Dos hombres y un objetivo

Roniel y Robeisy, por el oro

Ariel B. Coya, enviado especial

LONDRES.—Sobre dos hombres en específico, Roniel Iglesias (64 kg) y Robeisy Ramírez (52), descansan las esperanzas del boxeo cubano este fin de semana para reconquistar el oro olímpico, después de que los medallistas mundiales Lázaro Álvarez (56) y Yasnier Toledo (60) quedaran en bronces.

A sus 18 años Robeisy Ramírez, ha mostrado la calidad y flema de todo un consagrado. FOTO: MARCELINO VÁZQUEZ, ENVIADO ESPECIAL

A sus 18 años Robeisy Ramírez, ha mostrado la calidad y flema de todo un consagrado. FOTO: MARCELINO VÁZQUEZ, ENVIADO ESPECIAL

Y eso Roniel lo tiene claro. De ahí que, pese a haber superado ya su actuación de hace cuatro años, el titular del orbe en Milán 2009 no quiso arrojar la toalla ni poner paños tibios. “Me siento feliz con este paso, pero la tarea no ha terminado y todavía no estoy conforme. Me he preparado bien para alcanzar el sueño por el que estoy aquí y para mejorar mi bronce en Beijing pienso en el oro. Creo que llego a la final en mi mejor momento”, afirmó inmediatamente, nada más doblegar 15-8 al italiano Vincenzo Mangiacapre.

Incentivos tiene de sobra el vueltabajero, pues deseoso de sacarse la espina del último Mundial, la oportunidad de la revancha le llega en bandeja de plata. Frente a frente tendrá hoy al ucraniano Denys Berinchyk, que entonces lo superó en su debut por apretado veredicto de los jueces —tras empatar 13-13— y ahora llega a la discusión del título al vencer 29-21 en semifinales a Munkh-Erdene Uranchimeg, de Mongolia.

Mientras, Robeisy, a despecho de sus 18 años, asume el reto con la flema de un veterano. “Los Juegos Olímpicos son lo más grande para cualquier atleta, pero al final, la discusión del oro será un combate más: solo yo, el ring y un contrario”, afirmó el cienfueguero, campeón de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Singapur 2010, quien guapo y fajador ha despachado hasta ahora, sin complejos, a todos sus rivales.

El último de ellos: el irlandés Michael Conlan, al que superó en toda regla 20-10 con sus imparables andanadas deparándole, incluso, un conteo de protección, con lo cual se medirá por la corona mañana con el mongol Tugstsogt Nyambayart, vencedor 15-11 del experimentado ruso Misha Aloian en el pabellón ExCel.

Para la Mayor de las Antillas, lamentablemente, no pudo avanzar a esa instancia el monarca del orbe Lázaro Álvarez (56), al verse sorprendido 14-19 por el irlandés John Joe Kevin, sobre todo durante el primer asalto, en el cual el europeo impuso el ritmo (5-3) con buenos golpes desde la larga distancia.

En tanto, el submonarca Yasnier Toledo (60) igual debió conformarse con un bronce, tras el exigente duelo que lo enfrentó al extraclase ucraniano Vasyl Lomachenko, en una reedición de la final mundialista de Bakú 2011. Dueño de la Copa Val Barker al mejor púgil en la capital china hace cuatro años, Lomachenko se impuso 14-11, refrendando su condición de gran favorito para confirmar su supremacía en esa división.

11 de agosto de 2012

 SubirSubir