En torno a la edición 2008

 La epopeya paralímpica (final)

COTO WONG, enviado especial
cwong@granma.cip.cu

BEIJING.— Los Juegos Paralímpicos efectuados en Barcelona 1992 marcaron para Cuba la entrada por la puerta ancha al olimpo del deporte para discapacitados.

Turro sobresalió en los Juegos de Barcelona ´92.

Tres medallas de oro, tres de plata e igual número de bronce resultó la faena de nuestros deportistas, válida para alcanzar el lugar 23 entre 82 naciones.

Entre la decena de especialistas cubanos destacó Omar Turro, primer campeón de la Isla en los 400 metros con sendos récords, mundial y para el evento, y medallista de plata y bronce en los 100 y 200 metros, respectivamente. Oscar Pupo se proclamó titular de los 800 y subcampeón de los 400, y Enrique Cepeda logró el oro en salto triple y bronce en el hectómetro.

También brilló Ernesto Garrido, quien se convirtió en el primer nadador cubano que escaló al podio de premiaciones, con la primacía en los 400 metros libres y el subliderato en los 50 metros del mismo estilo.

En total, los representantes de la Isla estamparon tres plusmarcas mundiales, la misma cifra para el evento y una nacional.

LA MEJOR ACTUACIÓN HISTÓRICA

Si en Barcelona’92 los atletas antillanos dieron la primera clarinada, cuatro años después en la ciudad norteamericana de Atlanta el ascenso fue progresivo e indetenible.

Con una decena de deportistas se lograron ocho medallas de oro y tres de plata, resultados que ubicaron a Cuba en el peldaño 29 entre 123 naciones.

Nuevamente Enrique Cepeda, con sus dos títulos en salto largo y triple —ambos con récords para el certamen— y su bronce en 100 metros planos, y Omar Turro, bicampeón en 200 y 400 con tres plusmarcas, se convirtieron en la punta de lanza del atletismo, que consiguió los ocho metales áureos.

Mención aparte mereció Liudis Masó, la primera mujer en obtener un cetro paralímpico en el lanzamiento del disco, además de una plata en la jabalina.

Los otros ganadores de metales áureos: Ambrosio Zaldívar (400 metros planos), Diosmani González ( 10 000 lisos), y Guillermo Pérez (jabalina). Los cubanos implantaron en total cinco cotas del orbe y siete para los Juegos.

CUARTA PARTICIPACION: SYDNEY’00

Cuatro años después de Atlanta y a ocho de haber obtenido el primer título paralímpico de la historia, Cuba prosiguió aportando monarcas y esta vez, en la bella Sydney, hubo dos estrenos dorados: el de los judocas Sergio A. Pérez (60 kilogramos) e Isao Cruz (81), quienes junto a los repitentes Enrique Cepeda (longitud) y Liudis Masó (disco-récord mundial) aportaron los cuatro primeros peldaños.

Fue una cuarta presentación que tuvo, además, otras cuatro medallas, Diosmani González en los 10 000 (plata) y 5 000 (bronce), y Gustavo Ariosa, segundo y tercero en jabalina y disco, respectivamente.

Con diez atletas la Isla finalizó en el lugar 33 entre 120 países.

LA NUEVA GENERACIÓN

Una nueva generación de atletas concurrió a la justa de Atenas 2004, que marcó el adiós de algunos plurimedallistas que se mantuvieron en la elite del orbe durante varios años.

En la capital helénica, Cuba ofreció una clara señal de que en el deporte para discapacitados mantenía un elevado desarrollo y que el relevo generacional estaba seguro.

Los saltadores Ana Ibis Jiménez y Ángel Jiménez se encargaron de reeditar las hazañas de la Isla en lo más alto del podio, en una cita donde se alcanzaron también dos lauros plateados: Diosmani González, con su tercera medalla consecutiva, y el relevo 4x100 masculino (González-Iznaga-Bustamante-Cepeda). La representación caribeña sumó, además, siete bronces.

Como momentos felices se recuerdan las dos medallas de oro de Ana Ibis y Ángel, ella ante una local que en cada salto hacía retumbar el estadio olímpico Spiridon Louise, y él, ante el ruso monarca paralímpico que tuvo un primer salto demoledor, superado por el cubano casi en el último intento. Y el cierre del relevo 4 por 100, que fue realmente espectacular. Esta vez, la actuación de la Antilla mayor le valió el lugar 43 entre 136 países. Y para Cepeda un cierre de vida deportiva inigualable: cuatro títulos, dos de plata y un bronce.

BEIJING ’08: EL RETO

El día 6 de septiembre se inaugurarán los XIII Juegos Paralímpicos, con unos 4 000 atletas de 150 naciones. Cuba se presentará con la mayor delegación de su historia, 32 atletas y un guía, entre los que destacan recordistas y monarcas del orbe y panamericanos para competir en cinco deportes: atletismo, tenis de mesa, judo, levantamiento de pesas y natación.

Existe optimismo y cuando eso sucede todos los sueños son posibles. Esperemos.

 

 

Ir al 
inicio

Redacción Deportiva y Equipo de Ediciones Digitales del Periódico Granma
http://www.granma.cubaweb.cu

Subir