Cuba cambiará matrículas de identificación de vehículos

El 27 de mayo comenzará el proceso que, junto a otros cambios en el sector del transporte, contribuirá a su reordenamiento en el país

Maylin Guerrero Ocaña

Como parte de la reorganización que lleva adelante el país en el sector del transporte, según establecen los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, a partir del 27 de mayo se iniciará un proceso de reinscripción general, cambio de chapas de identificación y de licencias de circulación de todos los vehículos de motor, remolques y semirremolques.

Fotos: Agustín Borrego (Periódico Trabajadores)

El viceministro de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, muestra el permiso especial que sustituye a la chapa carmelita.

Las normas jurídicas que rigen los principios de funcionamiento del proceso, y también de otros cambios afines, se encuentran recogidas en una resolución emitida por el Ministerio del Interior, y en tres del Ministerio de Transporte, publicadas en la edición extraordinaria de la Gaceta Oficial No. 011, del pasado 24 de abril.

En conferencia de prensa para precisar detalles sobre el cambio de matrículas, funcionarios de ambos ministerios indicaron que el mismo se produce, entre otras ventajas, por el ahorro que reportará a la economía por concepto de fabricación, cuyo costo de producción será menor, y por tanto abaratará la adquisición y sostenimiento de las piezas, y porque disminuirán los trámites relacionados con estas.

De las nuevas chapas

Las ventajas anteriormente mencionadas se sustentan en las características que tendrán las nuevas matrículas de vehículos, que a tono con la experiencia internacional, mostrarán dimensiones de 200 mm x 140 mm, para las motos, y en el resto de los equipos, de 420 mm x 110 mm.

Eliminándose las diversas combinaciones de colores hasta hoy, ahora el fondo será blanco, con un sistema alfanumérico de una letra y seis dígitos en color negro (cinco en el caso de las motos), en dos grupos de tres para facilitar su identificación. Solo los vehículos pertenecientes a las personas jurídicas llevarán en el extremo izquierdo de la chapa una banda de color azul, con la palabra CUBA en posición vertical (regla de la que se exceptúan los siguientes sectores: oficial, diplomático, FAR y MININT).

Fotos: Agustín Borrego (Periódico Trabajadores)
El coronel Mario Mendoza muestra las nuevas chapas, la de la banda azul (a la izquierda en la foto), en el extremo izquierdo será la perteneciente a las personas jurídicas; la de color blanco para el resto de los vehículos.

La letra se usará para identificar determinados sectores de interés, como por ejemplo: A (oficial), C, D y E (diplomático), K (extranjeros), T (Turismo), F y M (FAR y MININT), y no para identificar la provincia a la que pertenece el vehículo, como ocurre actualmente. Según apuntó el coronel Mario Mendoza Toledo, jefe del Departamento Nacional del Registro de Vehículos, ello permitirá que para el traslado de un vehículo de una provincia a otra, no se requiera cambiar la chapa.

Otro trámite que se elimina, agregó, es cuando se produce la pérdida o deterioro de la chapa, pues ahora solo se asiste al Registro una sola vez para adquirirla. "Ante un caso así, se reasignará otra con una nueva numeración, lo que permite circular la matrícula sustraída o perdida, eliminándose las provisionales, de color rojo".

Los vehículos destinados al servicio de protocolo llevarán, además, en el centro de la parte superior del parabrisas delantero, una pegatina identificativa con el texto PROTOCOLO y orla de color azul oscuro. Asimismo, los de la prensa extranjera llevarán el texto P.EXT, con orla de color verde.

Atentos todos al cronograma de ejecución

El proceso de reinscripción y cambio de chapas está previsto a realizarse en tres etapas, que en total abarcan un periodo de tres años. En la primera fase se convocará a las personas naturales (particulares) y al sector diplomático; y se les dará prioridad, además, a aquellos ciudadanos con vehículos que porten matrícula provisional y a quienes se han trasladado a una provincia y su medio automotor emplea la del territorio de origen.

La segunda etapa corresponderá a las personas jurídicas estatales (chapas azul y carmelita actuales), mientras que en la última será convocado el resto de los sectores de las personas jurídicas.

El coronel Mendoza Toledo señaló que los días de convocatoria para el cambio de chapa corresponderán a los lunes, miércoles y viernes, que con un horario extendido permanecen abiertos al público hasta las siete de la noche. No obstante, indicó, a los titulares de los vehículos que acudan el resto de los días a efectuar cualquier tipo de trámite en las oficinas de Registro de Vehículos, se les dará también, en ese momento, la nueva matrícula.

La población, fundamentalmente los propietarios de vehículos, debe mantenerse atenta a las informaciones que al respecto brinden los medios de comunicación provinciales, destacó el Coronel. En ellos se publicarán el día, horario y lugar al que debe presentarse el ciudadano, según el número de la chapa de su vehículo. De esta manera, dijo, se evitarán las aglomeraciones de personal en nuestras oficinas y se cumplirá el cronograma.

Otros cambios para reordenar el transporte

Nuevas disposiciones legales sobre la explotación, uso y circulación de los vehículos estatales en el país, también fueron emitidas por el Ministerio de Transporte, como parte de los cambios producidos a partir de la reorganización de los Organismos de la Administración Central del Estado.

Entre las principales transformaciones, afines al proceso de cambio de matrículas, el viceministro del Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, mencionó el establecimiento de un permiso especial en sustitución a la chapa de color carmelita, que le traslada a la persona, a través de un carné personal e intransferible, la facultad que se le otorgaba a ese tipo de chapa. El medio de transporte debe circular estrictamente con la persona que porta este documento.

Otra de las medidas tomadas corresponde a la eliminación de la hoja de ruta en vehículos estatales de uso administrativo, específicamente autos, motos y jeeps, anunció el funcionario. No así en el transporte de cargas y de pasaje, donde se mantiene en activo este documento.

En lugar de la hoja de ruta, el conductor de estos tipos de vehículos debe portar un documento para el control del consumo de combustible al equipo. De esta manera, dijo, se realizará un control más eficiente de los índices de consumo de combustible de los medios estatales.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir