana, con sus lugares históricos, y luego en la localidad turística de Varadero, más precisamente en un complejo hotelero, desde donde me desplacé a Cienfuegos, Trinidad y Santa Clara.

Traje como valor más preciado la cultura de la gente y la forma desinteresada en la que se relacionaron conmigo; me sentí como en mi casa, pude serenar mi espíritu luego de un año 2 011 que estuvo complejo en mi familia.

Quisiera contarles que tenemos diferencias tan grandes en el modo de relacionarnos, ustedes son mansos, cultos, atentos; tienen una idea clara de lo que viven, aún cuando se sufran necesidades. Creo que es mérito de la educación.

Soy Argentina, de Mendoza, es decir del interior, al centro oeste del país, y descubrí en mis paisanos, sobre todo la gente de la capital, una agresividad importante, una permanente intranquilidad. Ni hablar de la cultura, a nosotros nos falta mucho en educación, en conocer nuestra historia y revelar ciertas mentiras que nos han formado en el proceso de construcción de nuestra identidad.

He quedado maravillada con los trabajos artesanales, con las mujeres mayores y las jóvenes, también muchachos realizando bordados en los paseos que se han habilitado. Me llamó mucho la atención cómo leen el diario, y de paso, ¡como cuesta conseguirlo! Quería traerle a mi hijo, que no pudo acompañarnos porque preparaba sus exámenes de ingreso a la universidad; y los dos que conseguí me los regalaron lectores que los resignaron ante mi imposibilidad de comprarlos, vaya para ellos un "gracias" enorme. A él le traje libros, muchos libros que en estos pagos no se consiguen.

Sería muy bueno que ustedes conocieran nuestra historia, sobre todo la más reciente, la de la reconstrucción, porque se asemeja mucho a la realidad que ustedes viven hoy y los haría sentir en carrera para superarla. Los países de América Latina, toda, comenzaron su proceso de creación del SER SOCIAL, recientemente, porque hasta hace unos años era como en la selva, "sálvese quien pueda". Ahora nuestros gobiernos, que como bien dicen varios presidentes, por primera vez se parecen mucho a sus pueblos, nos piensan como sociedad en conjunto, y se protege tanto a los niños con la Asignación Universal por Hijo, como a los adultos mayores con la Jubilación del ANSES. Lo hablé con distintas personas y me conmovió el descubrir que para ustedes es algo establecido.

No puedo hablar por otros países porque no conozco, pero en el mío, y en mis 44 años, es la primera vez que en tan corto tiempo se puede apreciar el cambio, la decisión, la puesta en marcha. Muchos se quejan, cuestionan y dudan, pero…al final de cuentas poblamos las playas de Cuba cuando por motivos de cambio es un viaje que nos resulta oneroso.

Claro que, cada uno tendrá sus motivaciones, en nuestro caso destinamos nuestros ahorros, de varios años que íbamos a utilizar en construir en casa, pero los problemas de salud nos llevaron a cuestionarnos y repensar ciertas cosas y por ende a disfrutar de lo que hemos ganado con nuestro trabajo, legítimo y sin deber nada a nadie.

Estoy muy agradecida, quisiera hacer más que el mero hecho de saber que levantamos la mano en contra del bloqueo, humildemente creo que debe de haber otras maneras de colaborar para una mejor calidad de vida y dignificación a través del trabajo de su pueblo que me ha demostrado tener las suficientes agallas para salir adelante y tal cual decía el Che, "sin cederles ni tantito así ".

Envío un beso y abrazo cariñoso a María Esther, mi camarera; Osvaldo y Julio en la playa; a Osmay Cabrera por dedicarle tiempo a mi hija en enseñarle a armar flores maravillosas en papel; a Juan Patricio, Isa, Rauli y todo el equipo de animación del hotel Sol Palmeras; al doctor Boris García Dolzaires por permitirme vivir una experiencia mágica con los delfines. Seguramente me quedará mucha gente bella por saludar, un infinito gracias por hacer de nuestro tiempo un tiempo de calidad.

Espero poder adquirir ejemplares del libro en dos tomos, presentado por Fidel "Guerrillero del tiempo" en mi país, nuestra visita fue la semana antes de la presentación y no pudimos adquirirlo.

Les dejo un saludo cordial, afectuoso y espero poder volver para seguir conociendo su historia y su cultura.

Aprovecho estas líneas, para mandarle al Presidente Bolivariano nuestra oración para su pronta recuperación, Presidente, América lo necesita, cuídese.

Y rememorando al gran Simón Bolívar, en palabras del Che, "Brindo por Cuba y América unida, constituimos una sola raza mestiza, que desde México hasta el estrecho de Magallanes, presenta notables similitudes etnográficas" (*)

María Dolores Costa

(*) El pensamiento político de Ernesto Che Guevara, de María del Carmen Ariet García (Etapa formativa de su pensamiento político, pág. 42 Ed. Ocean Sur)

Anterior

Siguiente

   

SubirSubir