(18 de abril de 2011)

Este Congreso viene caminando hace mucho rato

LETICIA MARTÍNEZ HERNÁNDEZ

Foto: Ismael GonzálezEs difícil desprenderse de la energía renovadora que sale de cada sala, de cada conversación, de cada mano que se alza para proponer un mejor concepto o sencillamente para sugerir una oportuna coma. Y entre esa gente, común porque son de pueblo, distingue la sonrisa a veces inhibida de Rolando Fregio, el delegado de Artemisa que narró a todos la insistencia de aquel octogenario de Güira de Melena que pidió a sus médicos "ponerlo sano" para no perderse, ni de casualidad, este VI Congreso.

Es esta la primera cita partidista a la que asiste Fregio. Y como si los estrenos no bastaran, también comparte con los demás delegados la suerte de una nueva provincia que comienza a erigirse como modelo de un mejor trabajo. Dice que desde que llegó al Palacio se la ha pasado conversando de su tierra. Es que "muchas de las cosas que están planteadas en los Lineamientos se vienen experimentando en Artemisa y Mayabeque". Quizás por eso su entusiasmo es mayor: la certeza de que es posible implementar coherentemente cada nueva idea le anima a seguir empujando "amén de caminos bien difíciles".

¿La mayor alegría? "Que este VI Congreso venía caminando desde hace rato, no empezó el 16 de abril, ni es un Congreso de tres días", dice Fregio. Y junto a eso que "la ideas del Comandante están presentes en cada crítica, en cada propuesta". ¿Lo más difícil? "llevar a efecto los más de 300 lineamientos". ¿Será imposible? "esa palabra no existe para los revolucionarios".

Subir