Consultas  Médicas

DOLORES DE ESPALDA

Los problemas de espalda surgieron cuando el ser humano comenzó a caminar. La columna vertebral no fue concebida a todas luces para soportar las enormes fuerzas que actúan sobre los 33 discos vertebrales que la integran, separados apenas por una especie de "almohadillas elásticas", aunque formadas de un material resistente y flexible --el cartílago-- que permite la flexión de la columna.

Sin más preámbulos inicio el diálogo con el doctor Francisco Blardoni Folá, director del Hospital Ortopédico Docente Fructuoso Rodríguez, quien, confiesa, dentro del gran universo de la Ortopedia y Traumatología tiene como sus temas de preferencia las lesiones de cadera, los injertos óseos y la columna.

--Profesor, ¿el dolor de espalda es sólo dolor o rigidez en la parte baja de la espalda, cerca de la cintura, o puede irradiarse a otras regiones? ¿A qué se llama en verdad dolor de espalda?

--El dolor de espalda, que es el precio que aún paga el hombre por haber alcanzado la posición erecta, puede ser en toda la columna, aunque es más frecuente el dolor de espalda bajo o lumbar, que se acompaña en ocasiones de rigidez o contractura muscular y se refleja también en otras partes de la columna y las piernas.

--En general, ¿cuáles son las causas más frecuentes que originan estos malestares? O mejor: ¿cuáles son los factores de riesgo más importantes para que se originen?

--De entrada te diré que constituyen la segunda causa de dolor en orden de frecuencia, y en general el origen se encuentra en diferentes afecciones de la columna vertebral, aunque padecimientos abdominales pueden irradiar dolor en la región lumbar. Ahora bien, pueden desencadenar una crisis de dolor de espalda la obesidad, las posturas inadecuadas para las actividades de la vida diaria, incluyendo el dormir, las cargas inadecuadas de peso.

--¿Deben utilizarse bolsas de agua fría o caliente para aliviarlos, reposo en determinadas condiciones de descanso? ¿O sencillamente la centenaria aspirina resolvería estos trastornos?

--Bolsas de agua caliente, el reposo y algún analgésico como la aspirina.

--Ahora, en cuanto a las enfermedades propiamente que generan dolores de espalda, ¿podría mencionarlas con nombre y apellidos?

--Las más frecuentes son la hernia discal y otras afecciones de los discos intervertebrales, la artrosis (que es una variedad de artritis), las anomalías congénitas vertebrales, las lesiones traumáticas.

--¿Es culpable también el lumbago?

--El conocido lumbago no es más que un síntoma: es dolor en la región lumbar (parte baja de la espalda).

--¿Cuánto duran como promedio estas dolencias?

--La aparición de un dolor lumbar y rigidez, después de un esfuerzo inusual puede ser algo de dos o tres días y en general se resuelve, como referimos, con reposo, calor local y analgésicos.

--Sin duda, incomodidad y dolor son signos de que algo anda mal. ¿En qué momento debemos consultar al médico?

--Cuando el dolor y la contractura muscular son más intensos o demorados el paciente debe acudir al médico de familia. Si el dolor se vuelve crónico se realizarán las investigaciones pertinentes para llegar al diagnóstico de certeza y al tratamiento adecuado.

--¿Cuáles son las posibilidades de nuestro organismo para cargar un peso o sencillamente para empujar o halar un objeto pesado?

--El organismo humano está en capacidad de cargar pesos elevados, siempre que nos encontremos debidamente entrenados, como sucede con los pesistas, por ejemplo.

--¿El tratamiento por lo regular es medicamentoso o quirúrgico?

--Casi siempre es conservador (analgésicos, antinflamatorios), medidas de fisioterapia, técnicas de la Medicina Natural y Tradicional y, sobre todo, educación corporal. Sólo un 4 por ciento de las afecciones de la columna son tributarias de cirugía.

--¿Cuáles son las profesiones o actividades que contribuyen más comúnmente a la aparición de estos dolores?

--El dolor de espalda no es considerado una enfermedad profesional, pero ciertamente es más frecuente en aquellos trabajadores sometidos a esfuerzos o a una misma posición mantenida durante horas en su diaria labor.

--¿Aquejan con mayor frecuencia al sexo femenino o el masculino? ¿En qué edades de la vida suelen aparecer?

--A ambos sexos, pero es más frecuente en el hombre. Diría que el 80 por ciento de la población puede padecer de dolor de espaldas, sobre todo a partir de la cuarta década de la vida.

--¿Qué medidas de prevención sugiere a fin de evitar daños o sencillamente molestias (dolor) en la espalda?

--Como recomendación general debe evitarse la carga de peso con la columna en flexión (agacharse, no doblarse) y las posiciones mantenidas. Es conveniente cambiar frecuentemente de posición y conservar una postura adecuada. Debo subrayar que se ha demostrado la aparición de un mayor número de lesiones de los discos intervertebrales en los fumadores que en los que no practican este mal hábito. Estas sencillas recomendaciones podrían contribuir a evitar la llamada sacrolumbalgia o dolor lumbar.

--¿Quedaría algo en el tintero?...

--Informar que en nuestro centro existe una Escuela de Columna, donde se enseña a los pacientes lo que debe y cómo hacerlo, a fin de que participe activamente en el control de su afección. (2001)