Consultas  Médicas

CONDILOMA

Siendo estudiante de Medicina, la doctora Magaly Colomé Escobar se inclinó por la Dermatología, quizás, dice, porque como ninguna otra "permita apreciar en los pacientes, en un breve lapso, el resultado de nuestro quehacer profesional". Su trabajo de tesis para la obtención del título de especialista fue la Inmunología de la psoriasis.

El tema sugerido para esta consulta es condiloma acuminado, conocido también como verrugas genitales, que la doctora Colomé define como una lesión puntiaguda pequeña que puede multiplicarse y formar una gran masa vegetante.

Como puede apreciarse, se le denomina acuminado (sinónimo de puntiagudo) por su aspecto elevado y su terminación en forma de vértice.

Aclara mi entrevistada que existe un tipo de condiloma que se observa en personas con padecimientos de sífilis.

--¿Se conoce, doctora, el agente causal del condiloma?

--Sí, es el Papovavirus humano, del que existen varias cepas, algunas de las cuales tienen poder oncogénico, es decir: son capaces de producir degeneración maligna de estas verrugas.

--¿Cuáles son sus signos y síntomas principales tanto en hombres como en mujeres?

--Esta enfermedad se caracteriza por pequeñas lesiones elevadas verrugosas de color gris, amarillo pálido o rosado que habitualmente son escasas en número, crecen rápidamente y dan lugar a vegetaciones en forma de cresta de gallo, o grandes masas en forma de coliflor, localizadas en los genitales de ambos sexos. Existen los casos subclínicos, que son aquellos pacientes que no presentan lesiones cutáneas visibles y sólo se pueden descubrir a través de métodos especiales (tinción de la zona genital con ácido acético). Este método se utiliza cuando uno de los dos miembros de la pareja está asintomático.

--¿Cuál es la vía principal de contagio del Papovavirus humano?

--La sexual.

--¿Y no es posible adquirirla a través de ropas o prendas de uso común?...

--Como te expresé, la trasmisión se produce casi exclusivamente por las relaciones sexuales. Sin embargo, aunque excepcionales (los porcentajes son insignificantes), en la literatura se han descrito personas infectadas por toallas de uso común, sábanas y manipulación ginecológica.

--¿Qué tiempo promedio transcurre entre el momento de la infección y la aparición de los primeros signos?

--Desde el momento de la infección pueden transcurrir de pocas semanas a ocho meses hasta que se presentan los primeros signos. El promedio es entre dos y tres meses.

--¿Las lesiones se localizan exclusivamente en las zonas de los genitales

--No. También se sitúan en boca, ano, regiones inguinales y otras zonas cutáneas, en ocasiones cercanas a los genitales, en ambos sexos.

--¿Cuál es, digamos, el período de mayor peligro de trasmisibilidad?

--Es aquel en el que están presentes las lesiones.

--¿El condiloma se asocia con otras afecciones de origen venéreo?

--Sí, entre ellas la blenorragia, la sífilis y el SIDA.

--¿Estas verrugas pueden aparecer y desaparecer espontáneamente?

--Las lesiones siempre aparecen por contagio y pueden desaparecer espontáneamente. Se ha descrito un 33 por ciento de regresión espontánea.

--Con mirada médica, ¿qué resulta lo más característico para el establecimiento del diagnóstico?

--La localización y el aspecto de las lesiones.

--¿Tiene tratamiento? ¿Actúa con efectividad en todos los pacientes?

--Sí, existe tratamiento, que en la mayoría de los pacientes es muy efectivo. En algunos casos es necesario aplicar una terapéutica más agresiva, como la electrofulguración o la cirugía.

--¿Son frecuentes las reapariciones de esta enfermedad, lo que ustedes denominan, doctora, recidivas?

--Se producen recidivas cuando el paciente no realiza el tratamiento estrictamente como lo ha indicado el especialista; o cuando, después de curado, mantiene relaciones con la pareja que no ha recibido tratamiento, lo que no constituiría una recaída sino una reinfección.

--¿Es frecuente esta enfermedad de trasmisión sexual en nuestro medio?

--Sí, sobre todo en jóvenes por el cambio frecuente de pareja.

--Dediquemos punto y aparte a las medidas de prevención...

--Resulta clave una buena educación para la salud y sexual. Es imprescindible el uso del preservativo o barrera de protección; mantener relaciones de pareja estables; asear los genitales antes y después de las relaciones sexuales; y si padecemos la enfermedad, no mantener relaciones sexuales hasta que hayamos concluido el tratamiento. Es esencial seguir estrictamente las indicaciones médicas, pues, subrayo, los condilomas pueden provocar lesiones malignas. (2000)