10 de julio de 2007

Béisbol panamericano

Todo puede suceder… pero Cuba es favorita

Un torneo atípico. USA y México, principales rivales. Alineación ideal

SIGFREDO BARROS
sigfredo.bs@granma.cip.cu

Pudiera pensarse que el torneo beisbolero de los XV Juegos Panamericanos será un clásico paseo para la selección nacional cubana, si nos atenemos a los resultados históricos: once títulos en trece comparecencias, nueve de ellos en forma consecutiva desde Cali 1971, solo en dos ocasiones fuera del podio de premiación, seis veces campeona invicta. Todo un Goliat, como ha sucedido también en mundiales y Juegos Olímpicos.

Foto: RICARDO LÓPEZ HEVIAEl torneo de béisbol en Río deparará emociones.

Pero otros son los tiempos que corren, sobre todo a partir de Winnipeg 1999, cuando entraron los profesionales y el bate de aluminio pasó a mejor vida. Los rivales son distintos, más preparados, con más oficio, todos deseosos de ganarle a la escuadra antillana. Y por esa razón se impone el análisis mesurado, equipo por equipo, antes de que suene la voz de play off en los terrenos de Río.

Será este un torneo atípico, por no llamarlo antirreglamentario, pues si son ocho los participantes lo mejor hubiera sido un todos contra todos, como el de la justa del ALBA, y una final entre los dos primeros. Más partidos, como corresponde a un evento internacional de importancia para el cual los jugadores se preparan arduamente durante semanas. Pero el de los XV Juegos ha sido limitado a dos grupos de cuatro, una semifinal cruzada y una final. Cinco partidos en los cuales cualquier cosa puede suceder.

No hay remedio. Por lo tanto, sin más, entremos en materia, equipo por equipo, comenzando por los tres rivales de Cuba en el grupo A, los cuatro integrantes del B y, finalmente, nuestra selección.

PANAMÁ: son los mismos peloteros que representaron al Istmo en los Juegos del ALBA, desde Audes de León hasta Earl Agnolly. Semanas atrás, la prensa panameña anunció a bombo y platillo que se integraría a la preselección Lenin Picota. Pero el derecho, de 37 años, fue dejado en libertad por uno de los conjuntos de la Liga Mexicana, los Rieleros de Aguascalientes, luego de ganar uno, perder dos y promediar 6.40 de limpias. A todas luces ya no es el mismo hombre de excelente tenedor y recta de 90 millas. Debuta contra Cuba y, quizás, repita como abridor el zurdo Abraham Atencio. Lucharán por la clasificación, pero la tienen difícil.

VENEZUELA: la "vinotinto" jugó una serie de partidos de preparación con Cuba en el Latino, con un triunfo inicial y seis derrotas. Sobresalen el zurdo Ricardo Palma, quien integró el staff de pitcheo en el primer Clásico Mundial, junto a estrellas como Johan Santana y Freddy García, y el camarero Liu Rodríguez, quien jugó en 1999 con los Medias Blancas de Chicago. Su mentor, Henry Campos, ha declarado en más de una oportunidad que sus pupilos discutirán la medalla de oro. Bienvenido el optimismo, aunque sea a ultranza¼ pero esa es una meta demasiado ambiciosa.

MÉXICO: desde hace ya algún tiempo los mexicanos forman sus conjuntos a eventos internacionales con jugadores escogidos de su liga profesional de verano, categorizada como Triple A desde mediados de la década de los años sesenta. Cuatro ex grandesligas y un cuerpo de pitcheo con Francisco Campos a la cabeza (el lanzador que superó a Cuba en Santo Domingo 2003) son sus mejores credenciales. ¿Lo peor? La enorme presión de la prensa y el público, que no admite otra cosa que llegar a la final por el título, y la inexperiencia de su mentor, el ex jonronero de los Rockies de Colorado Vinicio "Vinny" Castilla, para quien esta será su primera experiencia en estos trajines. Tradicionalmente le juegan bien a nuestros peloteros y deben de pasar a la semifinal. Lo demás está por ver.

ESTADOS UNIDOS: pudiera pensarse que los norteamericanos han sido grandes perdedores en estas justas panamericanas. Pero si revisan la tabla del medallero histórico, verán que han discutido el primer lugar en nueve ocasiones. Sus representantes son universitarios, la mayor cantera de la cual se nutren las Grandes Ligas. Hombres como Fred Lynn, aquel que le conectó cuadrangular a Huelga en Cali 1971 y que luego fue el primer bateador en ganar el mismo año las distinciones de Novato del Año y Más Valioso; el jonronero Mark Mc’Gwire y el lanzador Justin Verlander, un derecho con recta de 100 millas que fue el Novato del pasado año en la Liga Americana, han defendido el pabellón estadounidense, entre otros muchos. Esta versión pudiera tener futuras estrellas y, además, se prepara con ahínco, pues jugarán 16 partidos de entrenamiento, 6 versus universidades norteamericanas, 5 vs. Taipei de China y otros 5 vs. Japón. Será el mismo equipo que enfrentará a Cuba los días 6 y 11 de agosto en Rotterdam. Deben de ganar el grupo B y avanzar a la final.

DOMINICANA: conforman una escuadra similar a la que los representó en los Panamericanos hace cuatro años, la cual decepcionó a todos al ser eliminada en cuartos de finales por Cuba. Luis Polonia repite y uno de los jardineros será Raúl Mondesí, famoso por su potente brazo, activo en Grandes Ligas hasta el 2005 y un acumulado de 271 cuadrangulares, además de José Offerman y Winston Guerrero. Su pitcheo no parece nada del otro mundo y ese pudiera ser el principal problema, aunque cuentan con un ex grandes ligas, José Jiménez. Entraron a última hora, debido a la intempestiva renuncia de Canadá, y pudieran salir entre los primeros.

NICARAGUA: afrontaron enormes dificultades financieras para reunir el monto necesario que demandan una preparación y posterior viaje. Durante días la preselección solo contó con 23 hombres. El seleccionado dado a conocer reúne a caras harto conocidas, los Nornam Cardoze, Henry Roa, Julio Raúdez, etc., junto a rostros de nueva promoción. Tienen tradición —es el deporte nacional desde hace mucho—, y recientemente superaron dos veces a los istmeños en un tope de preparación. Quizás su actuación sea decorosa.

BRASIL: algunos colegas de la prensa internacional les llaman "braponeses", debido a la ascendencia nipona de la mayoría de sus integrantes. Constituye una de las naciones que más adelantan en este deporte y ya no son un plato fácil de digerir para nadie. Su condición de sede podría ayudarlos.

CUBA: la gran favorita y el principal objetivo del resto de los participantes, quienes por regla general colocan a sus mejores lanzadores para tratar de obtener una victoria muy codiciada. Esta selección llama la atención por cuatro razones: el debut de cuatro figuras, pese a ser solo 20 jugadores; el regreso a las filas del equipo grande del derecho santiaguero Norge Luis Vera, la ubicación de Alexei Ramírez como custodia del segundo cojín y la presencia de cuatro lanzadores zurdos por segunda ocasión en una justa internacional (anterior: Centroamericanos de 1990).

Decenas han sido los correos recibidos en nuestra redacción con un mismo tema: la alineación regular. Me atrevo a dar la mía: Giorvis Duvergel, Yoandry Urgellés, Yulieski, Mayeta, Cepeda, Alexei, Urrutia, Pestano y Paret. Los dos primeros, Giorvis y Urgellés, se embasaron en total 314 veces solo por concepto de jits (219) y bases por bolas (95), además de robarse 35 almohadillas. Alexei disparó en total 23 jonrones, incluidos los play off, y le añadiría fuerza al centro de la alineación, mientras Paret se sentiría más "refrescado" en el noveno turno.

Hasta aquí el análisis. Lo que suceda en el terreno a partir del 14 de julio lo confirmará o lo negará, un riesgo que siempre hay que correr.

 

Equipo de Ediciones Digitales de Granma
Subir