Para Santiago, lo mejor

El pintor Nelson Domínguez conversa con Granma sobre una subasta organizada con el noble fin de donar sus ganancias a la ciudad de Santiago de Cuba

Amelia Duarte de la Rosa

La reconstrucción de Santiago de Cuba, luego del paso del huracán Sandy en octubre pasado, ha aunado voluntades a todo lo largo y ancho del país. La recuperación, si bien es notable en su ciudad cabecera gracias al trabajo del gobierno y al esfuerzo del pueblo, aún necesita del incremento del factor económico para subsanar los daños.

Foto: Yander Zamora

El pintor Nelson Domínguez, promotor de la subasta.

El arte, siempre en la vanguardia de todos los procesos socio-económicos, también se ha sumado a las labores que, en momentos como este, necesitan ser prácticas y eficaces. Sobre las acciones emprendidas habla a Granma el pintor Nelson Domínguez, quien junto a otros artistas, tuvo a bien convocar, en noviembre del 2012, una subasta con fines humanitarios destinada a la rehabilitación de ese territorio oriental.

Con el nombre Por Santiago lo mejor, Domínguez —principal promotor— explica cómo surgió la convocatoria que tiene a los pintores como gestores y no solo como meros participantes.

"Casi nunca un pintor se involucra en la organización de una subasta como tal, pero en este caso hay que entender la prioridad, la precariedad de la economía en general y la situación que tiene Santiago. Somos un país pobre, pero tenemos que ser ricos de alma y solidaridad.

"Yo soy santiaguero, nací en Baire, pero existe una provincia más grande que se llama Cuba y cualquier cosa que pase tenemos que colaborar", apunta Nelson, merecedor del Premio Nacional de Artes Plásticas en el 2009.

"Lo que sucedió en Santiago se siente no por ser santiaguero sino por ser cubano, así nació la idea de esta subasta en la cual han participado alrededor de 63 pintores, algunos consagrados y otros muy jóvenes que también acudieron al llamado".

Convocada para el próximo día 26, a las 3:00 p.m., en el Hotel Panorama, el lote para la puja lo componen más de 70 obras, mayormente lienzos, grabados, esculturas y cerámicas de afamados artistas de varias generaciones, entre ellos los premios nacionales de la especialidad: Roberto Fabelo (2004), Ever Fonseca (2012) y el propio Domínguez.

Con la colaboración de instituciones como Havana Club, Coral Negro y la Fundación Caguayo de Santiago de Cuba, para la subasta se ha convocado a los amigos de Cuba, coleccionistas e instituciones privadas. "Confiamos en la sensibilidad y la voluntad que tienen de ayudarnos. De todas formas, la subasta va a ser un éxito, lo que no se venda va a ser donado, junto al monto recaudado, al pueblo de Santiago. Ponemos las obras a su disposición".

El pintor, que inauguró la pasada semana en Matanzas la exposición Autorretratos —muestra 160 obras que con anterioridad han sido exhibidas en otras provincias y, especialmente, en el Teatro Heredia, donde Nelson revela que lo invadió la vanidad de santiaguero de la periferia—, afirma que organizar una subasta es difícil, pero "los artistas cubanos siempre estamos al unísono con la Revolución, nunca hemos estado en la retaguardia. Cuba está viviendo momentos nuevos que exigen mantener vivas la humanidad y la solidaridad."

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir