Ciego pone la primera

Aliet Arzola Lima

Foto: Ricardo López HeviaEl 26 de enero, Vladimir García tenía balance negativo de ganados y perdidos: cuatro triunfos y cinco descalabros. Ese día, cayó en Artemisa frente al estelar Yadier Pedroso, solo que desde entonces su casilla de derrotas permanece inamovible.

Quince triunfos consecutivos en casi cuatro meses acumula el espigado derecho avileño, el último de ellos contra Industriales en el primer duelo de la Gran Final del béisbol cubano efectuado en dos actos, pues la lluvia, invitada de honor, protagonizó un extenso intermedio que se prolongó por espacio de tres horas.

Antes de que el agua llegara, Vladimir y Odrisamer Despaigne, abridor por los Azules, estaban envueltos en una guerra de ceros, presenciada por más 50 000 espectadores, muchos de los cuales buscaron refugio en las entrañas del parque Latinoamericano cuando comenzó el diluvio.

Durante el impás, las gradas se vaciaron, pero poco a poco muchos retornaron a sus puestos para presenciar el desenlace de una obra, en la que, además de los lanzadores, tuvo un rol protagónico el máscara azul, Lisbán Correa, quien falló en dos lances clave con los ángulos congestionados para dar definitiva ventaja a los Tigres.

"Correa tuvo un mal día, pero seguirá jugando. Frank Camilo tiene tres puntos en la mano derecha y es muy difícil que vuelva al terreno", sentenció el manager Lázaro Vargas, quien reconoció el trabajo de los serpentineros y lamentó que muchos batazos de sus hombres salieran de frente.

En este sentido, destacar la magistral defensa de Vladimir en el box, pues atrapó sendas líneas en situaciones comprometidas. De forma general, el Cañón de la trocha, maniató a la poderosa tanda azul, limitada a tres inatrapables en toda la ruta.

Digno rival Odrisamer, también en plan estelar, aunque después del receso le costó dominar. "Estaba bien tras el descanso, pero me enredé, dos lanzamientos se quedaron altos y me conectaron. Así es la pelota", afirmó el derecho capitalino, que tal vez, cualquier otro día con similares circunstancias no hubiera continuado en el box.

Hoy continúa la batalla en la Gran Final y Roger Machado anunció al derecho Osmar Carrero, quien durante la etapa regular no vio acción frente a los Leones, mientras Lázaro Vargas dependerá del zurdo Ian Rendón, excelente en ocho entradas —sin carreras y cinco jits— ante sus rivales de turno par de meses atrás.

FALLECE EL LANZADOR OSMANI TAMAYO

Lamentablemente este domingo también trascendió la muerte súbita del lanzador santiaguero Osmani Tamayo, a los 32 años de edad.

El derecho, que formó parte durante las últimas siete campañas de la nave indómita, en la 51 Serie ganó siete partidos, perdió cinco y salvó ocho, con 69 ponches y 36 boletos.

Su sepelio será hoy a las nueve de la mañana.

Después del out 27

La quinta pata del gato fue Vladimir

Oscar Sánchez Serra

Primer desafío, primer gran duelo entre Vladimir García y Odrisamer Despaigne. A no dudarlo dos de nuestros mejores lanzadores en este momento y como tales cargaron con la decisión.

Ciego de Ávila, a la postre, venció por una y¼

Quinto capítulo. Industriales logra su primer jit, la lluvia amenazaba y Carlos Tabares en turno. Ante un pitcher que no pierde desde el 26 de enero, con una cadena de 14 victorias consecutivas y un buen tocador en home, podría pensarse en el sacrificio, exigir a la defensa contraria, y acercar a la registradora la carrera que rompería el celofán.

Está en el librito, pero si algo ha caracterizado a la dirección azul es su verticalidad. No lo hizo antes del quinto en todo el campeonato y está disputando la final; le ha dado libertad a Tabares de batear y el hombre que deja la piel en el terreno lo ha cumplido con creces, lo mismo en el calendario regular, en cuartos, en semis y ahora no había porque trocarlo. La prueba es que ante el mismo dominante Vladimir, a 95 millas todavía en el noveno, con dos outs, el jardinero central estaba libre y estuvo a punto de cambiar la historia.

Tocar no era un error, no hacerlo con esta versión azul, tampoco. Lo del quinto no fue la quinta pata del gato. Esa la puso Vladimir García.

 

 

21 de mayo de 2012