La grandeza del héroe

Pastor Batista Valdés

Por el modo en que hablaba, era evidente que quería aprovechar al máximo el limitado tiempo de que disponía para comunicarse. Aún así, dispuso de preciosos minutos, en los cuales el Héroe se mostró en toda su grandeza.

Juan Carlos Labrada, el ponchero tunero cuya modestia impresionó a Gerardo.

En el tono más familiar y campechano que pueda imaginarse, dijo: "Compadre, qué clase de hombre es el ponchero ese que trabaja por cuentapropia allí en Las Tunas; me llamó mucho la atención el servicio gratuito que les ha ofrecido a las ambulancias, y la prioridad que les da. Cuando lo veas, salúdalo de mi parte, dale un abrazo".

¿De qué modo Gerardo Hernández, uno de nuestros Cinco héroes injustamente condenados en Estados Unidos por combatir el terrorismo, había conocido de este hombre? Rápidamente "caí en cuenta": lo supo por medio de una breve entrevista publicada semanas atrás en este diario, con el título Aires de bien.

Cuánta sensibilidad lleva dentro el Héroe encarcelado para, en medio del fugaz diálogo telefónico, evocar al noble ponchero que ni siquiera conoce y hasta enviarle un abrazo.

Y qué estímulo para Juan Carlos Labrada Figueredo, el sencillo ponchero tunero, cuya modestia impresionó a Gerardo allá, en el vientre de la Prisión Federal de Victorville, California, donde a veces las horas parecen arrastrarse, y la mente en el encierro da la impresión de volar¼ quizás desafiando las 90 millas de océano o de vacío que median entre el grisáceo litoral de la injusticia y las costas de una dignidad tricolor que nada ha podido ni podrá ahogar.

Todavía me parece escuchar la voz de Gerardo Hernández, mediante el teléfono. Nos habló del béisbol nacional, de su amigo Bill Ryan (canadiense devenido fabricante de bates que hacen llegar a destacados peloteros y equipos cubanos), de la caricatura, de la Bienal Internacional del Humor, y de otros muchos asuntos de su cotidianidad.

Así van los hombres grandes: cargados de detalles aparentemente pequeños, pero que los hacen gigantes en su humanidad.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir