Consultas  Médicas

Sinusitis

JOSÉ A. DE LA OSA

Sinusitis es la inflamación de las mucosas de las cavidades o senos situados alrededor de la nariz (perinasales), ocho en total, que suelen estar llenas de aire y se comunican con el conducto nasal.

Foto: ALDO MEDEROSDoctora Magaly Yepe Oliveros.

La causa primaria que conduce a esta afección es la obstrucción que se produce en los orificios de la totalidad o de algunas de esas cavidades, lo que, consiguientemente, impide la circulación sanguínea y la ventilación y favorece el crecimiento bacteriano.

¿Tendría alguna precisión que hacer en cuanto a la definición de sinusitis que adelanto?, pregunté a la doctora Magaly Yepe Oliveros, especialista de primer grado en Otorrinolaringología (garganta, nariz y oídos), jefa del Servicio de esa especialidad en el Hospital Pediátrico Docente William Soler, de Altahabana.

Solo precisar —dice— que los senos perinasales son una continuación de las vías aéreas superiores, en las que están comprendidas la laringe, faringe y las fosas nasales.

Ahora bien, doctora Yepe, ¿qué enfermedades o causales principales determinan en general su desencadenamiento?

Te diría que cualquier factor anatómico o fisiológico que de una u otra forma obstruya el libre drenaje de los senos favorece la retención de las secreciones y, por tanto, la aparición de una infección. Por ejemplo: pólipos, cuerpos extraños, rinitis alérgica (inflamación de la mucosa de las fosas nasales), desviaciones del tabique. También una infección de alguna de las piezas bucales superiores puede favorecer una sinusitis, o por irritación de sustancias tóxicas, como el hábito de fumar.

¿Es un padecimiento común? ¿Aparece con mayor frecuencia en la infancia o en cualquier grupo etario?

Es relativamente frecuente. Se plantea que entre un 5 y 10% de las infecciones de las vías respiratorias superiores, a cualquier edad, tiene como complicación una sinusitis aguda.

¿Qué signos y síntomas podrían citarse como principales de este padecimiento?

En general los pacientes refieren en consulta dolor en las mejillas, en la frente, o en la cabeza en general (cefalea), sensibilidad a la presión digital, secreción nasal, disminución del olfato.

¿La halitosis o mal aliento es inherente a esta dolencia?

Pudiera presentarse en el curso de una sinusitis, pero no es un síntoma exclusivo de este padecimiento.

Puestas en una balanza, ¿esas manifestaciones que usted refiere son extensivas tanto para niños y niñas como para adultos?

Sí, para unos y otros, solo que la determinación del diagnóstico en la infancia resulta a veces más difícil de establecer, atendiendo a que los niños no pueden expresar con precisión los síntomas.

¿Existen factores predisponentes para la aparición de una sinusitis?

La alergia, infecciones respiratorias, enfermedades como la fibrosis quística, traumatismos, la rinitis de causa química o medicamentosa, malformaciones congénitas en la parte posterior de la nariz.

¿El diagnóstico concluyente se alcanza por la historia clínica y el examen del paciente, o se requieren otros exámenes?

Fundamentalmente por los antecedentes que se nos refieren y los síntomas que presenta el paciente, lo que se complementa con un examen físico cuidadoso practicado por el especialista. Cuando existe duda diagnóstica se indica entonces la radiografía.

¿Cuál es el tratamiento de elección y cuánto dura como promedio?

El tratamiento de la sinusitis aguda requiere, en principio, la adopción de medidas generales como en cualquier otra dolencia con similares características: reposo, inhalaciones (vapor de agua), uso de descongestionantes nasales, analgésicos y antibióticos solo en los casos necesarios. El tiempo de la medicación varía entre 10 y 21 días, en dependencia del cuadro clínico y la evolución del paciente.

¿Es curable o puede derivar a la cronicidad?

Usualmente la sinusitis aguda es curable. En un porcentaje limitado de los enfermos este trastorno se convierte en permanente, es decir, crónico.

¿Qué consecuencias o complicaciones podría comportar?

Con las terapéuticas actuales las complicaciones en esta entidad son ciertamente excepcionales.

¿Algún comentario en torno a la prevención?

Alertar en cuanto a la conveniencia de evitar, cuando padecemos algún proceso infeccioso respiratorio, los cambios bruscos de presión que pudieran favorecer la aparición de una sinusitis, en actividades como la natación, el buceo, el clavados, o sencillamente cuando viajamos en avión.