Consultas  Médicas

Síndrome Coronario Agudo

JOSÉ A. DE LA OSA

El síndrome coronario agudo, conocido en lengua médica por sus siglas SCA, como su nombre lo indica es un conjunto de manifestaciones de cardiopatía isquémica o insuficiencia coronaria, con empeoramiento clínico del paciente en horas o días. Comprende tres grupos de afecciones: angina de pecho inestable aguda, el infarto miocárdico agudo y la muerte cardiaca súbita. La forma más común de presentarse es el denominado dolor anginoso (en el pecho).

Foto: ALDO MEDEROSProfesor Joaquín Sellén Crombet, miembro del Grupo Nacional de Cardiología.

Con esta introducción necesaria inicia nuestro diálogo el doctor Joaquín Sellén Crombet, quien precisa que cada una de las dolencias mencionadas tiene una historia natural propia con diversos niveles de gravedad. Sellén, especialista de segundo grado en Cardiología, es el jefe del Servicio de esta especialidad en el Hospital Universitario capitalino General Calixto García, y autor del libro Hipertensión arterial: diagnóstico, tratamiento y control.

¿Se conoce, profesor Sellén, la causa desencadenante de esos episodios que usted refiere y a qué edades como promedio se presentan?

El cuadro se debe a la formación y rotura de la placa de ateroma (acumulación de grasas) en las arterias coronarias que produce un trombo (coágulo de sangre) capaz de ocluir total o parcialmente el flujo sanguíneo al corazón. Usualmente se presenta en la quinta y sexta décadas de la vida en los hombres y 10 años después en las mujeres.

¿Invariablemente es el depósito de grasas y otras sustancias en el interior de las paredes de los vasos, es decir, la aterosclerosis, la que los origina?

Sí, lo confirman los estudios de las coronarias realizados en personas vivas y los hallazgos en fallecidos, que concuerdan en que más del 95% obedecen a la aterosclerosis.

¿Qué signos y síntomas indican que nos encontramos frente a una persona aquejada de un SCA?

La isquemia miocárdica (déficit de irrigación del corazón) suele manifestarse por dolor u opresión en el tórax, provocar arritmias —así llamados los trastornos en la formación y conducción de los impulsos eléctricos que gobiernan el ritmo cardiaco—, que pueden ser causa de muerte súbita o diversos grados de mal funcionamiento del corazón. Atendiendo a lo anterior, las manifestaciones más comunes, además de la opresión del tórax, pueden ser la falta de aire, sudoración profusa, palpitaciones, desmayos, pérdida de la conciencia e hipotensión arterial (descenso de la presión sanguínea).

¿Un dolor en el pecho, de mediana o fuerte intensidad, constituye en todos los casos una voz de alerta para acudir con urgencia al médico?

Sin lugar a dudas.

¿Qué exámenes y tratamiento requieren en general estos pacientes?

A las personas con dolor torácico se les realiza, fundamentalmente, un electrocardiograma de inmediato. Si este presentara signos inequívocos de insuficiencia coronaria, se procede a la trombolisis (administración de una sustancia que disuelve el coágulo intracoronario o trombo), si el paciente no presenta contraindicaciones a esta medicación. Otra alternativa de tratamiento es la angioplastia coronaria: la eliminación del trombo con el auxilio de un catéter.

Desde una visión especializada, ¿resulta difícil el establecimiento de un diagnóstico de certeza en estos pacientes?

Investigaciones recientes demuestran que los médicos de los servicios de urgencia tienen gran capacidad para identificar pacientes con síndrome coronario agudo. Valiéndose del interrogatorio, examen médico y el electrocardiograma ingresaron, según un estudio internacional, el 90% de los anginosos y el 95% de las personas con infarto.

A su juicio, ¿qué debe conocer la población en general de los síntomas de esos procesos para que resulten eficaces las medidas de primeros auxilios que se brinden?

Cuando aparezcan los síntomas ya mencionados o una crisis cardiaca (dolor, sudoración, palpitaciones, hipotensión, desmayo), el paciente debe ser trasladado cuanto antes a los servicios de urgencia de nuestro Sistema Nacional de Salud, o consultar al médico más cercano.

¿Es frecuente en nuestro país el síndrome coronario agudo?... ¿Hay formas de prevenirlo?

Las enfermedades del corazón constituyen la primera causa de muerte en Cuba y de ellas el infarto miocárdico agudo representa el 82%. Ahora bien, el síndrome coronario se puede evitar si actuamos sobre las causas que lo provocan, lo que llamamos "factores de riesgo coronario", y modificamos nuestro estilo de vida con un adecuado control de la hipertensión, la diabetes mellitus, abandonamos el tabaquismo, la sal en exceso y las grasas de origen animal y, asimismo, incrementamos el consumo de vegetales, frutas y hortalizas. ¿Los ejercicios?... Te diría que para mantener una buena salud es suficiente caminar tres kilómetros diariamente.