Voces con filo

La emisora provincial CMHW arriba a su aniversario 80 enfrascada en hacer el periodismo, la cultura y el entretenimiento que demandan estos tiempos

Freddy Pérez Cabrera

Como cualquier cubano, lo primero que hace el villaclareño común al levantarse es sintonizar su emisora favorita, la CMHW, una grata compañía que le permite informarse y comprender mejor su entorno y el mundo que le ha tocado vivir. Para eso está el programa Patria, conducido magistralmente por dos talentos de la locución y el periodismo, Minoska Cadalso y Samuel Urquía.

Parte del colectivo del programa Patria.

Y como ese espacio, es la mayor parte de programación diaria de la W, como identifica el pueblo a la emisora nacida un 15 de Julio de 1933, hace ahora 80 años, cuando realizó su primera transmisión desde la ciudad de Cienfuegos, para luego ser trasladada hacia Santa Clara.

Para María Teresa Valdés, su actual directora, resulta imposible mencionar un solo acontecimiento político, cultural, económico o de cualquier otra índole que no haya sido reflejado por los trabajadores de esta radiodifusora.

Sin embargo, lo que más admiran los oyentes de la Reina Radial del Centro es su apego al pueblo, a sus problemas y vicisitudes cotidianas, a sus logros y satisfacciones, y a todo aquello que pueda favorecer al ciudadano común, a lo cual contribuyen escritores, directores de programas, periodistas, asesores, técnicos y artistas del cuadro dramático que allí laboran, reconoce la directora de la radio en Villa Clara.

Abel Falcón, ejemplo de periodista.

Para ilustrarlo cita programas como Patria, Radio Revista W, Hablemos, Pañoleta Azul o Alta Tensión, entre otros espacios que tienen mucho arraigo en la población, por reflejar lo que en verdad interesa al oyente.

"Nuestro mayor reto es continuar haciendo el periodismo y el trabajo radial que necesitan estos tiempos; evadiendo la mediocridad, la autocomplacencia, los caminos trillados y la improvisación", expresa la periodista Dalia Reyes, quien se muestra satisfecha de la mezcla de experiencia y juventud que ha logrado juntarse en la emisora en función de esos intereses.

Si quisiera mencionarse un ejemplo del espíritu que ha primado en los trabajadores de la CMHW en estos años, y del respeto que sienten por sus seguidores, bastaría recordar el momento aquel cuando el huracán Michelle derrumbó parte del techo de la emisora, y el colectivo, lejos de amilanarse, continuó haciendo radio desde siete lugares diferentes de la ciudad, manteniéndose durante las 24 horas en el aire, recuerda Jesús Álvarez López, destacado reportero.

Otro momento singular que demostró la profesionalidad del colectivo fue la transmisión, en una gran cadena radial, de la llegada a Santa Clara de los restos del Che y sus compañeros de la guerrilla, recuerda Alexander Jiménez, periodista y actual subdirector de la emisora.

Periodismo de Alta Tensión

Cuando se hable del encomiable trabajo de la CMHW en estos años, vienen a la memoria el nombre de muchísimas personas que han laborado allí para satisfacción del pueblo. Sin embargo, no se puede dejar de mencionar a un joven que ha hecho historia desde que comenzó en la emisora, el cual constituye un símbolo del buen periodismo que necesitan estos tiempos: Abel Falcón Curí.

Roberto Portal, uno de los más fieles seguidores de su labor asegura que Abelito es uno de los periodistas que desde que comenzó en el oficio le imprimió una forma novedosa y profunda al trabajo reporteril, apoyado en su palabra segura y afilada, dirigida contra el desorden, la indisciplina y todo lo mal hecho que afectara al pueblo.

Pero esa conducta, era muchas veces incomprendida, porque no había costumbre de llamar a las cosas por su nombre. Más, Abel insistía, utilizando las herramientas del periodismo investigativo, surgiendo así en 1994 el programa Alta Tensión, con el apoyo de las máximas autoridades de la provincia que veían en el espacio un vehículo apropiado para ayudar al territorio a ser cada vez más eficiente.

Jorge Gómez, director del atrevido y polémico espacio, relata que la mayor virtud de Alta Tensión ha sido la honestidad y el hecho de trabajar en vivo, en un cara a cara entre oyentes y los funcionarios que tienen la responsabilidad de dar respuesta a sus inquietudes, en el que median Abel Falcón y Xiomara Rodríguez.

Diecinueve años después de salir al aire, el emblemático programa que en sus inicios preocupó a algunos, y que siempre aplaudió el pueblo, ha pasado la prueba del tiempo, contribuyendo a la solución de diversos problemas de elevada importancia, un buen ejemplo de lo que debe ser la radio participativa y el enfoque periodístico desde la perspectiva de los más sensibles asuntos de la sociedad cubana.

Merecido reconocimiento

La emisora CMHW recibió el reconocimiento del Buró Provincial del Partido en Villa Clara, de manos de su primer secretario, Julio Ramiro Lima Corzo; así como la Distinción Zarapico que otorga la Asamblea Provincial del Poder Popular en Villa Clara, durante la gala artística por el 80 aniversario de la planta, celebrada en el Teatro La Caridad, de Santa Clara.

La Distinción cultural Zarapico, la más importante que se otorga en Villa Clara, fue entregada a la directora provincial de Radio, María Teresa Valdés, por Marisol García Cabrera, secretaria del órgano de gobierno provincial.

Durante el espectáculo unos 40 trabajadores de la W recibieron el sello 80 aniversario, por su entrega de varias décadas a la radiodifusión.

La gala, concebida a manera de recorrido por las ocho décadas de vida de la emisora, fue momento propicio para distinguir a los doce programas más antiguos de la radio provincial: El Noticiero W, Mañanitas Mexicanas, el programa campesino, el hit parade e Olimpiada de Éxitos, el espacio infantil Pañoleta Azul, Esta es tu novela, El cuento, Teatro, la revista Cultural Hablemos, Hacia la Media Noche, Acción 8.40, y Radio Revista W.

No faltaron en esta gala de homenaje a los 80 años de W el reconocimiento de organismos e instituciones villaclareñas, así como el Sello Conmemorativo 70 aniversario de la CTC que entregó la dirección provincial del movimiento obrero en nuestro territorioo.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir