Esta sigue siendo una revolución de jóvenes, como lo éramos el 26 de Julio de 1953

Afirmó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, en el acto central por los 60 años de la gesta moncadista

Dilbert Reyes Rodríguez y Eduardo Palomares Calderón

SANTIAGO DE CUBA.— Esta sigue siendo una revolución de jóvenes, como lo éramos el 26 de Julio de 1953, afirmó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, en las palabras centrales del acto nacional por el aniversario 60 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, dirigió este mensaje a las nuevas generaciones, a las cuales definió como el necesario relevo histórico en la conducción de la Revolución y el socialismo.

"Jamás podrá descuidarse la importancia estratégica que tiene preservar, por encima de todo, la unidad de los cubanos dignos", subrayó Raúl.

foto: Estudios revoluciónEn el cementerio Santa Ifigenia, junto a Raúl, las delegaciones hermanas rindieron tributo al Héroe Nacional José Martí.

En apretada síntesis, significó la trascendencia de la gesta moncadista en el desarrollo de la última etapa libertaria, la victoria de 1959, y las radicales medidas adoptadas por el Gobierno Revolucionario, basadas en el programa refrendado en La historia me absolverá.

También destacó que la Generación del Centenario fue al Moncada a defender la idea de una Revolución internacionalista, como se cumplió luego del triunfo de enero.

Como muestra de esos lazos de solidaridad y hermandad que nos unen a los países de Latinoamérica y el Caribe, fueron las palabras expresadas en el acto por los presidentes Nicolás Maduro, de Venezuela; José Mujica, de Uruguay; Evo Morales, de Bolivia y Daniel Ortega, de Nicaragua; los primeros ministros Roosevelt Skerrit, de Dominica; Baldwin Spencer, de Antigua y Barbuda; Ralph Gonsalves, de San Vicente y las Granadinas y Kenny Anthony, de Santa Lucía; así como el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño.

Los oradores resaltaron la influencia de la Revolución cubana en la lucha de los países de la región por sus reivindicaciones sociales y democráticas; manifestaron su agradecimiento a Fidel, Raúl y al pueblo de la Isla por su desprendimiento solidario; condenaron el bloqueo norteamericano y reclamaron la exclusión de la mayor de las Antillas de la lista de naciones terroristas.

En el discurso conclusivo, el Presidente cubano agradeció a los gobiernos que ofrecieron su apoyo inmediato a la recuperación de las provincias más afectadas por el huracán Sandy, en octubre del 2012.

Puso como ejemplo a la propia Santiago de Cuba, la cual, gracias también a ese aporte solidario, transita "hacia una ciudad bella, higiénica, ordenada y disciplinada; a la altura de su condición de heroína y cuna de la Revolución".

A la celebración del Día de la Rebeldía Nacional asistieron asaltantes del Moncada y del Carlos Manuel de Céspedes, el Héroe de la República de Cuba René González, familiares de los Cinco, brigadas internacionales de solidaridad con la Isla, y diez mil santiagueros en representación del pueblo cubano.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir