Matanzas hoy en el Latino

Aliet Arzola Lima

Hoy se reanuda la final Occidental del béisbol cubano en el estadio Latinoamericano, seguramente colmado de esquina a esquina para disfrutar con dos novenas, Matanzas e Industriales, que han jugado con mucha pasión durante toda una temporada, adquiriendo los méritos suficientes para incluirse entre los mejores cuatro conjuntos del país.

Alta temperatura ha matizado el play off entre Industriales y Matanzas. FOTO: RICARDO LÓPEZ HEVIAAlta temperatura ha matizado el play off entre Industriales y Matanzas. FOTO: RICARDO LÓPEZ HEVIA

Llega en tablas el duelo y el partido se antoja muy importante, pues tomar la delantera permitirá al agraciado enfocar con más sosiego el resto de la serie, la cual espero se mantenga bajo la tónica de la paridad, sinónimo de buen espectáculo y rivalidad.

A todas luces, los Azules parten con la ventaja del factor campo, pues el Latino calienta y presiona a los contrarios, quienes en caso de no mantener la concentración y fallar en el aspecto psicológico pueden sucumbir.

Mucho ha trabajado en ese aspecto el mentor Víctor Mesa desde la misma etapa clasificatoria, cuando efectuaron seis partidos de alta tensión frente a los Leones, una especie de ensayo de cara a una final divisional muy esperada.

En el Latino, por ejemplo, los Cocodrilos alcanzaron una victoria, precisamente con el serpentinero designado para subir hoy al montículo: Maikel Martínez. El derecho, incorporado a la nave matancera bien avanzada la campaña, dejó en cuatro inatrapables a los capitalinos y aspira a repetir la hazaña en un desafío de mucha mayor envergadura.

“Es un estadio donde todo el mundo quiere lanzar, pero no será fácil. Debo trabajar muy enfocado, tratando de poner la bola donde más les duela y sin confiarme de ninguno”, declaró Maikel, quien en el play off anterior frente a Sancti Spíritus tuvo dos aperturas (solo siete entradas) y se fue sin decisión en ambas, con tres limpias en su haber.

En la trinchera opuesta tendrá, con casi total seguridad, a Frank Montieth, un hombre de mucha más experiencia, adaptado a enfrentar altas dosis de presión sobre sus hombros, aunque existen dudas por su pobre labor ante Cienfuegos hace un par de semanas (en tres episodios permitió cinco jits, cuatro carreras, dos limpias).

“Tengo que emplearme a fondo con el objetivo de triunfar. Debo combinar con inteligencia todo mi repertorio y mantener el control sobre la recta, la slider, la curva y la bola de nudillos para poder dominarlos”,

12 de mayo de 2012