Consultas  Médicas

Hidrocefalia

JOSÉ A. DE LA OSA

Como su nombre lo indica, la hidrocefalia ("hidro", agua; y "céfalo", cabeza) es la acumulación del líquido que se encuentra rodeando el cerebro en el interior del cráneo, conocido como cerebroespinal, que sirve para transportar nutrientes al cerebro y eliminar desechos, y actúa también como "colchón" o amortiguador que protege a elementos del sistema nervioso contra golpes, entre otras importantes funciones. Luego el equilibrio entre la producción y la absorción del líquido cerebroespinal resulta de vital importancia.

Foto: ALBERTO BORREGODoctor Eduardo Martínez Suárez.

Para el esclarecimiento del tema he invitado al doctor Eduardo Martínez Suárez, profesor Asistente, quien es especialista de primer grado en Neurocirugía y responsable docente del Servicio de esa especialidad en el Hospital Clínico-Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, en esta capital.

Dos preguntas de entrada, doctor: ¿Se conoce la causa que origina la hidrocefalia? ¿Es siempre un padecimiento congénito, es decir, que aparece al nacimiento?

Su causa es bien conocida y está relacionada con la producción, circulación o reabsorción del líquido cefalorraquídeo. Ahora bien, puede ser congénita o adquirida, según el mecanismo de producción. En cuanto a las congénitas se deben generalmente a malformaciones en determinadas estructuras cerebrales; las adquiridas son secundarias a tumores, sangramientos, traumas e infecciones del Sistema Nervioso Central.

¿Cuál es su frecuencia en nuestro medio?

Es una enfermedad más común en el niño que en el adulto, aunque debo subrayar que en los últimos años ha disminuido su frecuencia en nuestro país, atendiendo al desarrollo del Programa Nacional Materno-Infantil, que abarca el pesquisaje de malformaciones congénitas en la edad fetal.

A la luz de los conocimientos actuales, ¿pudiera constituir una afección de origen genético y hereditario?

No podríamos afirmar que constituya una enfermedad hereditaria. Sin embargo, las que aparecen al nacimiento (congénitas) tienen un origen genético y existen procederes de detección en la etapa fetal para prevenirlas.

Refirámonos ahora específicamente a la congénita. ¿Qué signos y síntomas principales pueden hacer sospechar la presencia de hidrocefalia?

Son variables. Antes del cierre de las fontanelas (mollera, espacio sin osificar en el cráneo del niño) pueden aparecer agrandamiento craneal, el llamado "ojos en sol poniente", estrabismo divergente, nistagmo (movimiento involuntario de los ojos), convulsiones. Después del cierre de las fontanelas, dolor de cabeza, vómito, vértigo, cabeza grande, estrabismo, convulsiones y deterioro progresivo de la conciencia, entre otros trastornos.

¿Y qué manifestaciones calificaría como "más llamativas" en los lactantes? 

El ensanchamiento de las fontanelas, déficit en el desarrollo psicomotor, embotamiento progresivo del psiquismo, aumento de la circunferencia de la cabeza y los vómitos.

¿Qué procederes se requieren para el establecimiento del diagnóstico?

Lo más importante es la clínica, los signos y síntomas que nos refieren familiares y pacientes. Como medios diagnósticos se emplean la Tomografía Axial Computarizada, Resonancia Magnética Nuclear y la punción lumbar.

En general, ¿qué consecuencias puede acarrear?

La hidrocefalia, si no se trata adecuadamente, puede comportar serias complicaciones para la vida de estos pacientes por la hipertensión que se produce dentro del cráneo, con el consiguiente sufrimiento del cerebro.

¿El tratamiento es exclusivamente quirúrgico? ¿En qué consiste?

En la mayoría de estos pacientes la cirugía es el tratamiento de elección, que va dirigida a disminuir la presión que origina el líquido cefalorraquídeo dentro de los ventrículos. Para ello se coloca una válvula de derivación (un sistema de drenaje) para que este líquido sea absorbido en otras zonas del cuerpo.

¿Es curable o al menos controlable?

Una vez que se actúa sobre la causa, en general estos pacientes se curan de este trastorno.

¿Qué mensaje transmitiría a padres y familiares?

Que deben estar alertas en cuanto a la aparición de los síntomas de hidrocefalia que hemos referido. Asimismo, que cuando estos pacientes son operados mediante procederes derivativos, se requiere un seguimiento médico estricto.

¿Algo esencial que no haya sido abordado en la entrevista?

Sí, dar a conocer que con los nuevos avances médicos, la endoscopía cerebral permite tratar esta enfermedad como técnica de mínimo acceso con una mayor seguridad y calidad en la asistencia.