Consultas  Médicas

Neuropatía diabética

JOSÉ A. DE LA OSA

Las personas con diabetes mellitus pueden desarrollar daño temporal o permanente en el tejido nervioso. Es una complicación común de estos pacientes como resultado de altos niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, es sabido que algunos diabéticos no desarrollan neuropatías, mientras que en otros se puede manifestar en una etapa relativamente temprana de la enfermedad.

Foto: ALDO MEDEROSLas complicaciones crónicas de la diabetes es posible postergarlas con control, control ¡y control!- Profesor Manuel Licea Puig.

Por ello la primera pregunta que formulo al profesor Manuel Licea Puig, especialista de segundo grado en Endocrinología e Investigador Titular del Instituto de Endocrinología del Ministerio de Salud Pública, está dirigida a conocer el porqué algunos diabéticos desarrollan neuropatía y otros no.

El factor causal más importante para el desarrollo de las complicaciones en la diabetes —dice— es el mal control metabólico (hiperglucemia o nivel de glucosa en la sangre superior al normal de forma mantenida). Por tanto, aquellos diabéticos que mantienen un buen control de su enfermedad desde el mismo momento del diagnóstico, tienen menos posibilidades de desarrollar complicaciones crónicas, tanto vasculares como neurológicas.

(En esta Consulta, aclaro a los lectores, haremos alusión sólo a la neuropatía periférica de los miembros inferiores, pues existe otro tipo de neuropatía en el diabético, la llamada Neuropatía Diabética Autonómica o Visceral, que será objeto de otro trabajo.)

—¿A qué nos referimos concretamente, doctor Licea, cuando hablamos de neuropatía diabética?

—Es la expresión clínica de la afectación de los nervios periféricos (extremidades inferiores y superiores) y, también, de los nervios autonómicos o viscerales (corazón, vejiga, estómago, entre otros). La neuropatía diabética periférica de los miembros inferiores constituye la complicación más frecuente de la diabetes mellitus, la cual puede manifestarse con síntomas o sin ellos.

—¿Se conocen con certeza sus causas, factores de riesgo e incidencia?

—Se han descrito diferentes factores. Entre los no modificables se señalan la mayor edad y duración de la diabetes, el sexo masculino y la mayor estatura. Entre los modificables: el mal control metabólico (hiperglucemia) y el aumento de las grasas de la sangre (triglicéridos y colesterol).

—¿Es frecuente en nuestro medio?

—Muy frecuente, al igual que en el resto del mundo. Estudios realizados en Cuba indican que en personas con diabetes insulinodependientes es de un 34,4% y en los no insulinodependientes de un 46,8%. Recientemente concluimos un estudio en personas con diabetes no insulinodependientes de reciente diagnóstico y confirmamos una frecuencia del 75% (de ellos 38% sintomáticos y el 62% asintomáticos).

—¿Cuáles son los síntomas principales de este trastorno?

—Dolor intenso y quemante, sensación de hincadas, adormecimiento, calambres, aumento, disminución o pérdida de la sensibilidad al tacto, dolor. Este último puede incapacitar al paciente. Los síntomas suelen ser más notables durante la noche y el ejercicio.

—¿Hay alguna manifestación específica que nos pueda alertar inicialmente?

—Sobre todo las alteraciones de la sensibilidad y el dolor en los miembros inferiores.

—¿Qué exámenes se requieren para el diagnóstico?

—Un examen clínico, aunque su confirmación se realiza con el apoyo de estudios electrofisiológicos especiales (referidos a la velocidad de la conducción de los nervios motores y sensitivos).

—¿Qué funciones orgánicas suele dañar con mayor rigor, tanto en el sexo masculino como femenino?

—El pie es el órgano más afectado, en el cual pueden desarrollarse deformidades, atrofias musculares, aumento de la callosidad y úlceras. Se asocia con frecuencia, en el hombre, con neuropatía autonómica del aparato genitourinario, lo que puede ocasionar disfunción sexual eréctil y en la mujer anorgasmia (ausencia o insuficiencia de orgasmo sexual).

—El tratamiento es curativo o sólo paliativo de los síntomas? Quiero precisar: ¿una vez que aparece se convierte en crónica?

—El tratamiento es sintomático y una vez que aparece la neuropatía se convierte en crónica. Insisto: el buen control de la glucemia es el proceder más efectivo. Los medicamentos utilizados para el control de los síntomas sólo deben ser indicados por el especialista.

—Quizás, profesor Licea, se impondría un mensaje general a los diabéticos en cuanto a lo que no deben dejar de hacer.

—Subrayar que es necesario cumplir estrictamente el tratamiento indicado por el médico para lograr un buen control metabólico mantenido de su diabetes y del resto de los factores modificables. La presencia y también la postergación de las complicaciones crónicas de la diabetes solo se logra con control, control ¡y control!