Tropas Guardafronteras

Insomnes de la Patria

foto: José gabriel martínezHace 50 años, el 5 de marzo de 1963, en un acto presidido por el Capitán Orlando "Olo" Pantoja Tamayo, que cayera heroicamente en Bolivia junto a Ernesto Che Guevara, se levantó en Cayo Libertad el acta de nacimiento del Departamento de Vigilancia de Puertos y Costas, más tarde las denominadas Tropas Guardafronteras, como parte de los Órganos de la Seguridad del Estado de nuestro Ministerio del Interior.

Fidel dio la medida de la importancia de esa fuerza combatiente cuando en el Informe Central al Primer Congreso de nuestro Partido, expresó: "Los guardafronteras, insomnes de la Patria, defienden abnegadamente y en permanente vigilancia, día y noche, las costas de nuestro país".

En esas cinco décadas de abnegación y vigilancia han enfrentado, en estrecha cooperación con los demás órganos del Ministerio del Interior y con las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y el apoyo decisivo del pueblo, las acciones de infiltración de los agentes de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), de grupos contrarrevolucionarios y de las diferentes actividades de ataques piratas contra objetivos económicos e instalaciones cercanos a las costas y a embarcaciones de pesca y otras, al igual que han librado y libran una tenaz batalla frente al contrabando y el tráfico de drogas.

En estos cincuenta años, las Tropas Guardafronteras han recibido la colaboración en cada unidad y en cada puesto fronterizo de los hombres y mujeres del pueblo integrados en las Fuerzas Auxiliares, sin los cuales no hubiera sido posible el cumplimiento de sus misiones y la eficaz respuesta a cada una de las actividades enemigas.

Los puestos fronterizos, en su inmensa mayoría, están situados en lugares aislados y de difícil acceso; ellos subrayan la abnegación y sacrificio de los integrantes de sus unidades.

La exaltación del 5 de marzo entraña reconocimiento de la historia que comenzaron a escribir en los bohíos y casuchas de madera, en los ya lejanos días de 1963, los hombres de las Tropas Guardafronteras, los defensores de nuestra Patria en la primera trinchera de la Revolución.

Es, al mismo tiempo, el homenaje de nuestro pueblo a los hombres que han continuado la tradición y el espíritu de la Sierra Maestra, de Playa Girón, de la Crisis de Octubre, de las misiones cumplidas en aras del internacionalismo proletario.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir