Consultas  Médicas

CATARATA CONGÉNITA

La catarata es la opacidad del cristalino (estructura intraocular en forma de lente que permite al ojo enfocar las imágenes en la retina), y sus causas son variadas. Las más frecuentes son la herencia, las infecciones virales que afectan a la madre durante el embarazo (rubéola, citomegalovirus, varicela), y algunos procesos metabólicos que se acompañan de otras manifestaciones además de la catarata.

Forma parte también de numerosas afecciones neurológicas, cutáneas, renales y de malformaciones, o están causadas por medicamentos: corticosteroides, fenotiazinas, sulfamidas, anabolizantes, altas dosis de vitaminas, entre otras que se han reportado.

Para la profesora Luisa Guerra Gómez, jefa del Servicio de Oftalmología del Hospital Pediátrico capitalino "Juan Manuel Márquez", en Marianao, no obstante los empeños investigativos en la búsqueda de la etiología (origen) de las cataratas congénitas, se desconoce aún en más del 50 por ciento de los casos.

-- Una precisión, doctora: ¿estos niños nacen con limitaciones en la visión, o incluso con la opacidad total del cristalino?

--En el niño al nacer los movimientos oculares son incoordinados, pero al mes ya presenta esbozo de fijación y seguimiento, y es capaz de mirar a la madre cuando lacta y sonreírle. Esto no lo hace el niño con cataratas congénitas bilaterales. Debo señalar que las cataratas en el niño están divididas en dos grupos: las congénitas o juveniles que están presentes al nacer, o aparecen poco tiempo después, y las cataratas adquiridas que se presentan más tarde y suelen estar relacionadas con causas específicas, entre las que se hallan las ocasionadas por traumatismos oculares, inflamaciones, infecciones, diabetes, medicamentos.

--¿Ante qué manifestaciones se debe sospechar de catarata en un recién nacido?

--El cristalino opacificado toma un color blanquecino por lo que el color de la pupila deja de verse negro para tornarse blanco y es un signo de alerta para el médico y también para la madre, quien frecuentemente lo detecta cuando le está dando el pecho al bebé. Otra manifestación es la falta de fijación y seguimiento de la luz u objeto cercano (por ejemplo, la cabeza de la madre o su mano moviéndola de un lado a otro), que un niño de dos meses puede realizar, o más tarde la aparición de movimiento nistágmico, que no es más que oscilaciones rítmicas repetidas de los ojos. Cuando la catarata no es total no están presentes estas manifestaciones, y suelen ser diagnosticadas más tarde cuando el niño necesite realizar actividades que requieran una mejor agudeza visual.

--¿Y en el caso de presentarse la catarata en un solo ojo?

--Esta puede pasar inadvertida y detectarse posteriormente por la aparición de un estrabismo debido al déficit visual de ese ojo, o por un chequeo oftalmológico programado o eventual.

--¿Es posible realizar el diagnóstico de certeza?

--El diagnóstico de la catarata congénita se realiza mediante un examen oftalmológico sencillo que puede realizar el médico de familia utilizando la luz del oftalmoscopio.

--En general, ¿aparece en uno o en los dos ojos?

--La opacidad del cristalino puede ser unilateral o bilateral. Las cataratas unilaterales suelen estar asociadas a otras alteraciones o malformaciones del ojo como microftalmo (ojo más pequeño), microcórnea, persistencia de vítreo primario...

--¿El único tratamiento efectivo es su extirpación quirúrgica?

--Su tratamiento es quirúrgico si ésta es total o central que obstruya el área pupilar. Solamente en aquellos casos en que la opacidad fuera pequeña, o no densa, debemos esperar la evolución.

--¿A qué edades se debe practicar la operación? ¿Con qué resultados?

--La cirugía debe practicarse precozmente, de preferencia entre la sexta y octava semanas de edad para evitar la ambliopía por deprivación, o sea el déficit visual por falta de estímulo de retina a corteza cerebral. Esta ambliopía será profunda e irreversible si se opera tardíamente.

--¿Puede reproducirse luego de la intervención quirúrgica?

--Si la técnica que se realizó dejó indemne la cápsula posterior por su transparencia, es posible que ésta se opacifique pasado algún tiempo.

--¿En qué espacio de tiempo y con qué frecuencia?

--No es muy frecuente. Esta opacidad de cápsula posterior puede presentarse algunas semanas después de la intervención quirúrgica.

--¿Cuál es su incidencia mundial y también en nuestro medio?

--La catarata congénita es causa de ceguera en niños en los países desarrollados, aunque por supuesto su incidencia en los países en desarrollo es mucho mayor, con cifras alarmantes en Asia y Africa. En un trabajo realizado en Cuba en el año 1996 se encontró como segunda causa de ceguera en niños asistentes a Escuelas Especiales a escala nacional, con un 11% de incidencia, lo que coincide con cifras internacionales de países desarrollados que se sitúan en un 15-20%.

--¿Qué medidas pueden contribuir a su prevención?

--Existen programas preventivos. Cuba cuenta con un Programa Nacional para la Prevención de Enfermedades Oculares en la Infancia que se apoya en otros programas (el de Genética, Materno-Infantil, Enfemedades Trasmisibles, Medicina General Integral). Un ejemplo de profilaxis en catarata lo constituye la vacunación de las niñas contra la rubéola. Esta enfermedad ha sido erradicada en Cuba.

--Aunque el tema de la catarata senil --la que se produce en general en personas mayores de 50 años-- es un tema abordado ya en esta sección, por su alta incidencia se impondría señalar alguna orientación a estos pacientes.

--La catarata que se presenta en la tercera edad comporta tratamiento quirúrgico siempre que el déficit visual que ocasione interfiera con las actividades que realice la persona. Antiguamente se esperaba a que la catarata madurara y el paciente quedara prácticamente ciego. La tecnología se ha ido perfeccionando, y hoy el paciente entra caminando al quirófano y vuelve a su casa caminando al terminar la operación. La incorporación de los lentes de contacto, y más aun la colocación de un lente intraocular, ha permitido la rehabilitación óptima de estos pacientes. (2000)