Consultas  Médicas

HERNIA HIATAL

Nacido el 27 de enero de 1925 en el municipio Yateras, en    Guantánamo, el profesor Alejandro García Gutiérrez desmiente con su presencia los 78 años de edad. ¨No piensa jubilarse?    "­!No tendría qué hacer!" —replica sonriente.  Y señala:  "Mientras me sienta con un nivel de salud aceptable y me considere útil en mi profesión, creo que a lo mejor que puedo dedicar mi tiempo y lo que me quede de vida es a la cirugía".  Es la mayor pasión de su vida, ¿quién que lo conozca lo dudarla?...

García  Gutiérrez es Doctor en Ciencias Médicas, Profesor Titular del Instituto Superior de Ciencias Médicas, Jefe de Cirugía del  Instituto de Gastroenterología, Jefe del Grupo Nacional de Cirugía del MINSAP.  Pero valdría consignar tal vez que a sus capacidades y habilidades profesionales le son inherentes también los dos rasgos que dice admirar màs en los demás: la honestidad y la modestia.

 —Profesor, pienso que se impone, inicialmente, que usted describa someramente la región anatómica que permite, por  alteraciones, la formación de la hernia hiatal.

—El diafragma, músculo aplanado que separa las cavidades torácica y abdominal, tiene diversos orificios para permitir el paso de algunos órganos de una a la otra cavidad. El orificio por el que pasa el esófago recibe el nombre de hiato esofágico. De ahí que las hernias que se producen por el ascenso de una parte del extremo superior del estómago a su través, reciben el nombre de hernias hiatales.

—¿Es de origen hereditaria o se produce en algún momento de la vida?

—En una parte de los pacientes las alteraciones de las estructuras anatómicas que condicionan la hernia hiatal son hereditarias, pero en la mayoría se adquieren a medida que avanza la edad, debido a múltiples causas que aumentan la presión abdominal favorecida por los procesos degenarativos de los tejidos propios del envejecimiento.

—¿Guarda incógnitas aún para la ciencia esta entidad médica?

—Sus incógnitas son las mismas de todos los procesos relacionados con la herencia y el envejecimiento, que son objeto de intenso estudio en nuestro país y en otros.

—¿Cuáles son sus síntomas principales?

—La hernia hiatal es un padecimiento frecuente, pero  solamente el 20-30% de los pacientes presentan síntomas,  los que están relacionados con el reflujo (paso) del contenido gástrico hacia el esófago, el cual produce un    proceso inflamatorio de la mucosa de este órgano y también regurgitaciones (popularmente "buches"), y aspiración del material refluido hacia los pulmones.  Cuando la hernia tiene gran tamaño produce síntomas por compresión del corazón y los pulmones. La irritación de la mucosa esofágica puede producir    ulceraciones y estrechez de este órgano, con dificultad para deglutir los alimentos. Su característica más importante es que sus síntomas se hacen más manifiestos después de comidas copiosas y al acostarse.

—Tengo un compañero, quien aduce tener hernia hiatal, que me refiere que después de las comidas experimenta una sensación de ardor que "le sube" del estómago. ¿Es síntoma inequívoco de hernia hiatal?...

—Puede ser debido a una hernia hiatal, pero también a otras enfermedades.

—Desde el punto de vista médico, ¿el diagnóstico se puede confundir con alguna otra afección?

—Cuando produce ardor y dolor epigástrico o retroesternal (por detrás y por debajo del esternón) puede confundirse con una úlcera gástrica o duodenal y cuando produce palpitaciones y dolor en la cara anterior del tórax hay que diferenciarla de una angina de pecho u otros trastornos cardíacos.

—A su juicio, ¿se demanda algún examen específico para lograr el diagnóstico de certeza?

—Para confirmar el diagnóstico son necesarias las radiografías del esófago y estómago y la visualización directa de las lesiones mediante la endoscopia.

—¿Podría incluso, no obstante un examen radiográfico,  pasar inadvertida a la aguzada visión de un médico?

—La radiología permite visualizar la hernia, pero la endoscopia es necesaria para conocer si existe inflamación de la mucosa del esófago, la cual sólo aparece en un número limitado de pacientes y es la responsable de los síntomas.

—¿Se sabe por qué aparecen con mayor frecuencia en el sexo femenino?

—Por el aumento de la presión abdominal debido a los embarazos.

—¿Ante qué primeros síntomas consultar?  ¿A qué médico?

—Si se presenta dolor y ardor por detrás y debajo del esternón después de las comidas y al acostarse, deben consultar con su médico de la familia, quien está capacitado para indicarle los exámenes y el tratamiento necesarios y    podrá  remitirlo al gastroenterólogo o cirujano en el momento oportuno.

—¿Los tratamientos son medicamentosos o quirúrgicos?

—Al inicio es medicamentoso, asociado a medidas higiénicas y dietéticas.

—¿En qué pacientes considera usted que la elección debe ser quirúrgica?

—Cuando las hernias son muy voluminosas, cuando los síntomas no desaparecen con el tratamiento médico seguido estrictamente y cuando aparecen complicaciones.

—¿Qué trastornos puede comportar una hernia hiatal de no atenderse debidamente?

—En los pacientes en que existe inflamación del esófago,  pueden aparecer úlceras o estrechez de este órgano con dificultad para la deglución.

—¿Cuál es la complicación más temida?

—La estrechez del esófago.

—¿Todas las personas con hernia hiatal requieren de alguna dieta especial?

—No, solamente aquellas que presentan inflamación de la mucosa del esófago.

—¿Se les recomienda a estos enfermos mantener algún peso "ideal"?

—Sì,  pues la obesidad empeora la enfermedad debido al aumento de la presión abdominal.

—¿Le está contraindicado algún tipo de alimento o bebida?

—Si. El alcohol, café, chocolate y condimentos, así como las comidas y bebidas abundantes, están contraindicadas. También el tabaco y algunos medicamentos, como la tintura de belladona, la atropina y el diazepan, agravan la enfermedad.

—Se señala que es aconsejable que estos pacientes —no sé si es conveniente en todos estos enfermos— duerman con la cabecera de la cama elevada unos 20 centímetros y, asimismo, que eviten comer antes de acostarse.  ¿Qué podría comentar al respecto?

—Es cierto, para evitar el reflujo del contenido gástrico  hacia el esófago.

—¿Tiene alguna recomendación que hacerles a nuestros  lectores que padezcan de una hernia hiatal?

—Evitar el exceso de peso, no ingerir alimentos y bebidas abundantes, suprimir los alimentos y medicamentos nocivos, no acostarse hasta 2 horas después de las comidas, dormir con la  cabecera de la cama elevada y suprimir el alcohol y el tabaco.