Consultas  Médicas

COLITIS ULCERATIVA IDIOPÁTICA

El término idiopático se emplea con frecuencia en el lenguaje médico para calificar el origen desconocido de una enfermedad, cuando incluso prevalezcan sobre ella diversas hipótesis sin que los científicos hayan podido llegar a una conclusión definitiva.

La consulta de esta semana reviste esas características. La entidad que abordamos es la colitis ulcerativa idiopática, en torno a la cual se citan motivos de origen infeccioso, genético, dietético, psicológico e inmunológico, "pero no se precisa una causa por excelencia", afirma el doctor Felipe Piñol Jiménez, especialista en Gastroenterología que se desempeña en el Instituto de esa especialidad en Ciudad de La Habana.

Graduado como médico con Título de Oro en 1988, Piñol prestó su Servicio Médico Rural en Guantánamo durante 4 años, cursó luego la especialidad y acaba de recibir un entrenamiento en el diagnóstico y tratamiento del cáncer del aparato digestivo en el Instituto de Gastroenterología Tokyo Women΄s Medical College, en Japón.

--Se impondría, doctor, comenzar por definir qué se entiende por colitis ulcerativa idiopática, y sus semejanzas y diferencias con otros tipos de colitis.

--Es una enfermedad inflamatoria crónica del intestino que afecta siempre la mucosa del recto y el sigmoide (colon izquierdo) y puede extenderse al resto del colon. Clínicamente se asemeja a otros tipos de colitis, como la enfermedad de Crohn de colon, colitis amebiana, medicamentosa, bacteriana. Para diferenciarla son necesarios estudios endoscópicos, parasitológicos y bacteriológicos, además del interrogatorio y el examen físico del paciente.

--¿Es hereditaria?

--Se considera que es multifactorial y existen factores genéticos que indican una predisposición hereditaria para padecer la enfermedad.

--Como entre las posibles causas citadas de esta dolencia se encuentra también la inmunológica, quisiera pedirle alguna precisión al respecto.

--Se considera que existe un desorden del sistema inmunológico, con pérdida de la capacidad de defensa de la mucosa ante una agresión interna o externa, lo que explica su carácter crónico, persistente y recidivante (aparece por crisis).

--¿Cuáles son sus manifestaciones principales y a qué edades por lo general se presentan los primeros síntomas?

Los síntomas principales son diarreas crónicas de localización baja, con flemas y sangre. Es menos común presentar dolor abdominal, fiebre, pérdida de peso, vómitos y dolores articulares. Generalmente se presenta en edades tempranas de la adultez.

--¿Evoluciona indeclinablemente hacia la cronicidad, o puede ser al menos controlada?

--Sí, siempre hacia la cronicidad. Puede ser controlada en períodos de crisis, pero no curada.

--¿Deben llevar estos pacientes algún régimen especial en cuanto a la ingestión de alimentos? ¿Existen comidas que les son prohibidas?

--Se recomienda ingerir comidas bajas en grasa y no condimentadas, evitar los alimentos lácteos y picantes, y en algunos casos el consumo de fibras dietéticas. Consumir alimentos ricos en vitaminas, minerales y oligoelementos que actúan como antioxidantes y controlan el proceso inflamatorio.

--¿Las personas que han padecido la enfermedad durante mucho tiempo deben realizarse algún examen médico periódico?

--Los pacientes con diez años de evolución de la enfermedad, historia de ataques severos, afectación total del colon e instauración de ésta dolencia en la niñez, constituyen un grupo de alto riesgo para complicaciones futuras, por lo cual requieren un examen médico periódico.

--¿Cuál es la consecuencia más temida que puede acarrear la colitis ulcerativa idiopática y en qué porcentaje de pacientes?

--La más temida es la degeneración maligna que se puede presentar en pacientes de alto riesgo, aunque los porcentajes que se registran son realmente bajos o casi nulos.

--¿Existirían otras enfermedades que se asocian con este padecimiento?

--Sí, aquellas de base inmunológica, como la hepatitis autoinmune, colangitis esclerosante primaria, cirrosis biliar primaria, enfermedades hematológicas y de la piel, lesiones articulares.

--¿Es frecuente este padecimiento en el mundo y también en nuestro país? ¿Aparece por igual tanto en el sexo femenino como en el masculino, a cualquier edad y en todas las etnias?

--Se ha reportado en todo el mundo con frecuencia diversa. Prevalece mucho más en Estados Unidos y el norte de Europa, en especial en Gran Bretaña, aunque también es común en América central y del sur. Israel tiene la frecuencia más alta de todos los países del Oriente Medio. No es tan usual en Asia y África. En Australia y Nueva Zelanda, la frecuencia es similar a la del norte de Europa. Por lo general esta enfermedad comienza al principio de la vida adulta y no hay gran diferencia en la distribución entre sexos y raza. En Cuba no constituye un problema importante de salud por su relativa baja frecuencia.

--¿Tiene tratamiento medicamentoso? ¿Estos enfermos son tributarios de cirugía?... ¿En qué pacientes?

--Sí, se emplean medicamentos específicos para obtener mejoría del cuadro clínico durante las crisis. Existe un método relativamente seguro para la cura definitiva: la cirugía radical del colon, que se indica solo en casos complicados con perforación, sangramiento masivo, dilatación marcada del colon, degeneración maligna de éste, o resistencia al tratamiento médico.

--¿Alguna recomendación en especial para las personas que presenten esta dolencia?

--Los pacientes con el cuadro clínico descrito deben acudir a su médico de familia, el que a su vez podría remitirlos a nuestro servicio especializado, a fin de establecer un diagnóstico temprano, instaurar el tratamiento y evitar complicaciones. (2001)