Silvio, Tony y La Gira Interminable

Michel Hernández

La exposición La Gira Interminable, con fotografías de Silvio Rodríguez tomadas durante sus giras por los barrios y pinturas del luchador antiterrorista Antonio Guerrero inspiradas en esas imágenes, quedó inaugurada en el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Foto: Yander ZamoraSilvio compartió con los asistentes a la muestra.

En la apertura, a la que asistió el escritor Abel Prieto, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el cantautor calificó su periplo como "una posibilidad muy importante para el contacto directo con las personas".

"En otros momentos también me he acercado a la gente y he visitado lugares y rincones a veces difíciles. Esa es una satisfacción y una tarea que yo mismo me he impuesto porque me siento bien haciéndola. Es mi manera de ser, no creo que eso me haga mejor persona, pero por supuesto tampoco me hace peor", dijo el trovador en declaraciones a Granma.

El legendario músico, uno de los fundadores de la Nueva Trova, agregó que la gira tuvo de especial que "se realizó fuera de los teatros, sin convocatoria previa, y me permitió llegar a las casas, a los barrios y trabajar directamente con sus habitantes. No ha sido una gira con pretensiones comerciales de ningún tipo. Es una gira de contacto humano. Eso es lo especial".

El periplo de Silvio Rodríguez por los barrios comenzó en septiembre del 2010 y lo ha llevado a ofrecer conciertos en casi 40 comunidades como Cayo Hueso, San Agustín, El Fanguito y La Hata, donde ha estado acompañado de destacados artistas como Omara Portuondo, Los Papines, Frank Fernández, Eduardo Sosa y Kelvis Ochoa, entre muchos más.

El pasado mes de febrero se celebró en las inmediaciones de Casa de las Américas el aniversario 45 del primer concierto de la Nueva Trova. Sobre la vigencia del legado de este Movimiento, el autor de Ojalá indicó que "siempre que existan personas que escuchen a un trovador, este se expresará con tremendas ganas".

"En definitiva, la trova nunca ha sido un fenómeno de multitudes. Son escasísimos los que han llegado a cantar ante multitudes. De ahí que ha sido una actividad de poca gente. Así que siempre que haya cinco o seis personas que escuchen a un trovador, este se sentirá en su condición natural".

Al presentar la exposición, que cuenta, además, con fotografías de Kaloian Santos y Alejandro Ramírez, el director del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, Víctor Casaus, leyó un mensaje enviado por Tony Guerrero en el que consideró a la gira de Silvio por los barrios "como un ejemplo de cubanía, entrega y fidelidad a los principios de la Revolución".

En la cita, donde asistieron familiares de los Cinco Héroes Cubanos encarcelados injustamente en Estados Unidos, se presentó también el libro Enigmas y otras conversaciones, de Antonio Guerrero, y actuaron la folclorista argentina Liliana Herrero y el trovador Vicente Feliú.

 

| Portada  | Nacionales | Internacionales | Cultura | Deportes | Cuba en el mundo |
| Comentarios | Opinión Gráfica | Ciencia y Tecnología | Consulta Médica | Cartas| Especiales |

SubirSubir