Consultas  Médicas

Urticaria pigmentosa

Especialista en Dermatología del Servicio de esa especialidad en el Pedro Borrás Astorga, en esta capital, la doctora María del Carmen Seijas Sende indica que la urticaria pigmentosa es una enfermedad de naturaleza benigna de la piel que se inscribe dentro del grupo de las llamadas mastocitosis cutáneas, originadas por una acumulación o crecimiento en exceso de las células conocidas por mastocitos. De ahí que este padecimiento se conozca también con el nombre de mastocitosis pigmentaria.

Foto: ALDO MEDEROSDoctora María del Carmen Seijas Sende.

Normalmente, explica mi entrevistada, estas células (los mastocitos) se encuentran en proporción variable en el tejido conjuntivo de diferentes órganos: en el que crece alrededor de los dientes, pulmones, tubo digestivo, y, mayormente, en la piel.

Los mastocitos almacenan sustancias biológicamente activas que, al liberarse, originan los síntomas de la urticaria pigmentosa.

Doctora Seijas: ¿es una o son varias las formas clínicas de esta urticaria?... ¿Cuál es la más usual en nuestro medio?

Son dos: la que aparece en los niños, que es la más frecuente, y la de los adultos.

¿Conoce la ciencia las causas que le dan origen?

Se desconocen hasta hoy. Se ha observado la aparición de esta enfermedad en una misma familia, sin que se haya podido demostrar, en las investigaciones realizadas, la existencia de un patrón de herencia.

¿Ante qué primeros signos y síntomas se puede sospechar de la enfermedad y a qué médico consultar?

Como síntomas el prurito o picazón, y dentro de los llamados signos están las lesiones cutáneas: máculas o manchas, que primeramente son rojizas y luego se vuelven pardas, que tras el frotamiento se hinchan, es decir, se convierten en ronchas. Estas lesiones aparecen en número variable, en ocasiones numerosas. Los médicos de familia pueden establecer el diagnóstico y, en caso necesario, realizar las interconsultas habituales con el especialista en Dermatología del área de salud.

¿Son brotes que aparecen y desaparecen?

Sí, esta es una enfermedad que cursa con brotes, o sea, el enrojecimiento y aparición de ronchas. Un brote dura como promedio 30 minutos, y los intervalos de aparición pueden durar horas, días e incluso meses, lo que varía de un paciente a otro, y está en relación también con el factor desencadenante.

Ahora bien, doctora, una vez que la enfermedad se instala, por decirlo así, ¿cuáles son los factores desencadenantes conocidos de estos brotes?

Los de carácter inmunológico y los no inmunológicos. Entre los primeros se destaca la hipersensibilidad alérgica de la persona. En cuanto a los no inmunológicos, te citaría factores físicos, como la temperatura ambiental, la realización de ejercicios fuertes, el estrés. También la ingestión de algunos alimentos, como el plátano, el queso, las especies, el alcohol, y medicamentos analgésicos como la aspirina, entre otros.

¿El diagnóstico es clínico o requiere de exámenes complementarios?

Es clínico, fundamentalmente, y para correlacionar la observación médica se realiza una biopsia de piel que tiene características definidas y específicas de la enfermedad.

¿Esta es una entidad que puede confundirse fácilmente con alguna otra dolencia?

Existen lesiones de la piel que pueden semejar la de una urticaria pigmentosa. Sin embargo, cuando se realiza el frotamiento no se hacen ronchas. El signo que caracteriza y determina esta enfermedad es que cuando se rasca la lesión, se hacen ronchas.

¿A qué edad como promedio hacen su aparición estas lesiones de la piel? Y, más comúnmente, ¿qué zonas o regiones del cuerpo afecta?

En el 70% de las personas aparece antes de los dos años de edad, e incluso pueden aparecer las lesiones desde el nacimiento. La zona afectada es el tronco, bien en el tórax, abdomen o la espalda.

¿Cuál es el tratamiento de elección en estos pacientes?

Por la naturaleza benigna de esta afección solo requieren la administración de antihistamínicos para el control de los síntomas, como la picazón y el enrojecimiento.

¿Es curable?

La experiencia clínica en el seguimiento de estos enfermos indica que la urticaria pigmentosa, cuando aqueja a los niños, cura espontáneamente cuando estos llegan a la adolescencia. Cuando aparece en los adultos como promedio la enfermedad los afecta alrededor de seis años, y también cura espontáneamente.

¿Se conoce la incidencia de la urticaria pigmentosa mundialmente y también en nuestro medio?

Diría que es una afección poco común, aunque no es infrecuente en la edad infantil. De acuerdo con estudios realizados, de cada mil pacientes con afecciones de la piel que acuden a consulta, uno padece de urticaria pigmentosa que fue reportada por primera vez en 1869.