Sucesos de Tarará

En la memoria de Cuba

Martha María Mariño Sánchez

Para los cubanos, veintitrés años pueden significar la entrega al trabajo, el fortalecimiento de la obra revolucionaria y de la identidad de lucha inagotable pese a los continuos atentados contra este pueblo sencillo y humilde; pero este 9 de enero, es uno de esos días donde cualquiera echaría tiempo atrás para tratar de evitar los dolorosos sucesos de Tarará, en el cual fueron torturados y asesinados cuatro hombres durante el cumplimiento de su deber.

Foto: Juvenal Balán
El general de brigada Jesús Becerra Morciego, jefe de la Dirección Nacional de la PNR, entrega la distinción “Mérito al Valor” a la madre de Rolando Pérez Quintosa.

Rolando Pérez Quintosa, Yuri Gómez Reynoso, Orosmán Dueñas Valero y Rafael Guevara Borges fueron desarmados, amarrados, golpeados y mutilados por elementos antisociales, que luego se dieron a la fuga amparados por la Ley de Ajuste Cubano, dejando atrás la muerte y el dolor para Cuba entera.

Para honrar a los físicamente caídos, se reunieron en la Base Náutica de Tarará miembros de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), Protección y Guardafronteras, así como oficiales y jefes del Ministerio del Interior, las Fuerzas Armadas Revolucionarias y allegados de las víctimas.

Durante el homenaje, 115 jóvenes del MININT recibieron la distinción "Mérito al Valor" que entrega el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, la misma que de forma postmortem llegaron a manos de los familiares de los mártires por el general de brigada (reserva), Jesús Becerra Morciego, Jefe de la Dirección Nacional de la PNR.

Una causa justa se defiende hasta las últimas consecuencias: fue este el ejemplo que inculcaron la familia y la revolución cubana en cada uno de ellos, por eso el pueblo prefiere pensarlos como inmortales que dejaron bien sembrados sus valores en las nuevas generaciones y en los colegas que hoy reciben tal reconocimiento.

Como dijera el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, durante la despedida de duelo de Rolando, "Con Pérez Quintosa y los compañeros muertos no ocurre como decía Hemingway en su novela "Por quién doblan las campanas", que cada vez que un hombre moría disminuía la humanidad. En este caso no nos sentimos disminuidos, nos sentimos crecidos, multiplicados e inspirados en su ejemplo".

"Ellos supieron morir; Rolando, igual que ellos, supo entregar valientemente su vida por la Revolución y por la patria. Es decir, estuvieron dispuestos a dar hasta la vida por defenderlas".

"¿Y qué podemos decir en este triste momento de despedida? Debemos decir, sencillamente, ¡qué todos nosotros nos sentimos capaces de hacer lo mismo!".

Pie de foto: El general de brigada Jesús Becerra Morciego, Jefe de la Dirección Nacional de la PNR, entrega la distinción "Mérito al Valor" a la madre de Rolando Pérez Quintosa.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

Subir

 

 

ecoestadistica.com