Consultas  Médicas

DISLALIA

Alumna del profesor Ricardo Cabanas Comas (ya fallecido), quien sentó cátedra en Cuba en el ejercicio profesional y la enseñanza de la Logopedia y Foniatría, la doctora Lázara Esperanza Fernández Collazo es la Jefa del Servicio Nacional de esta ciencia que, como sabemos, se ocupa del estudio y atención de los trastornos de la comunicación verbal. Tiene su sede en el Policlínico del hospital "Pedro Borrás", en Ciudad de La Habana.

El tema puesto sobre la mesa es dislalia, que intentando desentrañarla por sus orígenes (dys, difícil; lalein, hablar), revelaría que este término significa algo así como lenguaje defectuoso.

La dislalia --precisa mi entrevistada-- es una dificultad en la articulación de la palabra que no es producida por una lesión neurológica. Se refiere específicamente a deformación del fonema, que es como se denomina la letra escrita cuando es hablada.

--¿Estos desórdenes articulatorios --doctora Fernández-- son de origen orgánico, debidos a malformaciones dentales, o se producen por imitación o defectos en los oídos?

--Su origen puede ser orgánico o funcional. Cuando existe alguna alteración anatómica de los órganos que se utilizan para hablar como son labios, dientes, lengua y paladar, estamos en presencia de una dislalia orgánica; es funcional cuando existe la dificultad en el habla sin lo mencionado anteriormente.

--¿Y en cuanto a que exista en el medio pobre ambiente verbal, e incluso privación de afecto?

--Se ha comprobado que cuando no hay una estimulación adecuada, en este caso un pobre ambiente verbal, pueden presentarse estas dificultades en el habla, y es interesante señalar que toda conducta impropia por parte de las personas que rodean al niño puede dar lugar a la dislalia. Mencionaré a modo de ejemplo la privación de afecto, y también el afecto exagerado y la sobreprotección.

--¿Es un trastorno que se presenta principalmente en la primera infancia, o aparece en cualquier edad? ¿Son comunes?

--Se presenta en la primera infancia, cuando ocurre el desarrollo del habla en el niño. Si estos trastornos no se tratan adecuadamente, se arrastran toda la vida. Es sabido que desde el primer llanto del recién nacido se comienzan a crear los patrones que conformarán el habla. La dislalia es muy común y alrededor del 2 % de la población la padece, lo que concuerda con cifras mundiales.

--¿Podría especificar cuáles son sus manifestaciones fundamentales?

--La distorsión, o sea la deformación del fonema. También las sustituciones de fonemas (cambio de uno por otro), las omisiones (lo omite en la palabra), la alternancia (a veces lo pronuncia y otras no).

--La mayoría de los niños, doctora, pasan por un período de "habla de bebé" (omiten letras, sílabas). ¿Cómo distinguir lo que es normal o anormal en estos primeros períodos de la vida?

--El habla tiene un proceso de integración donde se crean las condiciones neurofisiológicas para que ésta sea normal. Alrededor del año el niño pronuncia la palabra (porque ya se refiere a algo o alguien) y tiene significado a partir de ahí. Alrededor de los dos años y medio ya está en condiciones para una pronunciación correcta, exceptuando la L y la R, que demoran más en instaurarse correctamente, alrededor de los 4 ó 5 años.

--¿Puede ser un anuncio de tartamudez?

--Los niños tienen una etapa en el desarrollo del lenguaje llamada tartaleo fisiológico, entre los 2 y 5 años de edad, donde presentan titubeos, repeticiones de sonidos y elongaciones (alargamientos) de palabras, porque su capacidad ideacional es mayor que la de expresión y tienen que prepararse mentalmente para hablar. Esto puede evolucionar hacia el habla normal, pero muy frecuentemente evoluciona hacia la tartamudez o hacia el tartaleo definido. De ahí la importancia de su tratamiento.

--¿En qué edades se establece, por decirlo así, la maduración del lenguaje?

--Aunque desde el nacimiento comienzan a prepararse las condiciones para su maduración, podemos afirmar que alrededor de los 7 años se alcanza la completa maduración del lenguaje. Así, se considera que ya está preparado el niño para recibir todas las influencias del exterior e incorporar todos los conocimientos posibles.

--Tengo una vecinita de dos años que la única vocal que utiliza es la "A". Por ejemplo, dice: dama caramala, por dame un caramelo, o mara la cacaracha valadara. ¿Este es un signo inequívoco de dislalia?

--Es una dislalia de vocales que produce gran preocupación a los padres. Sin embargo, no es un signo de alarma, pues se corrige con el tratamiento funcional sin muchas dificultades.

--¿En qué medida los padres deben intervenir en la corrección propiamente del lenguaje del niño a fin de no caer en excesos que puedan ser perjudiciales?

--Siempre deben intervenir sin que el niño se dé cuenta, mediante una pronunciación correcta. No debe exponerse al niño a situaciones difíciles ni señalarle los errores directamente. Tampoco se debe utilizar la sobrevaloración, señalándolo como ejemplo ante los demás cuando habla muy bien.

--¿Son efectivos los tratamientos?

--Sí, porque corrigen a tiempo las imperfecciones del habla. Consiste en ejercicios funcionales, con varias etapas en su ejecución, por lo que deben ser orientados siempre por el especialista.

--¿Quisiera dejar alguna orientación en torno al tema que nos ocupa?

--Es importante que tanto padres como maestros tengan en cuenta que es precisamente en la infancia donde se pueden realizar mejores acciones de salud, que transitan desde la profilaxis hasta el tratamiento funcional, y ante cualquier duda acudir a la consulta de Logopedia y Foniatría. (2000)