Consultas  Médicas

PRESERVATIVOS

La definición es clásica y conocida: el condón o preservativo es una vaina o cubierta fina de goma o tripa para el pene durante el coito, y desde hace varios siglos se alertó de que podía proteger contra las enfermedades de trasmisión sexual (ETS) y embarazos no deseados.

Con el desarrollo de la vulcanización del caucho, en los años 1840 fue factible producir condones sintéticos. La introducción del látex líquido unos cien años después preparó el terreno para los preservativos de mayor resistencia a la tensión.

Con mirada actual, el doctor Rolando Ramírez Fernández, epidemiólogo del Programa Nacional de ITS\SIDA (Infecciones de Trasmisión Sexual/SIDA) que dirige el Ministerio de Salud Públca, subraya que cuando casi el 90 por ciento de la infección por el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana, causante del SIDA) se trasmite sexualmente, los preservativos constituyen una parte esencial de los programas de salud pública destinados a controlar su trasmisión.

Considera por ello que su empleo es una necesidad imprescindible en las relaciones sexuales de los jóvenes y de los menos jóvenes también, especialmente en las relaciones ocasionales que son las de mayor riesgo. Hasta ahora no se ha podido encontrar una vacuna que proteja en forma eficaz contra el SIDA.

--Doctor, ¿para su empleo "pesarían" más las ventajas que las desventajas?

--El uso del condón ha tenido siempre muchos detractores y circulan artículos "científicos" que ponen en duda su efectividad. Sin embargo, es ciencia constituida que sí protege de las infecciones de trasmisión sexual, incluido el VIH, y es eficaz como método anticonceptivo para las parejas que por diferentes razones sociomédicas no disponen de otro método. Categóricamente se puede afirmar que las ventajas "pesan" mucho más que las desventajas.

--¿Podría enumerarlas?

--Desventajas: se necesita de un entrenamiento previo para su correcta disposición y uso; debe formar parte del "juego amoroso" para que no se convierta en un factor inhibidor; en ocasiones no están disponibles en lugares accesibles donde se puedan propiciar las relaciones sexuales ocasionales. Ventajas: sirve de barrera para las infecciones de trasmisión sexual y el SIDA y, por tanto, salva vidas; sirve como método anticonceptivo; puede ser utilizado en el tratamiento de la eyaculación precoz; es de fácil uso y adquisición; es barato.

--¿Existe, por decirlo así, un "método correcto" para la colocación del preservativo?

--Sí, y es el siguiente: abra el paquete con cuidado de no rasgar el preservativo. No lo desenrolle hasta que se lo vaya a poner; descubra la cabeza del pene retirando la piel y agarre el preservativo por la punta para evitar el atrapamiento de aire. Colóquelo sobre la cabeza del pene en erección; sin soltar la punta del preservativo, vaya desenrollándolo hasta que recubra la totalidad del pene.

--¿Podría referir también la forma idónea de retirarlo?

--Después de eyacular, sujete el aro del preservativo y saque de él el pene antes de que cese la erección; quítese el preservativo sin dejar que gotee el semen y deséchelo.

--¿El uso de grasas, aceites, lociones, vaselina, para hacerlos más resbalosos, resulta perjudicial?

--No se recomienda debido a que pueden ser dañados.

--¿Podría afirmarse que el condón protege en un 100% contra enfermedades venéreas y el SIDA?

--En Medicina no se admite el absoluto. Pueden ocurrir accidentes por mala conservación o estado del condón, o en el momento de retirarlo. Pero son las excepciones, si se cumplen las indicaciones de uso. El bajísimo porcentaje de fallos que se reportan no es por el tamaño del poro del condón que desde hace varios años se producen de látex y se muestrean electrónicamente.

--Hay quienes, doctor, ante la inseguridad de una rotura, e incluso a solicitud de su pareja, emplean simultáneamente dos preservativos. ¿Qué podría comentar al respecto?

--El uso del doble preservativo es bastante generalizado por el mayor margen de seguridad ante roturas y porque se acentúa la fricción en el pene y funciona como un estímulo más para el varón.

--Los condones de goma de látex son biodegradables y, por ello, vulnerables a los factores ambientales. ¿Es posible comprobar su buen estado antes de usarlos?

--Debemos cerciorarnos que el paquete del preservativo mantiene un "cojín" de aire, apretándolo por el centro. Si no lo tiene o presenta derrame del lubricante, hay que desecharlo porque puede estar vencido.

--¿Algunas marcas tienen fechas de fabricación en el paquete, en vez de vencimiento. ¿Cuál es el "período seguro" para su empleo?

--Se plantea un período máximo de tres años a partir de la fecha de fabricación, si se cumplieron todas las normas de transportación y almacenamiento.

--¿Cómo conservarlos con mayor seguridad?

--Se recomienda mantenerlos en un lugar fresco y seco. Jamás en la guantera del carro.

--¿Pueden emplearse más de una vez?

--Los condones están diseñados para ser usados una sola vez en cada relación sexual.

--Un médico y una enfermera daneses diseñaron a mediados de la década de los 80, aguijoneados por la preocupación del temido SIDA, una vaina con dos aros, en forma de preservativo, que en lugar de servir como funda al órgano sexual masculino recubre las paredes vaginales. ¿Ese "escudo femenino" resulta igualmente efectivo para evitar enfermedades de trasmisión sexual?

--Sí, pero por razones de baja divulgación y costo no está tan generalizado su uso. En Cuba hay poca experiencia acumulada al respecto.

--¿Algún detalle esencial?...

--Sí. El Ministerio de Salud Pública realiza esfuerzos en el orden económico y organizativo para garantizar el funcionamiento adecuado del mercadeo social de los condones, donde se impone una amplia participación intersectorial. Por otra parte, el propugnar desde el punto de vista médico el uso del condón no está de ningún modo reñido con el hecho de abogar también por la estabilidad en las parejas sexuales, la estructuración adecuada de las familias y el retardo en el inicio de las relaciones sexuales entre nuestros adolescentes, factores todos que influirán indudablemente en una mejor calidad de vida. (2000)