Mensaje al Pueblo Cubano

Cuba-Jagüey Grande, 27 de Septiembre del 2009

Desde el estallido de la revolución Bolivariana hemos vivido intensas experiencias en diferentes esferas: social, salud, deportivas, culturales, ideológicas, políticas y una de las más importantes el rescate de nuestra libertad, independencia, soberanía, nuestras raíces históricas, nuestros principios éticos y valores morales, gracias a la valentía de nuestro presidente comandante Hugo Rafael Chávez Frías y al apoyo indisoluble del hermano pueblo cubano.

Esta maravillosa experiencia vivida en esta heroica patria cubana me permitió, en lo particular, fortalecer más los principios éticos, la conciencia, la moral, la visión de futuro. Con pasos firmes y convicciones sólidas de revolucionaria estoy convencida y orientada en el camino del socialismo, humanismo, la solidaridad y el internacionalismo, mi pensamiento antiimperialista me motiva a seguir luchando como verdadera soldada al servicio de la patria y más que escribir estas palabras hay que sentirlo y vivirlo, sin vacilaciones.

Si fuera necesario estoy dispuesta a entregar la vida por contribuir a la consolidación de la revolución bonita, "El que pierde todo por ser útil a su patria no pierde nada y gana cuanto le consagra".

Considero fue logrado el objetivo fundamental del Nuevo Programa de Formación de Médicos: Formarnos como médicos de ciencia y conciencia, hemos cambiados de forma gradual durante estos casi cuatro años, somos más conscientes, hemos adquirido un poco más de madurez y conciencia política, nuestra forma de pensar y actuar es diferente desde diferentes ángulos, la alta calidad de la educación recibida aunada al afecto especial y el amor hacia cada uno de los 2 300 estudiantes y el amor al estudio como principal instrumento de liberación, es la experiencia más importante de nuestras vidas y en particular aprendí mucho: "Ser culto es la única forma de ser libre", hemos roto las cadenas que nos oprimían y nos privaban de la educación en Venezuela impuesta por los escuálidos de la cuarta república.

Hoy somos más de 25 000 estudiantes venezolanos que cursamos estudios en Venezuela y Cuba, hemos demostrado que con voluntad, con perseverancia, con entrega, con sacrificio y con mucho amor estamos aprendiendo medicina de calidad y gratuita para todos nuestros hermanos que lo necesiten: allí donde existan enfermedades y miseria, ahí con mucha entrega, humanismo y afecto estaremos los médicos de la Alianza Bolivariana para las Américas ALBA.

Volveremos a nuestra patria cumpliendo con un llamado de nuestro comandante presidente Chávez, seremos buenos soldados y cumpliremos con la revolución, con nuestra gente, estudiando cada día más y luchando por la revolución, por la paz, defendiendo nuestra soberanía, nuestras raíces históricas y seremos ejemplo en la lucha por la verdad, en contra de las injusticias, la corrupción y el burocratismo.

Gracias a ustedes somos más humanos y más socialistas, esta maravillosa experiencia nos ha permitido ser útiles a la sociedad, somos más consientes, mas justos, mas solidarios, mas unidos, mas organizados, mas patriotas y más revolucionarios, nada nos detendrá.

En lo particular, gracias a Dios, a la revolución bolivariana y al hermano pueblo cubano por permitirme conocer y compartir con tantas personas maravillosas, revolucionarias, sencillas, inteligentes, valientes, patriotas y carismáticos, gracias a todo el personal que labora en esta Facultad Juan Aurelio Triana Pérez AG-40 desde el año 2006-2009 y a la dirección del programa a todos los niveles, sigan adelante sembrando valores, sembrando conciencia, sembrando futuro, no se rindan, ustedes son potencia a nivel mundial, valoro mucho con profunda admiración y respeto su alta capacidad de organización, movilización, conciencia, convicciones firmes y patriotismo.

Eso es lo que le molesta al imperialismo norteamericano, el imperialismo yanqui genera guerra a los pueblos pobres causando más hambre y miseria, en cambio el ALBA nace para llevar más esperanza de vida, alimentos, conciencia, revolución y médicos que lleven salud gratuita a todos los pueblos necesitados, pues estamos convencidos que la moral y la conciencia del pueblo cubano y venezolano no se compra ni se vende, se adquieres con el estudio constante que vive el momento histórico, con ejemplo y patriotismo, con trabajo, sacrificio y solidaridad.

Gracias por su indisoluble apoyo para que la revolución Bolivariana se consolide y avance cada días más, la revolución confía en hombres como ustedes, seguiremos luchando junto a ustedes los sueños de Bolívar y Martí, por la verdad ante las injusticias, por la liberación de los Cinco héroes prisioneros del imperialismo yanqui, por un mundo mejor socialista.

Esta experiencia revolucionaria y antiimperialista deja una huella imborrable en mi corazón, seguiré siendo una soldada de la revolución… Volveré.

Un beso grande y un abrazo fuerte, tan fuerte como esta amistad indisoluble que nos une.

Patria o Muerte… ¡Venceremos!

Norvelina Andrea Olivier E.
Coordinadora estudiantil, Polo Jagüey Grande.

Anterior

Siguiente

   

SubirSubir