La hazaña es Félix Savón

Félix Savón, el legendario boxeador guantanamero, comenzó a hilar su historia olímpica en Barcelona 1992, al ganar el cetro en la división de los 91 kilogramos, para aportar una de las siete preseas doradas de los pugilistas cubanos en la cita española.

   Luego vendrían sus triunfos inobjetables en Atlanta 1996 y en Sydney 2000, lo cual le permitió al gigante de San Vicente igualar las tres medallas de oro olímpicas ganadas por los también boxeadores Lazlo Papp, húngaro, y el tunero Teófilo Stevenson.

   Sin embargo, muchos especialistas consideran a Savón como el “boxeador historia” porque, además de esos relevantes resultados en citas estivales, ganó el título en seis campeonatos mundiales, un palmarés difícil de igualar.

  • Tres títulos olímpicos: Barcelona 1992, Atlanta 1996 y en Sydney 2000.

  • Seis campeonatos mundiales logrados en 1986 (Reno), 1989 (Moscú), 1991 (Sydney), 1993 (Tampere), 1995 (Berlín) y 1997 (Budapest). En los mundiales de 1999, celebrados en Houston, Savón no se presentó a la final que debía disputar contra el estadounidense Michael Bennet, tras la retirada de la delegación cubana del certamen en protesta por los discutibles arbitrajes durante la competición.

  • Tres títulos panamericanos en 1987 (Indianápolis), 1991 (La Habana) y 1995 (Mar del Plata)

  • Dos campeonatos de Centroamérica-Caribe en 1986 (República Dominicana) y 1991 (Cuba)

  • En 1985 ganó su primer Campeonato Nacional Cubano en la división crucero (pesos pesados) y defendió con brillantez el título durante once años consecutivos.

 

   Savón es el abanderado de los grandes campeones del cuadrilátero que ha aportado la provincia de Guantánamo en la historia del boxeo revolucionario en Cuba, ya que boxeadores de esta provincia han ganado ocho medallas de oro en olimpiadas.

    A Félix Savón lo caracterizaron su nobleza de carácter y su disposición férrea de enfrentar las dificultades en los disímiles combates que tuvo que efectuar en diferentes regiones del planeta, desde campeonatos centro y panamericanos, hasta los citados mundiales y olímpicos.

   Su ejemplo de atleta consagrado, que no se dejó amilanar por las dificultades, ni por el empeño de la mafia del pugilismo por comprarlo, lo convierten en un hombre digno de imitar y recordar por las nuevas generaciones de jóvenes boxeadores de Guantánamo y de Cuba.

   No alcanzarían los adjetivos para calificar las hazañas de Savón en los cuadriláteros nacionales e internacionales: la hazaña es Félix Savón.

  

 

Ir a la página inicial

Redacción Deportiva y Equipo de Ediciones Digitales del Periódico Granma
http://www.granma.cubaweb.cu

Ir arriba