Andy Zamora: No me gusta mirar los promedios

JUAN ANTONIO BORREGO

Foto: Alex CastroCuando hace 11 años debutó en la Serie Nacional, ya Andy Zamora había hecho de las suyas en los terrenos de Sierra Morena, Corralillo y Sagua la Grande, e ilusionó a más de un entrenador de la etapa escolar y más que ello, estaba convencido de que su vida, inequívocamente, iba a seguir para siempre ligada al béisbol.

"Soy pelotero de nacimiento, luego continué los pasos de mi padre, pero puedo asegurar que la pasión por la pelota la siento desde niño", cuenta el jardinero derecho del elenco naranja, uno de los bateadores más estables de su alineación, puntal seguro de Villa Clara en sus aspiraciones de pasar a los play off y participante en el Juego de las Estrellas del pasado domingo.

¿Qué heredó Andy de Amado, su padre?

Bueno, no nací con el don de la velocidad, él se embasaba de solo hacer contacto con la bola, quizás heredé su facilidad de batear para la mano contraria, su disciplina, su dedicación...

¿El rendimiento ofensivo en esta Serie a qué se debe?

Siempre me preparo bien, trabajo mucho en el gimnasio, uno va aprendiendo con los años y este ha sido uno más, tal vez con un poco de suerte.

¿Qué te ha aportado Villa Clara como equipo?

Imagínate, Villa Clara es una novena grande, desde que debuté estuve en un play off, he aprendido a jugar a la pelota viva, no todo el mundo ha tenido la oportunidad de estar al lado de Eduardo Paret o de ser dirigido por Víctor Mesa, ellos me enseñaron a sacarle al terreno todo lo que este te puede dar.

¿Cuáles pitchers te resultan más incómodos?

Yadier Pedroso, pero también algunos zurdos como Norberto, Yuliesky González y Julio Alfredo, sobre todo porque uno se enfrenta poco a ellos.

¿Y tus ídolos en la pelota cubana actual?

Admiro a Frederich Cepeda, a Michel Henríquez y a mi compañero de equipo, Ariel Pestano.

En esta Serie en más de una oportunidad has estado coqueteando con el liderazgo de bateo. ¿Mantienes esa aspiración?

No me gusta mirar los promedios, prefiero no estar pendiente de eso para no preocuparme, más que eso me interesa servir a Villa Clara. Puedo estar de líder de bateo, pero si me mandan a sacrificarme, lo hago a gusto.


Subir