Ruedas mágicas para Gran Bretaña

Ariel B. Coya, enviado especial

LONDRES.—No caben dudas. Si la nación anfitriona de estos Juegos está donde está en el medallero, se lo debe en buena medida al ciclismo, sobre el cual ha construido un auténtico imperio.

Con su sexto cetro el británico Chris Hoy superó al remero Steve Redgrave como el más laureado en Juegos Olímpicos. FOTO: DAYLIFECon su sexto cetro el británico Chris Hoy superó al remero Steve Redgrave como el más laureado en Juegos Olímpicos. FOTO: DAYLIFE

No por gusto fue Bradley Wiggins —flamante ganador del Tour de Francia— el encargado de tañer la campana gigante en la ceremonia de apertura, y no en vano, una ciclista, Lizzie Armitstead, se convirtió en la primera medallista británica, con la plata de la ruta femenina. Y el propio Wiggins, si bien no alcanzó el primer oro como tanto se esperaba, hizo después el 1-3 junto a Chris Froome en la contrarreloj para varones.

Pero si en la carretera fueron superiores, en el velódromo simplemente arrollaron, ganando hasta siete de los diez títulos en liza, con una plata y un bronce. Al punto que solo se le escaparon los oros del sprint por equipos (f) para Alemania, el del omnium (m) al pecho del danés Lasse Hansen y el de la velocidad pura (f), en la que únicamente la australiana Anna Meares pudo destronar a Victoria Pendleton para tomarse la revancha de Beijing 2008.

Tan abrumador fue su dominio, que durante la última fecha, sin más, Chris Hoy desplazó al legendario remero Steve Redgrave como el británico más laureado en la historia olímpica, al conquistar su sexta corona en el keirin y Laura Trott se agenció su segundo oro en el maratónico omnium (f) de dos días. Prueba esta última en la cual la cubanita Marlies Mejías, a sus 19 años, refrendó la mejor actuación por Latinoamérica, al culminar octava con 57 unidades. Los pedalistas locales, como afirmó sugestiva la directora del equipo francés, Isabelle Gautheron, cabalgaban sin duda sobre “ruedas mágicas”.

7 de agosto de 2012

 SubirSubir