Rap político de Zero Plástica

La banda italiana, una de las líderes del underground del país europeo, ofrecerá un concierto único este jueves a las 9:00 p.m. en el Palacio de la Rumba

Michel Hernández
michelher@granma.cip.cu

Casi 20 años después de que Jovanotti ofreciera un concierto a lleno completo en la escalinata de la Universidad de La Habana, la bandera del rap italiano vuelve a ondear en Cuba. En esta ocasión, los encargados de sacar la cara por la cultura urbana del país europeo son los integrantes de Zero Plástica, quienes aterrizaron especialmente en la Isla para participar en el IX Simposio Internacional de Hip Hop, a desarrollarse en la capital desde este miércoles y hasta el próximo viernes.

Poco se sabe por estos lares de la escena musical de la península itálica que se define por un sello más alternativo, algo que en general alcanza a toda la movida sonora que se desarrolla al margen del mercado en esa nación europea. Y, en cierta medida, estos ases del rap genovés, que se mueven como pez en el agua en el underground, pueden comenzar a llenar esas lagunas que, hay que decirlo, atraviesan indudablemente la geografía de otras zonas culturales de notable resonancia a nivel internacional.

Cabe señalar que la tropa italiana, conocida por sus letras con filo llenas de crítica social que apuntan hacia conflictos que atentan contra el ser humano en cualquier parte del mundo, entre ellos la corrupción política y el racismo, escaló un importante peldaño en su carrera cuando comenzó a darse a conocer con ímpetu en el olimpo del rap mundial, o sea, en las barriadas del Bronx, donde, como muchos conocen, se fraguó una parte fundamental de la cultura hip hop. Su fuerte pegada, incluso, los llevó a convertirse en la primera formación italiana de rap fichada por una disquera estadounidense, en este caso, el sello independiente Nomadic Wax, cuyo ejercicio se aleja de la parte más comercial del rap norteamericano y con el que grabaron su segundo disco, Basta.

Su nuevo viaje a la Isla, donde se las verán con un grupo de exponentes de la pujante pero poco conocida (y divulgada) escena cubana de hip hop, les servirá de cobertura para repasar, además, materiales como Primo Promo, Zero Plástica, P.O.P y Global Revolution, atravesados por un abanico de influencias que van desde Fela Kuti y Manu Chao, pasando por África Bambaataa, hasta llegar a George Clinton y su alucinado funk del espacio exterior.

Aunque, eso sí, los Zero —que han colaborado con alineaciones cubanas como Obsesión, Hermanos de Causa, y Anónimo Consejo, entre otras—, tienen los pies bien puestos en la tierra cuando se trata de utilizar la eficacia probada de los elementos del hip hop (léase, en este caso, graffiti y MC) para poner orden en las mentes y sumarlas a proyectos transformadores que se desarrollen desde abajo y lleguen a influir positivamente en la vida de los seres humanos. Y lo demuestran con un enérgico y contundente show a base de ragga, rap y rock, en el que derrochan adrenalina a toneladas, un show que, ciertamente, vale la pena no perderse.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir