XXI JUEGOS OLÍMPICOS

MONTREAL-1976

Montreal, en la provincia de Quebec, es la ciudad más representativa de la población francófona de Canadá. Los gobernantes de la ciudad, organizaron en 1976 unos Juegos espectaculares y fastuosos sin escatimar en gastos, llevando a la nación canadiense a asumir un déficit de 1.000 millones de dólares.

Para evitar conflictos entre la población francófona y la angloparlante, la Reina de Inglaterra en la inauguración, pronunció el ritual en los dos idiomas. El pebetero lo encendieron en vez de un sólo atleta, como era habitual, dos. Cada uno de ellos representaban las dos lenguas que se hablaban en el país. El pebetero lo encendieron Sandra Henderson y Stephane Prefontaine.

En 1972 Los Juegos de Munich fueron los primeros que adoptaron una mascota como un elemento más que formaba parte de la identidad del país organizador. Amik, el castor, que fue la mascota de estos juegos de Montreal, recogía el testigo del perrito Waldi que lo fue en Munich.

Carrera de 1500 metros, ganda por el neozelandés John Walker (camiseta blanca)

Países como Kenia, Marruecos, Nigeria, Argelia y Camerún y otros del continente africano no acuden a los Juegos, en protesta de la admisión de Nueva Zelanda, país que toleró la presencia de un equipo de esa nacionalidad en una gira por Sudáfrica, que estaba separada del movimiento deportivo internacional por su política de discriminación racial. Esas ausencias produjeron unas 441 bajas, 173 en atletismo y 90 en boxeo.

El cubano Alberto Juantorena hizo doblete olímpico. Lo consiguió en dos pruebas donde no era habitual conseguirlo, ya que ganó la última prueba de velocidad los 400 metros lisos y la primera del fondo los 800 metros. En esta última batió el record olímpico y mundial con 1:43:4.

La única carrera exceptuando los relevos que ganó un norteamericano fue los 400 metros vallas, con Edwin Moses en 47,63. Moses dominaría esta prueba durante años.

El finlandés, Lasse Viren, repitió el triunfo que había conseguido cuatro años antes en Munich, el doblete en 5 000 y 10 000 metros.

El mejor boxeador amateur de todos los tiempos, el cubano Teofilo Stevenson, ganó su segundo oro olímpico consecutivo en la categoría de pesos pesados.

En la categoría reina, un soviético de nombre Vasili Alexeev, se hizo con la medalla de oro, ganando su segundo título olímpico consecutivo, pues venció también en Munich 1972. Vasili, que medía 1,80 centímetros de altura y pesaba 159 kilos, sumaba un título más a una carrera en la que acabaría batiendo 80 récords mundiales y permanecería entre los años 1970 y 1978 imbatido.

Sin lugar a dudas, la reina de los Juegos fue una rumana de 14 años, de sólo 1,43 centímetros de altura y un peso de 43 kilos, Nadia Comaneci. Haría historia con su actuación en las pruebas del concurso gimnástico.

Nadie hasta la fecha, había conseguido que los jueces, le concedieran un 10 por un ejercicio. Nadia no consiguió uno, sino que fueron hasta siete las puntuaciones máximas que logró.

En Montreal alcanzó 5 medallas, tres de oro (en individual, barra de equilibrios y barras asimétricas), plata por equipos y una de bronce en ejercicios de suelo.

Aunque en categoría masculina, el concurso por equipos lo ganaría Japón, individualmente sería un soviético Nikolai Andrianov, quien dominara la gimnasia masculina, ganando 4 medallas de oro (individual, anillas, suelo y potro), dos de plata (Por equipos y en barras paralelas), además de una de bronce en Potro con arcos.

La República Democrática Alemana arrasa en la categoría femenina; una de sus nadadoras Kornelia Ender había sido la medallista más joven de la historia, al lograr tres medallas de plata en los anteriores juegos de Munich en 1972. En Montreal ganó tres oros en 100, 200 metros libres y los 100 metros mariposa. Su compatriota Ulrike Richter, hizo doblete ganando 100 y 200 metros espalda.

En estos juegos debutaría el baloncesto femenino, el oro fue para la Unión soviética que apabulló a el equipo norteamericano derrotándole por 25 puntos 112-77, En las filas soviéticas jugaba la mítica jugadora Uliana Semenova que con sus 2,10 metros de estatura marcaba la diferencia.

Medallero de Montreal-1976

1976

Cuba en las Olimpiadas de Atenas 2004