Gracias a tí y a los otros "Micheletti"

El sol de la libertad y la justicia social emerge, resplandeciente y poderoso, en el horizonte de los grandes acontecimientos históricos. Tu conducta virulenta y provocadora, le ha brindado, felizmente, la oportunidad a nuestra América unánime, de certificar ante el mundo su más profundo repudio al Big stick, a la bota y al fusil.

Pasarás a la historia, tú y los otros, como el último eslabón de la oscura noche de los asaltos al templo de la democracia. Debes agradecer que, al menos, no serás ignorado, has culminado, con broche de oro, el capítulo final de la era de la opresión y el oprobio, de la era nefasta de la doctrina de la seguridad nacional de los filibusteros de la democracia.

Irremediablemente los "Micheletti" serán sepultados, para que nunca jamás se atrevan a erguir sus cabezas en ese mar dantesco de la represión a la libertad. Que tomen nota los conspiradores de toda calaña, los escribas y fariseos, mercaderes del templo y la paz de los sepulcros, y el cinismo mediático y colonial multinacional, que os han acompañado en esta escabrosa y antidemocrática aventura.

Podrán tú y los otros, asegurarle al mundo que os preparáis presurosos para salvar del colapso la embarcación de la ignominia en que navegáis, y que habréis de arribar a puerto seguro convocando a elecciones que apestan a la podredumbre de la escoria golpista …. Pero, la última barquichuela de los pencos golpistas habrá de hundirse en el tumultuoso mar de su propia ignorancia y arrogancia.

El mundo entero lo sabe. La ONU y la OEA han dicho NO a la barbarie. Nuestra América Latina, digna y vigorosa, fusionada bajo los ideales de Bolívar, Martí, Juárez, Sandino, Morazán, Juanito Mora y tantos otros patriotas de estas tierras bravías, le han dicho NO a la estupidez que representáis. Le ha correspondido el honor a una mujer, a nuestra inteligente, altiva, valiente y orgullosa presidenta de Argentina, reseñar el epitafio final al último capítulo de la putrefacta era Micheletti en nuestro continente. Dios la bendiga.

No importa lo que hagáis… tú y los otros. Las cartas están echadas. Si queréis continuar por el rumbo del despeñadero haciendo lo mismo, como los adictos, esperando resultados diferentes; estáis enfermos. El pueblo Hondureño, no importa lo que pase, sabrá salir delante de la represión y, más temprano que tarde, saldará cuentas contra quienes se atrevieron a escribir el último capítulo de la más vergonzosa era de América Latina.

Gracias a ti y a los otros, por habernos permitido ser testigos de la más hermosa respuesta de unidad Latinoamericana, contra la opresión de nuestros pueblos y de la humanidad. Por habernos permitido entrar al portal de la esperanza, en que los hombres libres dejamos nuestras ideas pesimistas de lado y sentimos renovados nuestra pasión y optimismo, en que la humanidad sabrá encontrar el camino justo para superar la barbarie atómica, el sable y el cañón, el apartheid sionista, el respeto a la integridad biológica del planeta y el derecho de los pueblos a la democracia, a su soberanía y a la justicia social.

Usted, sus "Chafas" y compinches bribones y ladrones, no cuentan más que para sacudir la conciencia de los pueblos libres y hacer resonar en todos los confines del planeta el grito de… ¡VIVA HONDURAS!

Fernando Alfaro

Costa Rica, julio del 2009

Anterior

Siguiente

   

SubirSubir