¡Pupo asaltó la gloria a tiro limpio!

Alfonso Nacianceno, enviado especial

LONDRES.—Tensión, ecuanimidad, enfoque, precisión. A todo eso apostó el pistolero rápido Leuris Pupo para darle a Cuba la primera presea dorada de la historia en este deporte y de la delegación en esta cita.

FOTO: RICARDO LÓPEZ HEVIA, ENVIADO ESPECIAL

“Nunca imaginé llegar a una final, más bien estuve concentrado en cumplir las indicaciones técnicas y así llevé toda la competencia”, afirmó el campeón, quien al acercarse a la prensa confesó no creer lo que estaba viviendo.

“Como las medallas se discutieron en una sala diferente a la de las dos etapas precedentes —en las cuales culminó tercero con 586 puntos, por detrás del ruso y recordista mundial Alexei Klimov (592) y del chino Feng Ding (588)—, debí adaptarme a la vista de las miras, comprobar la calidad de la luz, aunque tres días antes había estudiado de qué manera comportarme en ese escenario demasiado iluminado”.

“Cuando vi caer al ruso —dijo— pensé que ya tenía en la mano la medalla de bronce. Entonces debía “batirme” con el indio, a quien conocí en una Copa Mundial, y tanto él como el chino Feng Ding integran el grupo de la elite internacional. Aquí no hubo ningún ‘eléctrico’ colado para sorprendernos, por eso estoy satisfecho de haber vencido”.

“Mientras tiraba en la final, me vinieron a la mente algunos pensamientos, entre ellos imaginé cómo se sentiría la gente en Cuba si yo ganaba una medalla. Ahora imagino que todos hayan ‘brincado’ de alegría”.

Para su entrenador Meinardo Torres, el holguinero de 35 años realizó un gran esfuerzo “frente a hombres haciendo series fantásticas en cuatro segundos y él mantuvo el control, permaneció a su nivel. En los test pedagógicos alcanzó tiradas superiores a 590, pero aquí una de 586 es muy buena, fíjense si es así que en Beijing 2008 (séptimo) quedó en 583”.

“Complace trabajar con Pupo. Es un deportista muy disciplinado, sabe lo que quiere, y se entrega al entrenamiento en las partes física, técnica y psicológica”.

REMATE SIN COMPASIÓN

El indio Vijay Kumar, quien terminó cuarto en preliminares, entró en la disputa de metales (seis competidores) al sumar 585, en tanto hacia el ruso apuntaban los dedos índice como favorito para capturar el oro.

Klimov inició la ronda de disparos en pos del podio marcando 5, lo mismo que Kumar, pero Pupo comenzó bajo, al anotarse un 3. A partir de ahí el nuestro estampó una trilogía de 5 consecutivos y concluyó esa serie de 20 “balazos” en el primer escaño (18 puntos), por encima del hasta ese momento líder (14), con el asiático y el indio en 16.

En lo sucesivo —aplicando el nuevo reglamento para discutir las finales— en el primer corte de cinco tiros quedó fuera el alemán Christian Reitz (sumó 13 unidades); más tarde cayó el chino Jian Zhang (17) y el graderío quedó atónito cuando en la tercera serie, tras cumplirse los 30 disparos, Klimov (23) enfundó su pistola.

Así, la escena quedaba a punto de mate entre Pupo, Kumar y Ding ganadores de oro, plata y bronce. La pizarra exhibía entonces los 34 del antillano, por 30 y 27 de sus escoltas, respectivamente.

La hazaña del caribeño constituyó récord olímpico e igualó la cota mundial para una final.

 

4 de agosto de 2012

 SubirSubir