Consultas  Médicas

CLOASMA

Popularmente conocida como "manchas del embarazo", el cloasma o melasma constituye una entidad definida por Aylet Pérez López, especialista en Dermatología, como una pigmentación adquirida común, situada en áreas expuestas al sol y casi exclusivamente en la cara.

Se caracteriza clínicamente por placas difusas de color amarillo oscuro, pardusco o café con leche --y que varía desde el amarillo hasta el pardo oscuro--, de contornos irregulares y de superficie lisa, no elevada.

En la cara, precisa Aylet, pueden invadir el dorso de la nariz y se extiende de forma tal que la lesión ofrece el aspecto de alas de mariposa. En algunas personas la pigmentación es tan abundante y extensa que cubre la cara como una máscara.

--¿Estas manchas, doctora, tienen predilección por zonas determinadas?

--Generalmente aparecen en zonas expuestas al sol, pero sus sitios de elección son las mejillas, la parte media de la frente, la nariz, el labio superior y la barbilla. Excepcionalmente se observa en otras regiones.

--¿Su aparición se vincula exclusivamente al período gestacional?

--Pudiéramos decir que la mayor parte de los casos se encuentran relacionados con el embarazo, y se atribuye a los trastornos endocrinos que ocurren en los primeros meses de la gestación, por lo que estas manchas aparecen hacia el tercero o cuarto mes, y permanecen hasta el puerperio, para desaparecer lentamente hacia los tres o cuatro meses después del parto. En ocasiones duran más tiempo y tardan meses o años antes de desaparecer. A esta forma clínica se le denomina "cloasma gravídico". Disfunciones hepáticas también se vinculan con la aparición del cloasma.

--¿Conoce la ciencia el porqué de su origen?

--Aunque la causa no se ha determinado con exactitud, sabemos que se debe a un aumento de uno de los pigmentos responsables del color de la piel: la melanina.

--¿A qué edades suele aparecer? ¿Afecta por igual al sexo femenino que al masculino y a todas las etnias?

--Es medianamente común en mujeres, y en particular en mujeres de edad fértil. Sin embargo, hasta un 10 por ciento de los casos han sido descritos en hombres. Puede aparecer en todas las razas.

--¿Podría ser manifestación de alguna otra dolencia?

--El cloasma, además de relacionarse con trastornos endocrinos (durante el embarazo) y disfunciones hepáticas, aparece también en pacientes con deficiencias nutricionales. Ahora bien, la exposición solar es un factor de exacerbación en individuos predispuestos y se han descrito casos por el uso de cosméticos, sobre todo aquellos derivados del alquitrán. Se manifiesta asimismo en mujeres que toman anticonceptivos orales. Sin embargo, hasta un tercio de su aparición en mujeres, y en la mayor parte de los hombres, son de causa desconocida.

--¿Cómo distinguir las pecas propiamente dichas del cloasma?

--Fácilmente, pues las pecas son pequeñas lesiones pigmentarias de color café con leche y del tamaño de una cabeza de alfiler, agrupadas o diseminadas, que se distribuyen en todo el cuerpo y son inducidas por la luz solar.

--¿Es cierto que el cloasma mejora o empeora espontáneamente en tiempos de calor o de frío?

--Es más evidente durante períodos de exposición solar y después de ellos; y menos, en los meses invernales cuando falta la exposición al sol.

--¿Existe tratamiento para el cloasma? ¿Qué resultados se alcanzan?

--Sí, existe tratamiento, aunque debemos subrayar que como el cloasma se comporta como un proceso crónico que se exacerba con la luz solar o artificial, el éxito terapéutico requiere de una tríada de protectores: solares, cremas blanqueadoras y tiempo. Normalmente son necesarios hasta dos meses para que se inicie una respuesta y hasta seis o más para completar el proceso. En Cuba se utiliza la fangoterapia como medicina alternativa, en forma de máscara. Se logra una gran mejoría de las lesiones.

--¿Es un padecimiento universal y frecuente?

--Sí, aunque hay un predominio entre latinos, en especial originarios del Caribe, y entre los asiáticos. En nuestro país, tanto su incidencia como prevalencia son altas.

--¿Existen personas con alguna predisposición a padecer cloasma?

--Sí, y en los cuales la exposición al sol es un factor desencadenante importante. Por tanto, aquellos individuos que son inusualmente sensibles a la luz solar deben usar preventivamente los protectores solares, así como evitar la exposición de la piel a todas las formas de luz ultravioleta. Es importante no abusar de compuestos que generen fotosensibilidad a la exposición consecutiva de la luz como perfumes, cosméticos, cítricos (naranja, limón, lima) que pueden agravar las lesiones ya existentes. El uso de medicamentos debe ser siempre consultado con el facultativo.

--¿Algún comentario en especial para las personas con este padecimiento?

--Todas aquellas personas que presenten "manchas en la cara" deben acudir al médico para establecer el diagnóstico correcto, para lograr una adecuada orientación. En el cloasma, según se encuentren afectadas las capas superficiales o profundas de la piel, así será el tratamiento y su respuesta. (2000)