Consultas  Médicas

ESCARLATINA

Durante siglos la escarlatina fue considerada como una enfermedad infecciosa temida por los estragos que solía hacer. ¿Se ha extendido ese temor a nuestro tiempo? "Actualmente, y desde el advenimiento de la penicilina en la presente centuria, ese temor ha desaparecido. La enfermedad ha disminuido tanto en frecuencia como en gravedad", aseguró el doctor José A. González Valdés, una reconocida y prestigiosa figura de la Pediatría en nuestro país.

Profesor Titular, especialista de segundo grado en Pediatría y Administración de Salud, miembro del Grupo Nacional de la especialidad, actualmente el doctor González Valdés se desempeña en el Servicio de Neumología del Pediátrico Docente de Centro Habana.

--La voz popular dice que la escarlatina es una infección de la garganta con sarpullido. ¿Cómo la definiría con visión médica?

--Como una enfermedad infectocontagiosa producida por una bacteria y se caracteriza por un rash o erupción.

--¿Cuál es la bacteria que genera la enfermedad y cuáles son sus vías de trasmisión? ¿Y el reservorio natural?

--Es el estreptococo beta hemolítico del grupo A, el cual produce muchas sustancias con propiedades tóxicas o enzimáticas, entre ellas la denominada toxina eritrogénica, que es la responsable de la aparición de la erupción en la piel. El contagio se produce por vías aéreas, a partir de las gotas expectoradas por el enfermo llamadas microgotas, que penetran en las vías respiratorias del sujeto sano contaminándolo. También puede producirse por contacto directo de un portador asintomático del estreptococo en la nasofaringe con personas sanas. El humano es el reservorio natural.

--¿Qué signos y síntomas nos hacen sospechar el padecimiento de la escarlatina?

--Se sospecha ante la aparición de una erupción en un paciente con amigdalitis (infección en la garganta). La erupción comienza por el cuello y el primero y segundo días ocupa el cuello y tronco, para posteriormente extenderse a las extremidades superiores e inferiores. En la cara hay un enrojecimiento difuso con palidez alrededor de la boca. La erupción está caracterizada por micropápulas (puntos rojos) con cierto relieve, quedando poca piel libre entre una y otra pápula. Estas son de color rojo escarlata, lo que da origen al nombre de la enfermedad. Al nivel de los pliegues, sobre todo en región inguinal y codo, la erupción es muy intensa. La lengua al principio se torna blanquecina, con la punta roja, y posteriormente se descama y presenta un color rojo intenso (lengua aframbuesada roja), Después de tres o cuatro días desaparece la erupción y aparece a la primera o segunda semana una descamación de la piel más intensa en los dedos de manos y pies en forma de colgajos.

--¿Las primeras manifestaciones son similares a las que manifiesta alguna otra afección?

--Las primeras manifestaciones son de una amigdalitis aguda de mediana intensidad, con fiebre alta, dolor de cabeza y vómitos ocasionales. A los dos o tres días brota la erupción. Cuando la erupción aparece hay que diferenciarla de otras enfermedades como la alergia cutánea, el sarampión y la rubéola, aunque como sabemos estas dos últimas han sido erradicadas en nuestro país.

--¿Cuál es el período de incubación? ¿Y el de trasmisibilidad?

--El de incubación es de 2 a 4 días, pudiendo extenderse a una semana. La trasmisión en casos no tratados puede ser 2 ó 3 semanas. En el paciente tratado con penicilina se corta la trasmisión a las 24 ó 48 horas.

--¿Puede comportar complicaciones? ¿Y dejar secuelas?

--Hay complicaciones precoces como sinusitis, otitis media y neumonía. También raramente artritis, osteomielitis o sepsis (infección generalizada). Las complicaciones tardías se vinculan con afectación del riñón (glomerulonefritis) y la fiebre reumática, que aparecen después de dos semanas, y esa última puede dejar secuelas importantes sobre todo la fiebre reumática con lesiones cardiovasculares.

--¿Cuál es el tratamiento de elección en estos pacientes? ¿Demanda algún rigor especial en su cumplimiento?

--Consiste en la aplicación de medidas generales, como reposo, alimentación adecuada y tratamiento sintomático. El tratamiento específico se realiza con penicilina durante 10 días. En pacientes alérgicos a la penicilina se usan cefalosporinas, eritromicina u otros. Nunca el tratamiento antibiótico debe suspenderse antes de los 10 días, aunque el paciente esté asintomático.

--¿Requieren aislamiento en casa u hospitalización? ¿Cuánto dura la enfermedad como promedio?

--El tratamiento en general es ambulatorio, no siendo necesario el ingreso hospitalario. Debe realizarse ingreso en el hogar con seguimiento por el médico de familia. Con tratamiento adecuado, la enfermedad presenta mejoría evidente después de 48 a 72 horas y a la semana o diez días es dado de alta.

--¿Haberla padecido inmuniza de por vida?

--Sí, el paciente crea antitoxinas contra la toxina que causa la erupción y, por tanto, no va a tener de nuevo escarlatina, pero va a seguir teniendo amigdalitis por el agente causal, pero sin erupción.

--¿Es una enfermedad netamente infantil, o puede aquejar también a adolescentes y adultos? ¿Establece alguna diferencia entre los sexos?

--Generalmente es una enfermedad de la infancia, principalmente entre los 5 y 12 años. No obstante, puede afectar a edades más tempranas y adultos. Aqueja por igual a ambos sexos.

--¿Existen portadores asintomáticos de la enfermedad?

--Existen portadores sanos del estreptococo beta hemolítico del grupo A. Generalmente son contagiosos 3 ó 4 semanas.

--¿Cuál es su incidencia mundial? ¿Y su comportamiento en nuestro país?

--Es endémica, epidémica o esporádica. Por lo regular se producen casos aislados o pequeñas epidemias en instituciones escolares, con poca trasmisibilidad. Más frecuente en zonas templadas y frías. Ha disminuido mucho con el uso de la penicilina. En Cuba el pasado año se reportaron sólo 2 080 pacientes, de ellos 1 919 menores de 15 años, según reporte de la Dirección Nacional de Estadísticas del MINSAP.

--¿Trabaja la ciencia en la creación de alguna vacuna para su prevención?

--Hasta el momento no se ha producido vacuna efectiva para el estreptococo hemolítico del grujo A en el mundo. Muchos centros de investigación trabajan en esa dirección. (2000)