Consultas  Médicas

Adenoiditis

José A. de la Osa

Las adenoides están situadas en la porción superior de la nasofaringe, por detrás de las fosas nasales, y su función principal es defender, en los primeros años de la vida, las vías respiratorias superiores de las agresiones externas: virus, bacterias, gérmenes. La adenoiditis es la inflamación o hipertrofia del tejido que conforman esos ganglios.

Foto: JOSÉ M. CORREADoctor Fidel Escobar Padrón.

En cuanto a sus funciones, las adenoides, junto a las amígdalas y otras estructuras vecinas de la garganta, funcionan como un filtro para el organismo, indica el doctor Fidel Escobar Padrón, segundo Jefe del Servicio de Otorrinolaringología (garganta, nariz y oídos) del Hospital General Docente Calixto García de la capital.

¿Los trastornos de las adenoides se producen esencialmente durante la infancia o pueden aquejar de igual forma en otras edades de la vida?

Los cuadros agudos son más frecuentes durante la infancia, aunque la adenoiditis crónica se puede presentar en otras edades.

En general, ¿es uno o son varios los trastornos que usualmente origina la adenoiditis?

Son varios. Entre ellos, deformidades en la cara, retraso en el aprendizaje, disminución de la audición.

¿Se conocen las causas por las cuales las adenoides se inflaman o hipertrofian?

Sí, fundamentalmente por infecciones, como la rinitis, la sinusitis. También por las condiciones ambientales: mala higiene, humedad, la mala nutrición, además de factores predisponentes.

¿Qué manifestaciones nos deben poner en alerta de este padecimiento?

Principalmente las manifestaciones clínicas: fiebre, la respiración por la boca, secreciones nasales y en la garganta y dolores de oídos.

¿Suele volverse recurrente, crónica? ¿Qué consecuencias puede ocasionar la no atención de esta enfermedad?

Frecuentemente son recurrentes, y se convierten en crónicas con el paso del tiempo. De no atenderse pueden ocurrir faringitis, gastritis, laringitis, infecciones a distancia (meningoencefalitis, problemas renales y articulares), y las más frecuentes, las que producen, digámoslo así, más dolores de cabeza a los padres, son las otitis medias agudas.

¿Puede confundirse con alguna otra afección? ¿Cómo se establece el diagnóstico de certeza?

Cuando el cuadro agudo de la enfermedad es muy agresivo, la adenoiditis puede confundirse con la meningoencefalitis y, en ocasiones, con trastornos digestivos. El diagnóstico de certeza se realiza por los antecedentes del paciente, su cuadro clínico y el examen físico.

¿El tratamiento es medicamentoso o en todos los casos requiere de cirugía?

Las crisis agudas requieren tratamiento medicamentoso: antibióticos, lavados nasales y medidas generales para bajar la fiebre. Las adenoiditis crónicas requieren usualmente tratamiento quirúrgico.

¿En qué consiste la operación? ¿Demanda anestesia local o general?

Durante la intervención se eliminan los tejidos que conforman las adenoides. Los niños requieren anestesia general y en los jóvenes la operación se puede realizar con anestesia local.

¿En la intervención misma, o durante el posoperatorio, estos pacientes pueden sufrir alguna complicación?

En verdad, las complicaciones son poco frecuentes. En el acto quirúrgico como tal son posibles complicaciones propias de la anestesia general, pero tanto en la intervención propiamente, como en el posoperatorio, lo más usual es el sangramiento. Debo subrayar que la extirpación de las adenoides constituye una operación rápida y sencilla.

Si, como usted decía, las adenoides constituyen un filtro para evitar el paso de virus y bacterias, ¿su extirpación originaría entonces una disminución en las defensas del niño?

No. Las funciones de las adenoides se ejercen, como te señalé, en los primeros años de la vida, hasta que el niño desarrolla su sistema de defensas. Normalmente las adenoides desaparecen espontáneamente en la segunda década de la vida.

Entonces, ante la necesidad de intervenir quirúrgicamente, ¿cuál sería la edad "ideal" para esta operación?

No considero que exista una "edad ideal". La decisión quirúrgica debe ser tomada por los especialistas en Otorrinolaringología, de acuerdo con el estado que presente el niño o la niña. Podría decir que antes de los dos primeros años de edad no se recomienda la operación.