Consultas  Médicas

Infertilidad masculina

Por razones de espacio en esta Consulta Médica se ha tratado separadamente la infertilidad femenina y masculina, pero es importante señalar que siempre debemos hablar de infertilidad de la pareja, pues esta debe considerarse como una unidad biológica. Es obvio que son necesarias dos personas de diferente sexo para la fertilidad. Por tanto, ambos deben ser investigados, evitando actitudes discriminatorias y recriminaciones.

De hecho el tema está puesto sobre el tapete —infertilidad masculina— y para su abordaje contamos con un reconocido científico, el Doctor en Ciencias Médicas Rubén S. Padrón Durán, profesor e investigador titular del Instituto Nacional de Endocrinología del Ministerio de Salud Pública.

—¿Cuáles son las funciones propiamente del semen y cuáles las del espermatozoide (la célula sexual masculina). En cuanto a este último, ¿cuál es su proceso de formación y maduración?

—El semen sirve de vehículo a los espermatozoides, a los cuales les aporta las sustancias necesarias para su supervivencia y su energía, mientras que la función del espermatozoide es fertilizar el óvulo. La formación de los espermatozoides se produce en los testículos en un proceso llamado espermatogénesis que dura aproximadamente 72 a 74 días. La maduración se completa en otras partes del aparato reproductor, en especial epidídimos y vesículas seminales.

—No obstante que un solo espermatozoide es el que fecunda el óvulo de la mujer para dar comienzo a la vida, ¿qué requisitos debe reunir, en cantidad y calidad, para poder producir la fecundación?

—Según la OMS se considera un semen "normal" aquel que tiene más de 20 millones de espermatozoides por mililitro, con movilidad lineal progresiva de 25% o más y con 30% o más de espermatozoides de forma normal. Esto no significa que con una calidad inferior sea imposible la fecundación, pero las probabilidades disminuyen.

—¿Conoce la ciencia cuáles son las principales causas que originan la infertilidad masculina?

—La principal causa reconocible es el varicocele, le sigue en orden de frecuencia la alteración de la calidad del semen idiopática (en la que no se demuestra el motivo de la alteración) y las infecciones de las glándulas sexuales accesorias. Además, en el 15% de las parejas no se encuentra alteración en ninguno de los dos. Estas parejas se clasifican como infertilidad inexplicada o de causa no demostrable.

—¿Es posible establecer un diagnóstico de certeza?

—El desarrollo tecnológico permite que cada día sea mayor el número de pacientes en los que se establece un diagnóstico de certeza, aunque el porcentaje con causa no demostrable y con alteraciones idiopáticas del semen es bastante elevado: alrededor de la tercera parte.

—Una precisión en cuanto al varicocele. ¿Qué es? Cómo se adquiere? ¿Produce algún síntoma? ¿Es curable? ¿Prevenible?

—¡Cinco preguntas en una! Resumidamente: el varicocele es una dilatación de las venas intraescrotales próximas al testículo; aún no se sabe su mecanismo de producción ni de acción; no siempre produce síntomas pero puede ocasionar molestias e incluso dolor al nivel escrotal, sensación de tensión e infertilidad; habitualmente se cura con tratamiento quirúrgico, y no es prevenible.

—¿Los hombres infértiles pueden pasar esa condición a sus hijos varones?

—Se han descrito alteraciones genéticas que causan infertilidad que pueden trasmitirse de padres a hijos, pero no son comunes.

—¿Ciertamente el empleo durante años de calzoncillos atléticos o de pantalones ajustados como los "pitusas", u otros, podrían generar infertilidad?

—No hay evidencias científicas que apoyen esta creencia.

—¿Y algún medicamento, el padecer alguna enfermedad de trasmisión sexual, el exceso de peso o incluso las bebidas alcohólicas?

—Hay un gran número de medicamentos que afectan la fertilidad, por diferentes mecanismos. Entre ellos, las hormonas sexuales (andrógenos, estrógenos y progesterona), los anabólicos sintéticos (como la nandrolona) y diversos psicofármacos. Las enfermedades de trasmisión sexual pueden provocar infertilidad por causar inflamación y obstrucción de las vías seminales o por afectación directa de la producción de espermatozoides. El exceso de bebidas alcohólicas también afecta la fertilidad y la potencia sexual. En cuanto a la obesidad se ha observado que cuando esta es severa o masiva puede alterar la función testicular y la fertilidad.

—¿Existen soluciones para las distintas causas de infertilidad masculina?

—En general, pueden dividirse en tres grupos, según la causa: aquellos con trastornos reversibles que se solucionan con tratamiento médico o quirúrgico específico; los que tienen trastornos con posibilidad de mejoría que a veces se solucionan con tratamiento, y por último aquellos con trastornos irreversibles que no se pueden resolver con tratamiento.

—¿En qué edades el hombre presenta la etapa de mayor fertilidad?.... ¿Y ninguna?

—Entre 20 y 45 años de edad es la etapa de mayor fertilidad del hombre y no hay datos que permitan establecer una edad en que esta se pierda totalmente, pues las variaciones individuales son muy amplias.

—Si los problemas de infertilidad son tan masculinos como femeninos, ¿qué pasos aconseja seguir a una pareja cuando se ve en la imposibilidad de concebir un hijo deseado?

—Cuando una pareja lleva un año de relaciones sexuales sin protección anticonceptiva y no logra el embarazo, ambos deben acudir al médico de familia, que indicará los exámenes preliminares y de ser necesario los remitirá a una consulta especializada. Es aconsejable que dejen de fumar, si lo hacían, que eviten el consumo de bebidas alcohólicas, la automedicación y procurar alcanzar su peso ideal. (2001)