Satélite ecuatoriano Pegaso colisionó pero
continúa en órbita

El director de la Agencia Civil Espacial Ecuatoriana (EXA), Ronnie Náder, informó este jueves que el Pegaso, primer satélite ecuatoriano enviado al espacio, sufrió una colisión lateral con los restos de un cohete ruso lanzado en 1985. Sin embargo, aclaró que se desconoce si continúa en funcionamiento.

 (FOTO: ARCHIVO/ANDES)EL DIRECTOR DE LA EXA INDICÓ QUE EN LAS PRÓXIMAS HORAS PODRÍA CONOCERSE EL ESTADO DEL PEGASO

La víspera, el Comando Espacial de Estados Unidos -instituto que cuenta con tecnología para rastrear los objetos puestos en órbita por los distintos países del mundo- alertó a la EXA de esa posibilidad y este jueves le notificó que no hubo choque directo en el cruce entre los residuos del cohete SL14 y el satélite ecuatoriano, que estaba previsto para las 05H38 GMT.

El impacto de registró a mil 500 kilómetros sobre el rango de Madagascar y a una velocidad de siete mil kilómetros por hora, según afirmó la agencia Andes.

"No hubo una colisión frontal directa, pero sabíamos que el cohete llevaba fragmentos", explicó el cosmonauta. Al tiempo que agregó que alrededor de las 10H10 locales (15H10 GMT) podría conocerse el estado del Pegaso.

Destacó que en la programación de la semana no se contemplaban emisiones del nanosatélite pues su paso era lejano de la estación desde donde se le monitorea, por lo cual se estima que hasta este viernes se pueda conocer su estado.

"Sé que está entero, sé que está en órbita, pero no sé si funciona todavía", indicó el primer astronauta ecuatoriano, quien ya había señalado que "no es la primera vez que Pegaso se va a encontrar con estas cosas porque hay mucha basura en el espacio".

Asimismo, Náder añadió que los satélites que fueron al cosmos junto con el ecuatoriano salieron ilesos del choque, y resaltó que el Pegaso cuenta con un seguro que cubre los gastos de fabricación y lanzamiento, por lo que las consecuencias económicas para Ecuador y la EXA serían mínimas.

El nanosatélite Pegaso, puesto en órbita el 26 de abril pasado y cuya señal de vídeo se capta desde el 16 de mayo, ha logrado enviar imágenes de zonas geográficas de Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

El satélite, durante el enlace y envío de imágenes, también transmite sonidos en código morse que estudiantes pueden decodificar gracias a programas establecidos para ello en el afán de EXA de despertar el interés por lo aeroespacial.

Pegaso, un cubo de 10 por 10 centímetros con paneles solares, que al desplegarse alcanzan los 75 centímetros y un peso de 2,1 kilogramos, fue al espacio a bordo de un cohete no tripulado LM2D, lanzado desde el centro espacial de Jiuquan, situado en la provincia china de Gansu.

El satélite fue construido y armado en Ecuador, lo que demandó 80 mil dólares que fueron aportados por el sector privado, mientras que el gobierno destinó 700 mil dólares para el lanzamiento, seguros, logística y pruebas de certificación del aparato, realizadas en Holanda en febrero pasado.

Ecuador proyecta el envío de un segundo satélite al espacio, llamado Krysaor, en julio próximo desde Rusia, que tendrá las mismas características de Pegaso. (Telesur)

 

 
 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir