Consultas  Médicas

Leucoplasia bucal

JOSÉ A. DE LA OSA
delaosa@granma.cip.cu

El término leucoplasia bucal — una lesión de color blanco que se manifiesta en cualquier región de la boca— fue utilizado por primera vez a finales del siglo XIX y procede de las palabras griegas "leuco" que significa blanco y "plakos", placa.

Según criterios de la doctora Josefa D. Miranda Tarragó, esta lesión, que no guarda vínculos con otras enfermedades que se manifiestan con "manchas blancas", muestra como una característica esencial que no es posible desprenderla por raspado.

Foto Raúl LópezEl hábito de fumar está presente en el 85% de los pacientes con leucoplasia.- Doctora Josefa D. Miranda Tarragó.

Esta dolencia, dice, es considerada como una lesión premaligna. Esto significa que donde surgen estas manchas la aparición del cáncer es más frecuente que donde no existan estas alteraciones de la mucosa. Es decir, tienen riesgo de malignizarse, aunque ello no siempre ocurre.

La doctora Miranda, estomatóloga, es especialista de segundo grado en Oncología, Profesora Titular y Consultante, y editora-jefa de la Revista Cubana de Estomatología.

—¿Cuáles son las causas de este trastorno?

—Son aún desconocidas por la ciencia.

—¿Se plantean acaso algunas hipótesis en cuanto al origen?

—Sí, investigadores lo relacionan con una reacción de defensa del organismo ante agentes dañinos, en primer lugar el hábito de fumar, presente en el 85% de los pacientes con leucoplasia.

—¿Y en cuanto a los factores de riesgo?

—Se asocia también con el alcoholismo, los traumatismos a repetición, bien sea por dientes en mal estado o por prótesis mal ajustadas, la herencia, las enfermedades debilitantes, fundamentalmente.

—¿Se manifiesta a cualquier edad y lo mismo en el sexo masculino que el femenino?...

—Es más frecuente en los hombres, aunque en los últimos años esta enfermedad se viene incrementando en las mujeres, generalmente por encima de los 40 años, como resultado del incremento del hábito de fumar.

—¿Puede confundirse con el liquen plano (enfermedad eruptiva de la piel y las mucosas)?

—Sí, y con cualquier otra enfermedad que presente un aspecto blanquecino.

—¿Qué primeros signos y síntomas pueden dar la alerta para acudir a un servicio de Estomatología?

—Cuando las mucosas dejen de tener su coloración habitual. La leucoplasia es una alteración que evoluciona desde una mancha lechosa apenas perceptible, hasta la lesión que alterna las áreas blancas con las áreas rojas, agrietadas o ulceradas, y que comienzan a provocar endurecimiento de la región afectada.

—¿El diagnóstico es clínico, o para su confirmación se requieren exámenes de laboratorio?

—Es clínico, pero en ocasiones mediante la clínica resulta difícil conocer la naturaleza benigna o maligna de una lesión. Para establecer el diagnóstico de certeza se requiere la realización de una biopsia.

—¿El tratamiento es siempre quirúrgico?

—No. La terapéutica estará en dependencia del estadio de la lesión. Inicialmente el estomatólogo trata de identificar la causa desencadenante e indicar su eliminación.

—En general, ¿cuál es el pronóstico de estos pacientes?

—Es bueno sobre todo cuando se diagnostican tempranamente, porque entonces es posible evitar el riesgo de su malignización.

—¿Algún comentario final?

—Durante su formación el estomatólogo cubano recibe los elementos básicos que le permiten el diagnóstico de la leucoplasia y los pasos que debe seguir en correspondencia con lo establecido en el Programa de Detección de Cáncer Bucal. Hay tres acciones importantes e interrelacionadas: diagnóstico, tratamiento y el seguimiento de los pacientes.