Consultas  Médicas

Agrandamiento de la próstata

JOSÉ A. DE LA OSA

La próstata es una glándula que está situada justo debajo de la vejiga, rodeando la uretra (el conducto de salida de la orina). Su función es producir una parte de la secreción que forma el semen. En su estructura contiene fibras musculares que tienen la capacidad de contraerse en forma automática, especialmente durante la eyaculación.

Foto: ARNALDO SANTOSProfesor Valverde: "¿Me pides una definición de médico? Médico se nace porque hay que tener una devoción extraordinaria por los enfermos, a los que hay que amar y cuidar... y sobre todo escuchar, además de estudiar cada día".

Al agrandamiento de este órgano, que se produce a medida que los hombres envejecen, se le llama hiperplasia o hipertrofia prostática benigna. No es un cáncer y no representa un mayor riesgo de un tumor maligno. A medida que la próstata se ensancha puede presionar la uretra y hacer que el flujo de la orina sea más lento y menos fuerte.

Nuestro ponente, con sus 84 lúcidos y productivos años, es el profesor Mariano Valverde Medel, figura cimera de la Urología en Cuba, quien es el jefe del servicio de esa especialidad en el Hospital General Docente Calixto García, de esta capital. De entrada subraya: "No se conocen las causas ni los factores de riesgo que originan ese engrosamiento de la próstata".

Como promedio, profesor, ¿a qué edades se comienza a manifestar este trastorno?

En general después de los 50 años.

¿Qué síntomas o signos principales se suelen presentar?

Las primeras manifestaciones son deseos frecuentes de orinar, levantarnos de noche varias veces con la necesidad de hacerlo y urgencia urinaria fuerte y repentina, fundamentalmente, aunque también puede cursar de forma asintomática.

Adentrémonos en el diagnóstico. ¿Qué procederes se emplean para ello?

Inicialmente se realiza un tacto rectal, y el diagnóstico se confirma con el empleo del ultrasonido. Si quedara alguna duda, se indican entonces estudios de Rayos X y endoscopía.

¿Es posible, con la utilización de los métodos que usted señala, establecer la benignidad o no de esta dolencia?

Sí, y cuando el especialista lo considera adecuado se ordena la biopsia de la zona sospechosa. Si el paciente es intervenido quirúrgicamente, el tejido extirpado se envía al Departamento de Anatomía Patológica para los estudios complementarios.

¿Qué conducta médica seguir en cuanto al tratamiento? ¿Es medicamentoso o quirúrgico?

Ello estará en dependencia de los síntomas que presente el enfermo y las complicaciones que pudieran acarrear.

En cuanto a la cirugía propiamente: ¿qué vías se emplean para ello?

La hiperplasia prostática es una tumoración benigna y se puede operar a través de la uretra con el auxilio de medios endoscópicos (técnicas de exploración visual), por vía abdominal o por el periné (espacio que media entre el ano y las partes sexuales). Estos procederes estarán en dependencia del tamaño que haya alcanzado la próstata y de la experiencia de cada cirujano. Desde hace años se acepta que la mejor vía de intervención es la endoscópica.

En estos casos, ¿la próstata se elimina total o parcialmente?

La tumoración benigna de la próstata se desarrolla en su interior y rechaza la glándula verdadera hacia la periferia, lo que denominamos "cápsula quirúrgica". Por tanto, en las operaciones se extirpa la porción enferma y se conserva la próstata en sí.

¿Puede generar la operación algún cambio o alteración en la capacidad sexual o reproductiva de los pacientes?

Cuando se opera la hiperplasia se modifica la anatomía de la zona, por lo que la eyaculación no se proyecta al exterior. Es necesario que se restablezca la uretra para normalizar la salida del semen durante el orgasmo. La capacidad sexual se mantiene inalterable y la reproductiva se recupera posteriormente.

En general, ¿cuál es el pronóstico de estas intervenciones?

El resultado debe ser curativo. Sin embargo, en algunos pacientes se presentan secuelas de la intervención, como incontinencia parcial de orina, infecciones urinarias, principalmente.

¿Es posible hablar de prevención en este tema?

No existe la prevención.

¿Algún comentario final?

Aconsejar a los lectores de esta columna que, después de los 50 años, se realicen anualmente un examen de la próstata. Un cáncer de próstata se cura, si es diagnosticado a tiempo.