Consultas  Médicas

Sangre en el semen

Hematospermia

JOSÉ A. DE LA OSA
delaosa@granma.cip.cu

La hematospermia o hemospermia es un síntoma caracterizado por la presencia de sangre en el semen durante la eyaculación, indica el doctor René Gómez Areces, profesor de mérito, consultante y titular de Urología de la Universidad Médica de La Habana.

Nuestro entrevistado, quien se desempeña en el Hospital Docente Joaquín Albarrán Domínguez, en esta capital, precisa que, generalmente, el semen aparece de color rojo oscuro o pardo oscuro, resultado de su mezcla con la sangre, y, como es lógico, constituye un síntoma "muy alarmante" para los hombres.

Foto: CaoDoctor René Gómez Areces.

—¿Se acompaña de alguna otra manifestación?

—Puede estar o no acompañada de otras manifestaciones, aunque la sangre en sí misma es un síntoma que refleja un proceso patológico que afecta el aparato urogenital del hombre.

—Para ganar en comprensión le pido nos ofrezca, aunque de manera necesariamente sucinta, una visión de la estructura de las vías y órganos genitales y urinarios de los hombres...

—Este aparato está conformado por los conductos deferentes por donde pasan los espermatozoides, que se forman en el testículo, y los conducen a un reservorio, las vesículas seminales, en las cuales se produce parte del líquido que constituye el semen. De allí continúa por los conductos eyaculadores que atraviesan la glándula prostática (que aporta elementos fundamentales a los espermatozoides que contiene el semen), y desembocan en la uretra para ser expulsados durante la eyaculación. Por ello, de acuerdo con el sitio donde se produce el sangramiento, puede o no producir otros síntomas.

—¿Podría ser anuncio de un cáncer de próstata?

—Es sumamente raro que se presente como síntoma de un cáncer de próstata, aunque en el diagnóstico presuntivo no se descarte la presencia de tumores benignos o malignos en esa glándula.

—¿Cuáles son las causas más frecuentes que suelen originar la hematospermia?

—Los procesos inflamatorio-infecciosos de la próstata, de las vesículas seminales y de la uretra del hombre, o por traumas durante el contacto sexual.

—¿Se presenta a cualquier edad?

—Sí, fundamentalmente en hombres en plena actividad sexual y con mayor frecuencia en jóvenes.

—¿Este trastorno puede ser recurrente y persistir durante meses o años?

—La hematospermia, como sabemos, es un síntoma, no una enfermedad, por lo que puede reaparecer en correspondencia con la recurrencia del trastorno que la causa.

—¿En qué consiste la evaluación médica inicial?

—En la práctica clínica, con el desarrollo de un exhaustivo interrogatorio y examen del aparato urogenital, incluido el tacto rectal, proceder capaz de aportar elementos muy importantes de las características de la próstata y las vesículas seminales.

—¿Y en cuanto a las pruebas complementarias?

—Cuando así lo indique el examen clínico, se realizarán cultivos microbiológicos y micológicos de la esperma (espermocultivo), para comprobar la existencia o no de una infección bacteriana, micótica o tuberculosa. Además, estudio ultrasonográfico de la próstata y vesículas seminales, e incluso la observación directa de la uretra mediante una uretroscopia.

—¿Hay que establecer algún diagnóstico diferencial?

—Es necesario hacer diagnóstico diferencial de una posible contaminación del semen con sangre procedente de un sangramiento ginecológico de la pareja de origen infeccioso, tumoral o traumático durante el contacto sexual.

—En cuanto a la terapéutica de elección¼

—Estará en dependencia de la enfermedad que motive el sangramiento.

—Abro este espacio para alguna consideración final que valore necesaria.

—La hematospermia es un síntoma que traduce una enfermedad del tracto urogenital del hombre y constituye siempre un signo de alarma, por lo que el paciente debe acudir al médico sin dilaciones para recibir la orientación diagnóstica y terapéutica adecuada.