Los Tigres toman el Latino

Aliet Arzola Lima

Las nubes desfilaron sobre La Habana. Todo indicaba que no dejarían ningún regalo, pero otra vez se desató furiosa la lluvia para retrasar un par de horas el inicio del segundo partido de la Gran Final entre Industriales y Ciego de Ávila, que comenzó el martes y terminó entrada la madrugada de hoy.

Yander permitió un solo jit. FOTO: RICARDO LÓPEZ HEVIAYander permitió un solo jit. FOTO: RICARDO LÓPEZ HEVIA

Temprana ventaja tomaron los Azules sobre el abridor Osmar Carrero, para deleite de los casi 40 mil aficionados que colmaron las gradas del parque Latinoamericano en osado desafío a la lluvia. Sin embargo, en el tercer capítulo los Tigres ya estaban delante en la pizarra y jamás perdieron la punta.

Ante los envíos de Ian Rendón, por enésima ocasión sin control en sus lanzamientos, la tropa de Roger Machado produjo a sus anchas y mantuvo la línea ascendente en cuestiones ofensivas, acentuando el contraste con la pobre actuación registrada durante la campaña regular.

“Este año subimos las cargas en los entrenamientos pretemporada con vistas a llegar en el tope de forma hacia el tercio final, aunque nunca pensamos que terminaríamos la serie con tan solo 272 de average colectivo. El despertar se retrasó, pero ahora todos están muy ajustados”, señaló el mentor avileño.

Este resurgir lo han sufrido en carne propia los pitchers capitalinos, que han soportado 19 inatrapables en los dos choques, mientras la tanda de Industriales ha flaqueado a la hora cero, en gran medida por el trabajo de los serpentineros, primero Vladimir y ahora Yander Guevara, otra vez dominante como en el sexto juego de la serie particular entre ambos, cuando completó diez entradas sin permitir anotaciones.

Ahora muchos no dan crédito tras las dos victorias avileñas, pues ciertamente Industriales salió con la etiqueta de favorito. No obstante, si un equipo reúne todas las condiciones para vencerlos en estas circunstancias son los Tigres, de lo que es consciente el capitán de los Leones, Carlos Tabares.

“Explotan al máximo los errores del contrario y ponen mucho la velocidad en función de la ofensiva. Saben jugar pelota”, reconoció.

Remar río arriba es la única opción de los Azules, en valla ajena los tres próximos desafíos y con las cábalas en contra, pues de las 12 veces que un conjunto ha ganado los dos primeros pleitos de un play off, en diez se ha llevado el gato al agua.

Para el choque del viernes en el Cepero, Vargas pretende no alterar su rotación y confirmó al derecho Frank Montieth como abridor, mientras Roger dependerá nuevamente de su as, Vladimir García, quien acumula cinco triunfos por segundo año consecutivo en una postemporada.

“Tiene el descanso necesario, está listo y contra Industriales no se puede dar ninguna brecha”, aseguró Machado.

23 de mayo de 2012