LIBERTAD PARA LOS CINCO PRISIONEROS POLITICOS DEL IMPERIO
¡LIBERTAD YA PARA LOS CINCO ANTITERRORISTAS CUBANOS!

GALERÍAS

Granma Diario | Granma Internacional

ENGLISH
Enjuiciamiento y prisión Solidaridad Los Héroes Terrorismo La Patria los reclama Guía del sitio

12 de Noviembre del 2003

Leonard Weinglass: "Un juez pragmático vería claramente que el juicio no podía ser en Miami"

ROSA MÍRIAM ELIZALDE

El diálogo se produce en La Habana, poco antes del regreso de Leonard Weinglass a Nueva York y después de un intercambio con abogados cubanos que siguen muy de cerca el caso de los Cinco Cubanos Prisioneros en Estados Unidos. El defensor de Antonio Guerrero adelanta al sitio web Antiterroristas en qué momento está el proceso de apelaciones seguido ante la Corte de Atlanta por un juicio justo. El próximo 17 de noviembre los abogados de la defensa presentan su respuesta a la argumentación de la Fiscalía. Después, el Tribunal debe decidir la fecha y el lugar para la audiencia.

— ¿Exactamente qué ocupa ahora a los abogados de la defensa?

— Los abogados están trabajando muy duro, con una fecha tope: el lunes 17 de noviembre, en que deben entregar su respuesta al argumento de la Fiscalía para la Apelación en Atlanta. Se están analizando todos los documentos, una cantidad enorme. Se trata de más de 100 volúmenes en transcripciones de las actas —cajas de documentos—, en un esfuerzo por corregir la impresión que trató de crear el argumento escrito por el Gobierno.

Mucho de lo que ha dicho el Gobierno en este argumento escrito es una exageración, solo una pequeña parte es cierta, y la otra gran parte no es cierta en absoluto. Por lo tanto, se están analizando todas estas actas para presentar a la Corte las referencias que muestren que el Gobierno estaba tratando de desviar y manipular la atención del Tribunal.

— ¿Cuáles son los elementos más débiles de la respuesta de la Fiscalía?

— El elemento más débil que enseguida se destaca es que ellos no pueden defender el ambiente de Miami, y no pueden defenderlo sin ir en contra de los principios más elementales del sistema legal estadounidense. Por ejemplo, el juicio justo ante un tribunal justo. Es evidente que aquí no ha sucedido eso, y el Gobierno tiene gran dificultad en justificar lo que sucedió en Miami. Escribieron 86 páginas —un documento muy extenso—, pero ni una sola palabra defiende a Miami.

— ¿Qué ocurrirá después del 17 de noviembre?

— Lo que sucederá después que nosotros presentemos nuestro documento es que el Tribunal nos notificará sobre una fecha para presentar nuestro argumento, y cuál será la duración del tiempo que tendremos para presentar nuestro argumento. No sabemos cuándo ni dónde van a decidir que se rea-lice esta presentación de los argumentos. Solo podemos estimar que será en algún momento en febrero. Pudiera ser un poco después. No es probable que sea antes.

— ¿Habrá vista oral?

— Por la complejidad e importancia de este caso el Tribunal siempre ofrece una vista oral. Sería sorprendente si no lo hacen así.

— ¿Qué usted supone que resolvería en este caso un juez, justo y práctico, de acuerdo con las leyes norteamericanas?

— Un juez pragmático vería claramente que el juicio no debía haberse realizado en Miami. Este Tribunal de Atlanta conoce a Miami. Fue el que falló en el caso del niño Elián González, que fue denunciado en Miami. Ellos ya conocen a Miami, y no veo cómo van evitar lo que conoce todo el mundo en Estados Unidos: que Miami es diferente a cualquier otro lugar de Estados Unidos, en lo que respecta a Cuba. Solo hay un lugar en Estados Unidos donde no se puede tener un juicio justo, y ese es Miami. Incluso en Fort Lauderdale, a 80 kilómetros de allí, hubiera sido posible tener un juicio justo.

— La semana pasada aquí en La Habana, Noam Chomsky expresó que lo sucedido a estos Cinco Cubanos es repugnante, y llamaba la atención sobre el silenciamiento de los medios en Estados Unidos, sin duda una sanción adicional a estos compañeros que fueron víctimas de un juicio político. ¿Cuánto daño le ha hecho este silencio cómplice al Proceso de Apelación en Atlanta?

— Chomsky es una voz que se destaca entre los intelectuales norteamericanos y progresistas, en cuestiones de la política exterior y justicia penal. Nosotros le agradecemos mucho su comentario. El silencio de la prensa estadounidense en este caso, en el ambiente actual, no es sorprendente. En temas de guerra, de desempleos masivos, de injusticia racial, la prensa se destaca por su silencio. En este caso, ha sido igual. Para hablar de este caso tendrían que mencionar la historia de más de 40 años de ambos países, una historia que el Gobierno de Estados Unidos quiere evitar y la prensa complaciente hace lo mismo. Ellos saben que si se menciona a los Cinco, la primera pregunta sería: ¿por qué fueron enviados aquí? Y la respuesta a esa pregunta es algo que el Gobierno y la prensa no desean que se conozca. Especialmente ahora, en medio de una guerra contra el terrorismo. La posición que se ha tomado en Estados Unidos, es que este país está opuesto al terrorismo. Si se responde la pregunta de por qué los Cinco vinieron a Estados Unidos, hay que entrar en el tema de que ellos fueron a ese país porque Estados Unidos apoya el terrorismo. Por lo tanto, es inconveniente esa discusión en estos momentos.

— ¿Perjudica o no a la Apelación la campaña presidencial para las elecciones de noviembre del 2004 en Estados Unidos?

— Todos reconocemos que este caso tiene una base política, incluso los fiscales. En un caso político de este tipo, en medio de una campaña presidencial, donde la Florida pudiera ser importante y, especialmente, los votos de Miami, es probablemente el momento peor para decidir el caso en el tribunal.

— Diferentes instancias del Parlamento Europeo se han sumado recientemente a la crítica de la situación de los familiares de Gerardo y René, y de la situación de los derechos humanos de estos Cinco Prisioneros. ¿Están incluidas estas violaciones en los argumentos de la defensa?

— Por encima de lo difícil del caso ante la justicia, ahora se ha agregado la cuestión de la violación de los derechos humanos de los encarcelados y su familia. Amnistía Internacional también ha hablado de esto, y también la Corte Suprema de Estados Unidos, el verano pasado. El tribunal adoptó esta posición: la Constitución de los Estados Unidos está a favor de la protección de la integración de la familia, incluso ni siquiera tiene que acudirse a la Ley nacional de los Derechos Humanos. La Constitución de los Estados Unidos protege a las familias de René y de Gerardo, la relación que ellos deben tener con sus esposas e hijos. Incluso las regulaciones de la Oficina de Prisiones específicamente protege la relación con las familias.

Por lo tanto, la separación de estas dos familias no puede ser justificada bajo el reglamento actual, la legislación y la Constitución de Estados Unidos y las regulaciones internacionales de los Derechos Humanos. Esta es una violación tan flagrante que no entiendo cómo incluso las iglesias de Estados Unidos han permitido que esto suceda. No se puede separar a un niño de su padre, no se puede separar a una esposa de un esposo. No es aceptable en ningún código moral ni legal.

(Tomado del sitio www.cubadebate.cu)

 

Subir

Enjuiciamiento y prisión Solidaridad Los Héroes Terrorismo La Patria los reclama Guía del sitio

Equipo de Ediciones Digitales Periódico Granma
Se visualiza mejor en pantalla completa (tecla F11) a 800x600

Enjuiciamiento y prisión

· Alegatos

 

· Abogados

 

· ¿Justicia?

 

· Cronología

 

Portada