Consultas  Médicas

Infarto cerebral

JOSÉ A. DE LA OSA

En Medicina suele emplearse con frecuencia el término ictus referido a las enfermedades que se presentan de un modo súbito y violento, como producidas por un golpe. Así, escuchamos decir: sufrió un ictus epiléptico, traumático... ¿Se incluye el infarto cerebral entre los ictus?

Foto: RICARDO LÓPEZ HEVIADoctor Antonio Ruibal León.

El concepto de ictus o su sinónimo apoplejía, dice el doctor Antonio Ruibal León, se refiere a enfermedades que afectan al sistema nervioso de forma súbita y violenta, pero en la práctica su uso se ha limitado a las enfermedades cerebrovasculares, tanto en su forma isquémica (disminución transitoria o permanente del riego sanguíneo) como hemorrágica. El infarto cerebral se define como una deficiencia neurológica que dura más de 24 horas y que se produce por la insuficiencia de flujo sanguíneo a una parte del cerebro. El resultado es un infarto cerebral, es decir, una lesión irreversible en el cerebro.

Ruibal León es especialista de segundo grado en Medicina Interna e Intensiva en la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital General Universitario Calixto García, y también profesor Auxiliar de Medicina Interna. Cumplió en 1982 misión internacionalista en la República Árabe Saharaui Democrática.

—¿Qué ocurre en el cerebro cuando se produce un evento de esta naturaleza? ¿Tiene alguna similitud con el infarto del corazón?

—A los efectos prácticos, la causa y el resultado son similares, tanto si ocurre en el corazón como en el cerebro: se produce necrosis (muerte) de una parte de estos órganos. Las secuelas, por supuesto, son diferentes y están en relación con la función específica de estos órganos.

—¿Están claramente establecidas las causas que lo originan?

—Sí, están relacionadas con la aterosclerosis extra e intracraneales: la placa de ateroma (grasa) como causa de estas lesiones, tanto en el corazón como en el cerebro.

—¿A qué edades suele presentarse con mayor frecuencia?... ¿Hacen alguna "distinción" entre los sexos?

—La frecuencia de ictus se duplica por cada decenio entre los 45 y 80 años de edad, y a diferencia de las isquemias cardiacas en que es casi tres veces más frecuente en varones que en mujeres, en el tema que nos ocupa es solo 1.3 veces más común en varones.

—¿Qué primeras manifestaciones pueden alertarnos de que nos encontramos ante una persona con este padecimiento?

— El infarto cerebral suele ocurrir en horas de la madrugada y al amanecer, lo cual dificulta una rápida identificación y, por consiguiente, la asistencia médica inmediata, que es de vital importancia. Se puede manifestar por dificultad para hablar, para mover una parte del cuerpo, vértigos, trastornos de conciencia. Con frecuencia existen antecedentes de ataques transitorios isquémicos con regresión total que en ocasiones son signos premonitorios no tenidos en cuenta por el familiar.

—¿Qué exámenes se requieren para establecer el diagnóstico?

—Es importante un buen examen médico y la realización de una Tomografía Axial Computarizada (Somatom) lo antes posible para confirmar con toda certeza el diagnóstico.

—¿Qué secuelas suele dejar?... ¿Son reversibles mediante la rehabilitación?

—Suele dejar secuelas importantes relacionadas con la movilidad, deglución, control de esfínteres, articulación de la palabra, comprensión del lenguaje, alteraciones psíquicas, que se pueden minimizar o recuperar completamente con la rehabilitación integral tanto en un centro especializado como en la propia casa, en dependencia de la magnitud de la secuela.

—¿Estos infartos suelen repetirse?...

—Sí, se repiten, con mayor frecuencia si no se siguen las recomendaciones médicas.

—¿Existen procederes acaso para evitarlos?...

—Para ello debemos llevar una vida sana, con alimentación balanceada, un peso normal, sin hábito de fumar y con una moderación en la ingestión de bebidas alcohólicas. Es esencial también la práctica sistemática de ejercicios físicos, sobre todo caminar. El factor de riesgo más importante es la hipertensión arterial, por lo que resulta imprescindible su permanente control.

—¿Es efectiva también la aspirina en su prevención?

—Con indicación médica es la opción preventiva y terapéutica recomendada en los más recientes estudios internacionales.

—¿Pueden los familiares contribuir a una más rápida recuperación de estos pacientes?

—Es esencial crearles un clima de optimismo a su alrededor y es el apoyo fundamental en la ejecución de los planes de rehabilitación. Sin duda un buen apoyo familiar reconforta y estimula a estos pacientes en su discapacidad. No necesitan compasión, sino comprensión y mucho amor.