Actualizado 3:00 p.m. hora local

El abrazo de Raicel

OSCAR SÁNCHEZ SERRA

Había que verle la cara, era una cascada de alegría incontenible. La satisfacción no le cabía en el rostro. Estaba eufórico, acaba de sacar el out 27, completando tres entradas en el juego más importante de su equipo en el tercer Clásico Mundial, y como si fuera poco el capítulo final fue escón de ponches. Tras el último lanzamiento, un abrazo desbordó la gratitud y sinceridad de sus 19 años.

"Quería que llegara el momento. Nos hemos preparado muy bien y el profesor Víctor Mesa me había dicho que estuviera listo. Subirse a la tabla de lanzar con el Cuba detrás, millones de gente mirándote y un estadio que parece un mundo, es tremendo, pero tenías muchas ganas de vivirlo".

Raicel Iglesias es el pelotero más joven del equipo Cuba. A él le encomendaron nada menos que cerrar y conservar la ventaja en el primer choque frente a Brasil.

Y lo hizo cosa fácil. Tres entradas completas permitiendo un solo jit, con cinco ponches, sin regalar base por bolas, en fin todo un consagrado que acaba de debutar.

"Cuando supe que podía tener esa misión estudié bien a los contrarios. Por eso no dependí de la bola rápida, aunque no deje de usarla. Puse énfasis en las bolas de movimiento y ya ve, dominé", dijo.

¿Quién salió a buscar al otro para ese abrazo después que alcanzaste el último out con ponche, tu o Víctor Mesa?

"Yo no sé si él salió, creo que sí, pero lo que si te puedo decir es que lo busqué, quería agradecerle por la confianza, por darme ese momento y yo creo que él quiso decirme algo parecido. Lo cierto es que nos encontramos y nos dimos ese abrazo que para mi fue un premio, y si él vino a buscarme, pues todavía es más grande. Eso quiere decir que lo hice bien".

Poco después de la escena le preguntamos al director del equipo cubano por Raicel. "Es un gran talento, va a ser uno de los grandes lanzadores de nuestro béisbol. Hoy está listo para cualquier tarea, contra cualquier adversario. Tiene decisión y sed de victoria, lo posee todo para llegar muy lejos. Con jóvenes como él, aunque no haya todavía la experiencia, siempre hay confianza, por eso fui a felicitarlo, estuvo inmenso".

 

4 de marzo de 2013


SubirSubir