Celia Sánchez Manduley: se equivoca la muerte...

Amaya Saborit Alfonso

"Se equivoca la muerte, Celia/ si cree acabar con tanta vida/ y se equivoca la vida/ si cree que te vence con la muerte"[1]. Nunca será fácil referirse a Celia y menos aún pretender describir su esencia en breves líneas, pero decir su nombre es aunar los valores más puros y sinceros; es decir modestia, fidelidad, amor a la Revolución y a su pueblo. Honda consternación y tristeza devino el 11 de enero de 1980, día en que el pueblo cubano sufrió su pérdida irreparable .

La sencillez era uno de sus más honorables valores, y el bienestar de su pueblo, su independencia; y el establecimiento de un nuevo modelo social, los objetivos primarios de su existencia.

Fue por esos principios que, bajo los seudónimos de Norma, Carmen, Liliana y Caridad, integró el Movimiento 26 de Julio y contribuyó a las acciones revolucionarias contra Fulgencio Batista y sus esbirros. También fue la primera mujer en unirse a los "barbudos" en la Sierra Maestra y capaz de ganarse la confianza incondicional de nuestro líder Fidel Castro, en quien creía con vehemencia.

A su extensa labor en la lucha revolucionaria, se debe, además, la creación del pelotón Mariana Grajales, integrado solo por mujeres.

Como ayudante de Fidel se encargó tanto de asuntos políticos como de guerra: se preocupó por el estado de los hospitales guerrilleros, también del funcionamiento de las escuelas en las montañas. Asimismo, se interesó por la situación de cada familia campesina y se dedicó a recopilar toda la documentación de la lucha en la Sierra, posibilitando la creación de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado en 1964.

Del mismo modo impecable en que se desenvolvió en la lucha clandestina; después del triunfo revolucionario no hubo obra social orientada por la dirección de la Revolución a la que Celia no dedicara total entrega.

Fue secretaria del Consejo de Estado, diputada al Parlamento, miembro del Comité Central del Partido y de la Dirección Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas.

[1] Véase "Celia" poema de Francisco Díaz Sánchez.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

Subir

 

 

ecoestadistica.com