LIBERTAD PARA LOS CINCO PRISIONEROS POLITICOS DEL IMPERIO
¡LIBERTAD YA PARA LOS CINCO ANTITERRORISTAS CUBANOS!

GALERÍAS

Granma Diario | Granma Internacional

ENGLISH
Enjuiciamiento y prisión Solidaridad Los Héroes Terrorismo La Patria los reclama Guía del sitio

10 de marzo de 2005

Audiencia de Apelación de los Cinco: un año después

RODOLFO DÁVALOS, ABOGADO

En el caso de los Cinco Héroes,  como bien ha explicado el Abogado Leonard Weinglass, defensor de Antonio  Guerrero, después que el Jurado  encontró culpable, a Gerardo, Ramón y a Tony, la Jueza Joan Lenard debió buscar en la normas federales  la indicación sobre las alternativas para la  sanción que debía  imponer, y el máximo para   la pena prescrita, en correspondencia  con el veredicto del Jurado,  alcanzaba 26 años. No obstante, la Jueza aumentó este límite, a partir de factores que no fueron presentados al Jurado y sobre los cuales éste no se había pronunciado, e impuso, como se sabe, la sanción de cadena perpetua a nuestros  tres compatriotas. Esta acción basada en una supuesta facultad del Juzgador, es la que, precisamente, cuestiona el fallo dictado en "Blakely vs Washingtong", que categóricamente dice que el juez no tiene ese poder

Un año ha transcurrido ya desde la Vista  celebrada en Miami, el 10 de marzo de 2004, ante los jueces del Onceno Circuito de Apelaciones de Atlanta, oportunidad en la  cual el recurso de  apelación interpuesto contra las injustas sentencias dictadas por la Corte Federal de Miami en el proceso de los Cinco Héroes,  quedó "visto" y concluso para sentencia.

Como se ha informado las Reglas Federales para el Procedimiento de Apelación  de los Estados Unidos, no establecen un plazo o término dentro del cual deba emitirse el fallo, una vez efectuada la Vista, o sin haberse celebrado ésta, por lo que habrá que seguir esperando que los jueces concluyan su análisis y dicten su sentencia para conocer el resultado de la apelación.

Mientras tanto, con el proceso de apelación aún abierto y los jueces valorando el caso, un importante precedente ha sido sentado por la Corte Suprema de los Estados Unidos en el caso "Blakely vs. Washingtong", que limita a los jueces a aumentar una sanción más allá  de las conclusiones del Jurado después de su veredicto, o sea, establece que el Juez debe imponer la sanción, exclusivamente  dentro de los límites establecidos  para el delito y las circunstancias apreciadas por el Jurado.

Para algunos entendidos, la reciente decisión de la Corte Suprema resulta controvertida ya que cuestiona la validez de las Directrices o pautas de Sentencias que han estado en vigor desde 1987, lo que puede afectar a miles de casos. Sin embargo, lo cierto es que la Corte Suprema ha aceptado escuchar dos casos desde el pasado mes de octubre, para tratar de aclarar la  confusión  sobre las Directrices de sentencias.

En el caso de los Cinco Héroes,  como bien ha explicado el Abogado Leonard Weinglass, defensor de Antonio  Guerrero, después que el Jurado  encontró culpable, a Gerardo, Ramón y a Tony, la Jueza Joan Lenard debió buscar en la normas federales  la indicación sobre las alternativas para la  sanción que debía  imponer, y el máximo para   la pena prescrita, en correspondencia  con el veredicto del Jurado,  alcanzaba 26 años. No obstante, la Jueza aumentó este límite, a partir de factores que no fueron presentados al Jurado y sobre los cuales éste no se había pronunciado, e impuso, como se sabe, la sanción de cadena perpetua a nuestros  tres compatriotas. Esta acción basada en una supuesta facultad del Juzgador, es la que, precisamente, cuestiona el fallo dictado en "Blakely vs Washingtong", que categóricamente dice que el juez no tiene ese poder.

La decisión de la Corte Suprema, constituye un nuevo precedente, por lo que, como quiera que el caso está aún abierto, debe ser tomado en cuenta, al resultar aplicable dada las coincidencias de los supuestos de hecho y de las consecuencias de la arbitraria acción realizada por  una  Corte de Distrito Federal. Como hemos explicado antes, el precedente judicial es "ley" en los Estados Unidos, dado que al   Sistema Jurídico del Commom Law", que rige la administración de justicia, se basa en la doctrina del  "Stare Decisis" (estar a lo decidido), que consiste en considerar vinculante las decisiones judiciales anteriores en causas similares, constituyéndose así el llamado  precedente (precedent).

Además de este nuevo precedente, que resulta de obligada consideración, otro hecho judicial ocurrido en este lapso, pone de manifiesto la injusticia notoria cometida en Miami contra  los cinco patriotas cubanos.  Se trata  del caso seguido en la Corte del Distrito Federal de Los Ángeles, California, contra  Katrina M. Leung, una ciudadana estadounidense, de origen chino, a quien la Fiscalía, según el Affidávit presentado por el Agente Especial del FBI, Randall Thomas, acusara de Espionaje por violación del Título 18 del Código de los Estados Unidos, Sección 793 (b), "Uso no autorizado  de Información de Defensa Nacional, en beneficio de una Nación Extranjera", quien, según la acusación, fuera reclutada por el ex  Agente del FBI James Smith, principal acusado en esa causa por Espionaje.

 Más allá del debate sobre la inocencia o culpabilidad de la Sra.  Leung, y sin ningún interés de poner en tela de juicio la decisión de la Corte en este caso, resulta  ilustrativo una breve comparación del tratamiento brindado a  este proceso  y al de los Cinco, tanto por la Administración de Justicia en los Estados Unidos como por los medios de prensa.

La Sra. Leung entabló  relación con un-ex agente especial del FBI, vinculado a la Seguridad Nacional de los Estados Unidos. Los Cinco no tuvieron ninguna relación con miembros de Agencias Oficiales de Investigación o Inteligencia de los Estados Unidos, sino con organizaciones de carácter privado, de la extrema derecha cubano-americana,  dedicadas a realizar actividades y acciones  contra la Revolución cubana, incluyendo  actos terroristas.

A la Sra. Leung, según dice el Affidávit del FBI, le fue ocupada documentación clasificada como "Top Secret" (muy Secreto) relativa a la Seguridad Nacional de los Estados Unidos. A los Cinco no se les ocupo ni un solo documento clasificado, ni testigo alguno en el juicio pudo demostrar la existencia de evidencia comprometedora relacionada con la Seguridad o la Defensa de los Estados Unidos.

La Sra. Leung fue exonerada de toda acusación  por falta de evidencias, por la Jueza Florence M. Coper , de Los Angeles. Los Cinco  fueron sancionados por la Jueza Joan Lenard, del Distrito Federal de Miami Dade, a las más severas e injustas condenas, incluyendo cadena perpetua a tres de ellos (Gerardo, Ramón y Tony).  Una muestra más de que ese juicio  nunca debió ser celebrado  en Miami.

El caso de la Sra. Leung tuvo una amplia cobertura en los más importantes medios de prensa de los Estados Unidos, incluyendo el Washington Post, el New York Time, el USA Today, y otros. Alrededor del caso de los Cinco se levantó un muro de silencio,  solo la prensa miamense le dio cobertura, siempre en forma parcializada, denigrando a los patriotas cubanos,  exaltando el  odio y minando aún más de prejuicios contra los acusados a aquella comunidad ya de por sí prejuiciada.

No dudamos de la inocencia de la Sra. Leung, quien regresó así  a su vida de acaudalada mujer de negocios, y, casualmente, de importante activista del Partido Republicano, gobernante en su Estado y en su País. Lo que sí estamos seguro es de la inocencia de los Cinco Héroes, hombres humildes, honestos,  sencillos profesionales, activos luchadores contra el Terrorismo, quienes deben regresar a su Patria sin más riqueza  que la honra y más recompensa que la satisfacción del deber cumplido y el agradecimiento eterno de su Pueblo.

Tomado de: www.antiterroristas.cu

 
 

Subir

Enjuiciamiento y prisión Solidaridad Los Héroes Terrorismo La Patria los reclama Guía del sitio

Equipo de Ediciones Digitales Periódico Granma
Se visualiza mejor en pantalla completa (tecla F11) a 800x600

Enjuiciamiento y prisión

· Alegatos

 

· Abogados

 

· ¿Justicia?

 

· Cronología

 

Portada